lunes, febrero 11, 2008

recocido de trapo

(para Begoña M., que acostumbra leerme mientras desayuna...)
-Espero que todo esto aparezca en tu blog la semana que viene...
La dueña de casa ha decidido no cortarse nada, pedir claramente lo que desea. Como ese otro psicoanalista amigo, también lacaniano, que fue a nuestra charla en el Ateneo sobre Psicoanálisis y escritura y al terminar me dijo:
-Como verás he venido a escucharte. Si faltas a mi presentación de esta semana ya nunca más te dirigiré la palabra.
Fuí, por supuesto. No me gusta perder amigos porque sí. Además hubiera ido de cualquier forma, aún sin tiernas amenazas de por medio. A.C. suele presentar personajes e historias interesantes y yo quería enterarme qué cosas nos iba a contar, o recitar, un poeta concreto uruguayo de gira por Barcelona. Aquello terminó con un sácame de aquí estos poemas. Suelo aguantar mientras aguanto, pero en ciertos aspectos me parezco a un personaje de historieta argentino, un secundario de Don Fulgencio -si no se equivoca monsieur Ch.-, al que llamaban Leche Hervida. En un momento dado, ya sobre las diez de la noche, treinta minutos después de la que se había anunciado como hora de cierre, me pareció oportuno preguntar si esta poesía de signos y caligramas era un juego exclusivo para entendidos, una poesía sólo accesible a otros iniciados en esa disciplina, equivalente al teatro pobre del polaco Jerzy Grotowski, que en los años sesenta del siglo pasado revolucionaba a las vanguardias dramáticas de Buenos Aires con su consigna de "el teatro es para los actores". Al poeta-conferenciante rioplatense no le gustó aquella pregunta, aunque no entiendo muy bien por qué. Creo que apenas escuchó mi mención al siglo veinte supuso que yo lo estaba tratando de anticuado y decidió contestarme de mala manera. Como el que escribe estaba en primerísima fila, al lado mismo del poeta-ponente, mi acelerada huída, acompañada de un "Es muy tarde y no estoy dispuesto a aguantar agresiones injustificadas, sobre todo teniendo en cuenta que esto debería haber terminado hace media hora y tengo otra cita prevista para dentro de diez minutos", fue un mutis digno de un escenario más iluminado.
Por suerte, esta ha sido la única nota algo trepi-dante en una semana por demás afectuosa y de variadísimo espectro gastronómico. A saber:
Sábado noche en casa de la psicoanalista cordobesa (de Córdoba, Argentina) E.W.: animada charla, salmón ahumado, ensaladas y tartas de verduras. El postre fue un flan realmente memorable "realizado" por una elegante funcionaria de Hacienda.
Domingo al mediodía: antiguos afectos reencontrados y deliciosas empanadas caseras en casa de la escritora tucumana Marta Belluscio.
Lunes noche, doble conmemoración del año nuevo chino y del cumpleaños de la pequeña V.; esperanzador año de la rata el primero, orgullosa ratita la segunda. Se comió una tradicional y socializante cazuela china: bullente caldo en medio de la mesa del que se van rescatando apenas cocidos los diversos ingredientes -verduras, huesos con carne, pescados, algunos frutos de azufaifo- sumergidos un momento antes en el caldo por los mismos comensales. Algo asustado por aquel exotismo asiático, preferí tallarines chinos con tropezones verdes, aunque pesqué algún trozo de tofu de la cacerola general. Mientras la pequeña V. deslumbraba con su conocimiento del idioma a los jóvenes chinos de ambos sexos que rodeaban las mesas que al mismo tiempo nos rodeaban a nosotros, yo no podía despegar los ojos de los videos musicales exhibidos desde un gran monitor colgado en lo alto de una pared del no excesivamente espacioso salón comedor donde nos habían ubicado. Fuimos ocho a la mesa, un número chulísimo, redondo. Hubo risas a granel y litchis de postre. También mandarinas, según mandan los cánones del festejo mandarín.
Jueves noche: Inauguración de la muestra ARTEcontraGUERRA en la sala El Refugi del Honorable Ayuntamiento de Badalona. Copas de cava, ambiente relajado y algún que otro croque monsieur en un bar cercano.
Viernes noche: mesa de cinco en casa. Conversaciones intimistas y cazuela de pollo con verduras. Profiteroles de nata y chocolate. Yo comí una manzana Fuji, por eso de conservar la línea y no soñar con dinosaurios color malva.
Ayer por la noche, nuevamente sábado:
deliciosa cena en el cálido y elegante tríplex de otros dos buenos amigos psicoanalistas, B.M. y R.R., con la presencia de otra antigua Sonrisa Vertical, la tan afectuosa como giocondesca M.A. Todos hablábamos castellano y/o catalán, menos un señor alemán muy simpático con el que nos entendíamos un poco en francés y otro poco en el lenguaje universal de las señas, tan caro a nuestro actual presidente de gobierno. Foie con membrillo acompañado de ensalada verde, merluza fresca al horno con patatas y lo que para mí fue un auténtico descubrimiento sensual: ¡el recuit de drap! Tantos años en Barcelona y recién este sábado por la noche me enteré de su existencia. Lo traduje inmediatamente como "recocido de trapo", aunque en castellano resulta tan poco apetitoso al oído como ese otro plato cubano-canario al que llaman ropa vieja. No hablaré demasiado de este manjar de ángeles porque temo que se agoten las, según me dijeron, reducidas existencias. Sólo puedo decirles que por una vez desprecié el helado de dulce de leche tan argentino y me dediqué con devoción casi eucarística al exquisito trapo catalán.
Domingo al mediodía: brunch-desayuno con diamantes. Encuentro con tres buenos amigos en Caixa Forum. Como fondo una pequeña y revitalizante instalación (Petra Mrzyk y Jean-Francois Moriceau) con look setentero en blanco y negro, de dibujos rebosantes de ideas y contenido. Una sabrosa guinda para la exposición sobre los Príncipes Etruscos, tan toscanos como mi padre. ¿Quién no quiere una casa diseñada al estilo del palacio principesco etrusco, con su patio central rodeado de porches y columnas? Allí, en alguno de los textos explicativos que guían nuestro peregrinaje por las diferentes salas, se habla de la raíz griega de la palabra simposio (sympósion). Su significado: comer y beber juntos, festín. Tal cual la agorrionada Edith Piaf de mis nostalgias, yo podría cantar aquello de "no, la verdad, no, no me puedo quejar". Esta semana me la he pasado de simposio en simposio.
ilustra : Mrzyk et Moriceau, Untitled, courtesy Air de Paris, Paris, 2004

