sábado, agosto 25, 2007

Boogie Days

Colette publica en 1932 Lo puro y lo impuro. Sesenta y cinco años después, en 1997, Thomas Paul Anderson estrenó su primera película, Boogie Nights.
Gracias al trío de Imagenio y a la imprevisible Cosmopolitan TV, una de estas tardes decidí perderme la siesta para ver por segunda vez el film de Paul Thomas Anderson. Nada más suyo, sin duda, ya que guión y dirección le pertenecen. Poco después, todavía conmocionado por esa historia de pérdidas y perdedores que ya me había impactado hace años, en el momento de su estreno, me puse a leer la nota que Isabel Nuñez había escrito para el Suplemento Cultural de La Vanguardia sobre la espléndida escritora francesa, amante de las mujeres, los gatos y los sulfuros de cristal. Nada más terminarla quise ver la cubierta de la recién editada edición castellana del libro de Colette y, al mismo tiempo, saber algo más de una editorial que hasta ese momento no conocía, así que me acerqué como un bicho curioso a la web de Global Rhythm Press.
Cuando unos minutos después pude salir de allí, me quedé pensando en lo que ponía la gacetilla editorial del libro de Colette: "Estamos ante un tratado sobre la complejidad de las relaciones sensuales en todas sus variantes, escrito por alguien profundamente conocedor de la materia. Misoginia y celos, egoísmo, atracción irrefrenable y narcisismo agitan una galería de hombres y mujeres decadentes y derrotados, de vidas vacías sumidas en una continua angustia, de gentes en un callejón sin salida". Sin cambiar ni una letra, el comentario le iba de maravillas a la película de Anderson. A la mañana siguiente, mientras tomaba un café en Ciao Bella, encontré una larga nota sobre Jack Kerouack y la Beat Generation. Anunciaba que el próximo 5 de septiempre se cumplirán cincuenta años de la primera edición de On the road (En el camino) y, como parte de la serie de festejos/homenajes a esa novela que, al pretender retratarla, marcó definitivamente una época, comenzarán el rodaje de una nueva película sobre el tema. Había supuesto que el autor de la nota, un anglosajón de nombre Andy Robinson, recordaría el film de John Byrum sobre la relación triangular, y particularmente apasionada, entre los Cassady, Neal y Carolyn, y el autor de la ya cincuentona On the road. Pero no, allí no decía nada sobre aquella película espléndida, perdida en los laberínticos archivos de alguna apolillada cinemateca, rescatada de vaya a saber cual de los múltiples anaqueles flotantes de mi abarrotada memoria. El título original del film era Heart Beat (1980), y Nick Nolte, John Heard y Sissy Spacek estaban dirigidos por el mismo autor de Inserts (1974). En esta última, tan amarga como la anterior, Richard Dreyfuss es una joven promesa de Hollywood, devenido por su afección a diversos fármacos de venta no legal en decadente director de escenas sexuales explícitas, las llamadas "inserts", para películas de poca monta. Los dos films de Byrum podrían llevar el mismo comentario de la gacetilla del libro de Colette: "...un tratado sobre la complejidad de las relaciones sensuales en todas sus variantes...una galería de hombres y mujeres decadentes y derrotados..." Tanta coherencia comenzaba a preocuparme. ¿Se iría a convertir todo esto en una obsesión otoñal, de temporada?
Para escapar de un otoño en plan franela gris, chaqueta entallada, salté a las páginas rosas del diario condal. Con gorro de lana calado hasta las orejas y sonrisa triunfante de joven arquitecto, el otrora actor Brad Pitt me daba la bienvenida a ese mundo más suave. Sin embargo las coincidencias no dejaban de perseguirme. La nota sobre Kerouak también llegaba desde Nueva Orleans, el lugar donde Brad Pitt está construyendo viviendas ecológicas unifamiliares con materiales que repelen la humedad, el moho y quizá también los tsunamis. El multifácetico Brad, la turgente Angelina Jolie y sus cuatro niños de distinto origen no vivirán en esas casas económicas de nueva construcción. Tienen, se han comprado, un palacete de estilo francés que data de 1830. No puedo criticarlos. Les sobra el dinero, e intentan, como casi todo el mundo, huir de esa fatalidad implícita en la mismísima condición humana, de esa falta esencial que amenaza arrastrarnos a "un callejón sin salida, a una continua angustia".
Nobody wins, canta Elton John. Quizá no haya nada que ganar, ni a nadie, y solo se trate de entonar tu canción de la mejor manera posible. En voz baja y armoniosamente, sin molestar al resto.
photo : Neal Cassady y Jack Kerouak retratados por Carolyn Cassady (1952).

31 comentarios:

ava gardner dijo...

me parecen interesantes (especialmente) los dos últimos enunciados.
también captaron mi atención tus "otros yo" (por eso te he linkeado, cacho de pan).

volveré.

el nombre... dijo...

