sábado, abril 21, 2007

lee friedlander







"Yo quería sacar sólo al tío Vern al lado de su coche nuevo (un Hudson), con el fondo de un día despejado. Salieron el coche y él. Y también parte de la colada de la tía Mary, y Beau Jack, el perro haciendo pis ante una valla, y una hilera de tiestos de begonias tuberosas del porche, y 78 árboles, y un millón de guijarros del camino de acceso a la casa, y más cosas. Qué medio tan generoso es la fotografía."
Generosidad la suya, señor Friedlander, y la de su ojo infatigable, perspicaz y preciso. No hay un solo rincón desaprovechado, no hay un solo lugar, objeto o personaje al que no sepa extraer interés, historia, contenido. Me siento muy cercano a su forma de mirar. Sin haberlo conocido hasta esta exposición, siempre me gustaron las imágenes superpuestas, los reflejos, los autorretratos que la cámara me brinda como regalo sorpresa, imprevistamente. Como a él, me seducen los escaparates, los maniquíes, la vida detenida, simulada. El surrealista collage de la realidad visto a través de los espejos. Los brillos inesperados que iluminan de pronto, y tal vez para siempre, nuestra habitual oscuridad.
En Caixa Forum de Barcelona hasta el 24 de junio

24 comentarios:

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Los rostros siempre aparecen relejados, proyectados, nunca directamente.

la muniequera dijo...

muy bueno!

Caty dijo...

que fotos tan buenas!

lydia dijo...

tus comentarios de la expo friedlander, que todavía no he visitado pero sí conozco su obra, me han encantado. ese hombre tiene un don para posar su mirada, a la vez crítica, muy singular y especial que hace que te reconcilies y te quedes fascinado con una parte de los usa, bueno, esa que él te muestra. a mí me gusta mucho el silencio que transmite y en algunas el desasosiego y etcétera. gracias por mandármelo

zbelnu dijo...

La vi en París, es estupenda, aunque en el Jeu de Paume sobraban para mi gusto ciento y pico fotos de paisajes no urbanos, peor sus miradas de la ciudad y sus personajes y sus mobiliarios como personajes me encantaron, cómo anduve... era gigante

La Gata Insomne dijo...

Realmente buenas las fotos, y tus comentarios el EGO un poco disuelto te queda muy bien!!!
sabes que en un taller de escritura en el que pensé entrar alguna vez (virtual) había un ejercicio de inventar historias a partir de una foto, entre las cuales estaba la del chico tumbado en la cama reflejado en el espejo con las fotos.

A mí también me encantan los reflejos, los espejos, los ·extras" en las fotografías.

este señor es un SEÑOR FOTÖGRAFO

cacho de pan dijo...

zb: no sé si anduve tanto en la caixa, pero mis ojos se cansaron de mirar esas cajitas chinas made in usa, tan ricas de imagen, tan sorprendentes y tan conocidas a la vez...a la expo de aquí, creo que es la misma, le sobra muy poco, aunque no me parece que sus retratos de gente sea lo mejor de su obra; las de escenografías cotidianas son realmente fantásticas.
miauuuu: contaría muchíiiiiisimas historias sobre esa foto, no te quepa duda.

lydia dijo...

ya lo comentaremos el día que nos veamos, ¿pero no te parecen muy sugerentes sus imágenes y que permiten muchas lecturas a muchos niveles?. esa superposición de imágenes que tú mencionas, ¿no crees que se podría extrapolar a las lecturas que pueden hacerse de las mismas?. yo las veo como unas cebollas, que puedes quedarte con la primera piel, sin más, aún así son magníficas y dicen mucho, o las puedes ir como deshojando, o pelando, por capas y no paran de hablarte de los distintos temas, mundos, aspectos que aborda en cada una de ellas y otro gran mérito, que no tiene nada que ver con lo dicho hasta el momento, muchas de sus fotos ya se han convertido en iconos de la historia de la foto y justamente y por ahí me gusta y me atrae, sin jamás enfocar ninguno de los iconos turísticos o por los que los usa se conocen, ya la estatua de la libertad, el empire state building,.... y etcétera, pues como no me ponga un freno cuando hablo de fotografía no hay quien me pare ni me haga callar.

lydia O. dijo...

ay, que se me ha olvidado algo que quería comentarte, ¿a ver si compartes la misma opinión?. que sus fotos pueden verse como un acto de extroversión y de introspección, pues son capaces de aportar mucho y a la vez son fotografías dentro de la fotografía, como de hurgar en su interior y aquí sí lo doy por acabado o me odiarás

cacho de pan dijo...

si, estoy de acuerdo, L.O.: no hay nada exterior en sus fotos de exteriores;
creo que ve más y mejor que cualquier cámara: mira en "gran micro angular" y fotografía con su sensibilidad, finísima y a la vez barroca, como gran parte de su obra.

iluminaciones dijo...

No lo conocía, creo. Buenas fotos.
el tema de los espejos y los reflejos me recuerda mucho a Veláquez.

pedro dijo...

mi regalo de sant jordi fue tu novela
me la estoy devorando como a un bocata de jamón

Larroca & Rôo dijo...

Muuuuuy xulas. No lo conocía.

perdita dijo...

Vuelvo a tí como se vuelve al primer amor.
Pasaron muchas cosas. Me pasaron.
Me alegra saber que sigues aqyí.

Hôichi dijo...

cacho de pan, gracías por tu visita

Soy dijo...

quería decirte que el nombre de mi blog ya no responde a la realidad no estoy más en barcelona
me trató tan mal, la odio
o seré yoque no se hacerme amigos

Anónimo dijo...

A mi no me gustó nada

Carlos desde Inglaterra dijo...

lee friedlander es fantástico.
lo ví en el MOMa y aluciné
Carlos desde Inglaterra

zbelnu dijo...

No sé, yo recuerdo algunas callejeras donde los semáforos o los postes o las alcantarillas son como personajes teatrales, una ironía de mirada callejeante y narrativa

cacho de pan dijo...

no recuerdo a nadie que retratara su sombre posada sobre diferentes cosas, desde un camino con pedregullo hasta el abrigo de piel de una señora mayor que va por la calle...irónico, pero no caústico

iluminaciones dijo...

Sí, por eso puse las dos imágenes juntas, por su contraste, una muy pop y la otra más dramática. E
El cambio de estantería quizás sea un comienzo, nunca se sabe.

Liliana dijo...

Genial. Buen ojo, excelente encuadre... ¡qué composición!

el objeto a dijo...

me inspiró eso de la vida detenida, simulada, recortada y reflejada a través de los espejos, donde no hay nada de exterior en los destellos exteriores, donde se ve claramente esa realidad lacaniana (como decía el maestro zen, el sujeto no tiene dos caras, interior y exterior, es una misma cara que se torsiona al infinito...)

Fafner dijo...

Buenísimas las fotos! Ya me haré una escapada a contemplarlas con calma. Gracias por ser siempre tan "agitador cultural", descubriendo nuevos mundos, Humpty Dante, sits on a wall, looking the world.