viernes, abril 13, 2007

una bella bestia


Con el pase de su film La bella y la bestia (1945), el Instituto Francés de Barcelona continúa un ciclo de homenaje a Jean Cocteau (1889-1963), un homosexual no encubierto, bastante anterior al manoseado invento del Armario de Babel, ese mueble de macrodimensiones al que se supone atiborrado de gays entre indecisos y temerosos.
Aunque mimado por ciertos sectores de la alta sociedad internacional, su vida no fue fácil (¿Hay alguna que lo sea?) En uno de sus libros, Journal d’un inconnu, Jean Cocteau escribió: Si j’écris, je dérange. Si je tourne un film, je dérange. Si je peins, je dérange. Si je montre ma peinture, je dérange et je dérange si je ne la montre pas. J’ai la faculté de dérangement. Je m’y résigne, car j’aimerais convaincre. Je dérangerai après ma mort. No traduciré todo, pero si les digo que déranger es molestar, incomodar, ya sabrán apañárselas solos.
Para los amantes del detalle puedo agregar que:
1) el actor principal del film, Jean Marais, la bestia, fue durante muchísimos años amante del señor Cocteau
2) varias décadas después los decorados sirvieron de inspiración a los artistas de la versión Disney
3) la película es en blanco y negro, la entrada cuesta 2 euros y los pases serán el 16 de abril a las 20.30 y el 17 de abril a las 21 en la sede de la entidad.
ilustración : retratos de Jean Cocteau por Amedeo Modigliani e Irving Penn
BSO : Lakmé, de Delibes

12 comentarios:

Liliana dijo...

Una maravillosa película para no perderse. La he visto varias veces y me encanta... me encanta!!!

LAURAFRU dijo...

Hola Cachito, mirá un titular mexicano de hoy: "Podrían suspender a Silvia Cacho del Pan" (lo encontré buscando por google tu blog!). Si te interesa la noticia: http://www.hoytamaulipas.net/index.php?v1=notas&v2=20755&tit=Podr%C3%ADan_suspender_a_Silvia_Cacho_del_PAN

Besos!

el objeto a dijo...

la película es un derroche de creatividad, buen gusto, inteligencia... visionaria, Jean Marais un sexy atemporal y trisexual... qué bonitas ls palabras de Cocteau. Un lacaniano le hubiera dicho bravo, con-vaincre (vencer al tonto) es mucho menos interesante que de-ranger (cambiar el orden, desordenar) por cierto ¿cual es la banda sonora? ahora la busco...

cocteau twins dijo...

yo suelo poner como banda sonora lo que estoy escuchando, aunque no siempre...no pude encontrar la original de la película, aunque Philip Glass tiene composiciones sobre el tema

gracias laurafru, pero no somos plátanos del mismo cacho.

zbelnu dijo...

Los retratos son bien bonitos. La película me encantó (ya me gustaba mucho el cuento, que me acompañó muchos años, pero su escenificación de la casa, aquellos candelabros, mi recuerdo es vago, con manos que aferraban. Y la bestia transformada en Jean Marais, para mí en su mejor papel. Les enfants terribles también me gustó muchíiisimo. Las butacas son bien cómodas. Pero ya habían puesto ese ciclo, ¿o lo he soñado? Me da la sensación de que todo se repite y hay cosas que nunca llegan...

iluminaciones dijo...

Eso iba a decir yo, la ópera de Glass, del mismo título, fantástica, Aunque Glass es para estómagos delicados...

cacho de pan dijo...

La volví a ver hace algunos años (la primera, en el viejo cine Lorraine de la calle Corrientes)
y quizá yo estaba pasando por un período contestatario, muy ibicenco, ya que me resultó algo fuera de tiempo, demasiado engolada.
Sin embargo la sigo recomendando porque no deja de ser una experiencia única, como todos sus otros films.
Tal vez todo sea un sueño, Isabel, y mañana al despertar me entere de que no han pasado tantos años desde la primera vez.

Glass me volvió loco durante mucho tiempo. Tenía el ritmo que me hubiera gustado imprimir a mi vida.
Ahora ya no quiero que las cosas pasen tan de prisa.

Anónimo dijo...

corro a verla!!!gracias
bea

Anónimo dijo...

mi madre amaba esa pelicula
yo jamás la ví. intentaré llegar
esther

teresa millás dijo...

gracias por avisar, cachito

bea dijo...

cruch,crunch...

paco p. dijo...

por suerte fui con ella, gracias pibe