Colette (si no me equivoco Soler): una autora de excelencia, según mi gusto. Y el comentario acerca de su libro, que termina hablando del tratado sobre la misoginia, los celos, el egoísmo...narcisismo...que agitan a hs. y mujeres de vidas vacías, y angustiadas...
bueno, me parece muy oportuno, para hablar de Brad y su Angolina, quizás ellos necesiten construir esas casas, precisamente, para escapar -como pueden- de esos conceptos que Colette vuelca en sus libros...

un beso, cacho.

el nombre... dijo...

Ah! me olvidaba: muy bueno tu enlace de distintos comentarios, opiniones y noticias!!!!!

Liliana dijo...

"Y un día, cuando todos nuestros parientes sureños estaban sentados en la sala de Testament, hombre sy mujeres tristes con el viejo polvo sureño en los ojos que hablaban en voz baja y quejosa del tiempo, la cosecha y esa cansada recapitulación general de quién había tenido hijos, quién se había hecho una casa nueva, y cosas así, un Hudson 49 cubierto de barro se detuvo en la sucia carretera de delante de la casa. No tenía ni idea de quiénes eran. Un joven cansado, musculoso y sucio, en camiseta, sin afeitar, con los ojos irritados, llegó al porche y tocó el timbre. Abrí la puerta y de repente me di cuenta de que era Dean..."
Jack Kerouac: "On the road"

Según la edición que tengo, esa foto en la que aparecen Neal Cassady y Jack Kerouac fue tomada por Carolyn Cassady, en San Francisco, 1952.

Gran libro, muy buena película, increíbles y queribles personajes y un tiempo que ya no volverá.

cacho de pan dijo...

gracias por el link, ava.

nombre: hablaba de la otra Colette, autora de Gigi, aunque a la Soler también le serviría la opinión del gacetillero.

liliana: gracias por la info. ya he cambiado el crédito de la foto.

besitos a las tres

zbelnu dijo...

Me encanta la foto de kerouac Cassady y tu post, saltando hábilmente entre la literatura-cine y el gossip más puro... Bien, bien, bien. Ay, gracias por el link!!

Lilian dijo...

Y pensar que tuve Boogie Nights en una repisa en mi casa esperando ser vista por anhos hasta que un dia en que no tenia nada mas que hacer la vi y me arrepenti terriblemente de no haberlo hecho antes.

Gracias por presentarme tus blogs a traves de tu visita ... Me encanto tu sitio, los temas que tocas me interesan de sobremanera.

Saludos!
PS: Te deje una pequenha consulta en mi blog

mandarina azul dijo...

Vaya escrito te has marcado, cacho de pan, no tiene desperdicio alguno... :)

He recordado que hace poco leí una frase: "Cuando se es amado, no se duda de nada. Cuando se ama, se duda de todo". No estaba segura de si era de Colette. He consultado, y sí lo es. Así que aunque no viene mucho al caso, pero ya que hablas de Colette... aquí queda.

Un besote :)

Loredana dijo...

Hemos vuelto!

MALEFICABOVARI dijo...

Me han gustado mucho todas esas casualidades que parecen ser la premisa de un otoño calentito, movido, y de sensaciones interesantes. La película Booguie Nights, la ví hace muchos años. No recuerdo muy bien la historia, pero sí el que todos los personajes andaban bastante perdidos y se movían entre la realidad mas burda, y sus sueños mancillados. Necesito una segunda visión de la cinta, y te cuento. Respecto a Colette, siempre sabe ponerle las palabras exactas a todos los sentimientos que existen, y acierta cómo nadie. Ah, Brat... Angelina... uffffffffff, me aburren. Y ellos se aburren... Ya sabes, caprichos de dioses... y el dios dinero por medio...
Un beso fuerte, me ha parecido precioso cómo has enlazado varias historias todas con un denominador común: gente que busca su sitio en esta vida. Excelente, mi enhorabuena.
Un besazo

Mr. John Steed dijo...

HOLLA!

Gracias por el enlace!

el objeto a dijo...

pensaba en todas esas personas que viven derrotadas por la vida, cuando -qué razón tienes!- en realidad nobody wins...
Y nuevas películas no vistas que alimentan mi deseo de cine, de historias, de vidas complejas y personajes que relativizan y aligeran los pesos cotidianos,
y mi nostalgia de un San Francisco atemporal que me acogió hace unos años y me acercó a asia. Kerouac era el que decía "Vamos a gritar nuestros poemas a las calles de San Francisco, vammos a predicir los terremotos!"

vessos

elperdedor dijo...

Amigo cacho…

Perdona el diferido, pero es que acabo de leerte ahora.
Te entiendo, lo de Isabel y lo mío, me refiero. En efecto, tu blog nos ha hecho de alcahuete, pero en modo alguno quiero que te sientas como “elperdedor” (menuda ironía) en esta historia de amor imposible (¡!) entre nuestras dos memorias. Yo, por mi parte, me apunto a hacer un trío memorioso contigo (y con quien sea). A la memoria le gusta la simetría imposible de los triángulos…

En otro orden de cosas… me estás creando un cargo de conciencia. En mi blog se ha iniciado un debate sibilino sobre mi identidad de perdedor. Me están entrando ganas de organizar un referéndum para decidir si me cambio de nombre, lo que pasa es que en estas cosas soy muy poco democrático. Ya veremos. De momento me dedicaré a dejar de bufar (como dice el Arcángel Mirón)

Un saludo de memorioso

luser dijo...

Justo ayer ví una que habla un poco de esto: el buen alemán.
El personaje es un loser total con cara de héroe en rabioso blancoynegro.

el otro cacho dijo...

lilan, mandarina azul, loredana, maléfica, pequeña a, mr john la elegancia, zbelnu, perdedor?, luser, mis queridos retornados: sois como la del poema, aquella que se llevaba la primavera con ella, pero al revés: os habéis traído los calores!!!
bienvenidos de cualquier manera!

zbelnu dijo...

Y yo sin enterarme! Qué es ese asunto que me implica?
Perdedor?, tienes razón, en asuntos como el nombre, se pueden escuchar otras voces o pensar en voz alta, pero sólo hay que seguir el propio criterio.
Ahora haré una incursión de curiosidad

Anónimo dijo...

curiosas coincidencias. Yo también yo también observo ese tipo de cosas, esas coincidencias que en el tiempo descubre uno, pero, no les encuentro explicación posible.
También, quien en algún momento, no ha sido derrotado por la vida?
respecto al anterior post; el futuro podría ser: la capacidad de imaginación de cada uno, se me ocurre ahora.
impromptu.

cacho de pan dijo...

improptu anónimo: sí de eso se trata, o al menos me gusta pensar que es así.

la muniequera dijo...

vuelvo también, y leo tot lo que has colgado, despacito, que el bochorno de por aquí no me deja más... (leí Tormenta por algún lado, y justo mi hermano me estuvo llamando así tras mi último corte de pelo!)

Margot dijo...

Me llevaste de una a otra referencia, imágenes y letras vinieron después... qué capacidad de abrir "cebollas"... jajaja.

La peli me falta, la busco

bajamar dijo...

"Quizá no haya nada que ganar, ni a nadie, y solo se trate de entonar tu canción de la mejor manera posible. En voz baja y armoniosamente, sin molestar al resto"

Una muy grata invitación se esboza en este último parrafo, muchas gracias por eso, y por tu visita en mi espacio, el tuyo un lugar muy ameno

saludos cordiales desde este lluvioso sur co

nomesploraria dijo...

50 años... jo!

"En voz baja y armoniosamente, sin molestar al resto", sí.

cacho de ayer dijo...

bel, vanessa: imaginen un buenos aires donde piazzolla commponía y actuaba, borges paseaba cada día por el centro de la ciudad o se encontraba con bioy en un café céntrico; una ciudad que acogía a gombrowitz, alberti, presas, maruja mallo, manucho mujica láinez, puig, torre nilsson y tantos otros; una ciudad que no dormía de noche y se vestía de gala para ir a la ópera, que soñaba con ser París, New York, Viena y en la que la gente hablaba el mismo idioma con todos los acentos posibles, pero, sobre todo, una ciudad donde yo era un adolescente inquieto, curioso.

zbelnu dijo...

Ajá, esa descripción de BA ha llegado a mi blog, qué envidia nostálgica de la ciudad literaria que no conocí...

u minúscula dijo...

hola, cacho!

el amo de casa dijo...

hola, u minúscula...
hola, només...
hola muniequera, bajamar, margot...pasaré a verlos.

Bambu dijo...

Muy breve: bonito post!

cacho de pan dijo...

bambú: gracias
zbelnu: sólo hay un refugio posible (y suena a gurú de la autoayuda): el moi-même (en francés suena menos autoritario, menos mayestático)
només: creo que a buenos aires mítica no la inventó borges; él sólo supo leerla, como fellini a roma, como w/allen a nuyork. todos tenemos una buenos aires interior, estoy seguro.

zbelnu dijo...

Ajá, aquí también está la respuesta, entonces responderé por partida doble. No me veo refugiándome en moi-même sin sombra de árboles, sin silencio, sin protección contra el ruido, la basura y la brutalidad analfabeta que reina en las calles. Tal vez eso acorte mi tiempo en este mundo, me siento Matusalem

cacho de pan dijo...

bel: cuando encuentres el lugar te sigo sin dudarlo...a un piso cercano...o será mejor una pequeña casa con un jardín algo húmedo?

me angustian un poco estos diálogos virtuales: siempre pienso que mi contestación caerá en saco roto(?)

Isa S.B dijo...

Colette y sus libros de animales, lecturas para niños, y la otra cara de Colette, tan desconocida para muchos...
Buscaré Boogie nights, no la conozco.
Saludos.