26 comentarios:

zbelnu dijo...

Y con muchos manjares! Suerte de la manzana Fugi, que te conserva... Pero ya veo que te has entretenido mucho. En cuanto al poeta hermético ríoplatense, te diste el gustazo! Aún estará pensándote...

cacho de pan dijo...

zbelnu: estará pensándome a mí y a mis muertos...J. dice que gano enemigos...
mucha vida social; supongo que ahora me criticarán por contar mis
encuentros culinarios.

nomesploraria dijo...

PERO NO TE DAS CUENTA QUE LOS DEMÁS INTENTAMOS ADELGAZAR!!! (perdona por el grito, es que en 6 meses de sacrificios sólo he perdido 150 g)

No sé si he comprendido bien, ¿el ponente que te insultó era el mismo que te amenazó si no ibas a su presentación?

nomesploraria dijo...

Recocido de trapo de Fuentita, que bueno.

cacho de pan dijo...

només: yo he dejado de intentarlo, o mejor dicho, lo intento en el tiempo que va de un cruasán de mantequilla a otro...desisto: que me quieran, y me quiera, a pesar de los kilitos de más...
tú puedas llamarlo recuit de drap, que suena mejor...
para nada: el ponente-poeta agresivo venía de allende las fronteras...

nomesploraria dijo...

Recuit de drap de Fonteta, sí. Es delicioso.

el objeto a dijo...

de qué era ese recuit de drap? y ese flan casero? no sé qué tiene de requetebueno los relatos culinarios, sobre todo si los mezclas con la gente... es tu talento bon-vivant, y "el salón" que haces, como la Zbelnu, ahí donde vais creáis el buen rollo... el poeta uruguayo no lo entendió!

por la parte que me toca fue de mis últimos cumples más alegres y relajados, gracias!!

cacho de pan dijo...

només: lo de la fonteta no lo sabía...es marca?

vanessa: el recuit es algo así como un requesón, una nata, crema, mató...todo eso junto pero muy refinado, muchísimo. Con miel y nueces...hummmmm
y el flan, normal, aunque con coco rallado y leche condensada muy suave por el medio...y eso que yo no soy especialmente goloso.

nomesploraria dijo...

No, Fonteta es un pueblo ampurdanés famoso por su recuit de drap.

Ayer comí un flam de queso de cabra en un restaurante de menús que me dejó sorprendido por lo excepcional

porteño dijo...

Estoy tan solo en estos momentos que todo lo que nos contás duele.

cacho de pan dijo...

només: gracias por la información...no conozco Fonteta

porteño: lo siento.

Las3Musas dijo...

Leo tu relato de tertulias con amigos y no puedo evitar extrañar Buenos Aires. Acá en Barcelona aún no he logrado algo parecido, pese a mis buenas intenciopnes y torpes hábitos. Me tomo el avión en cualquier momento ;)

Sobre la foto de las musas: cuando la encontré me quedé perpleja. Me inquietaba sobre todo la sonrisa de la enfermera que acompañaba a los niños. Descubrí que, pese a la primera impresión de "tanatorio" o suerte de "trofeo de caza" de cabeza infantil, la Iron Lung (o pulmón de hierro) era un aparato que se utilizaba en medicina en el siglo pasado para el entrenamiento pulmonar de enfermos que requirieran de asistencia. Siento si te ha afectado.

Pregunta ¿la exposición de Badalona de la que hablás es la tuya?

abrazos curativos
musa

cacho de pan dijo...

3musas: todo lo que sucede en el post sucedió en barcelona...cuánto llevas aquí, por dónde te mueves?
tomar el avión es volver definitivamente?
no te preocupes por mis a veces exageradas respuestas...soy un italiano algo operístico.
sin embargo es cierto que me impresionó la foto, con esos niños apresadoa allí dentro...horror!
la expo es la de badalona, sí, donde están mis dibujitos.
un abrazo no menos terapéutico...o dos.

Begoña dijo...

Caray!! vaya privilegio, con dedicatoria y todo!!!
Leído té en mano, como ya es costumbre, pero esta vez acompañada de un ramo de delicadas rosas, me ha encantado tu crónica semanal de los simposios múltiples y me ha divertido reconocer a -casi- todas las personas, no tanto por sus iniciales como por sus palabras o por menús. ¿ Quien podría quejarse? Es un festín dedicado a la amistad y al calorcillo que nos dan los buenos encuentros!!!!!
Dile a J. que no ganas enemigos, más bien adeptos, ¿sino de qué, tanto simposio?
( Invita a cenar al triste porteño solitario cuanto antes, haz el favor. Me lo he imaginado sin abrigo en invierno, muerto de frío, por no tener un amigo que echarse sobre los hombros!!! )
Un placer compartir recocido & compañía, lo pasamos muy bien.
Uvas & quesos, que saben a besos!!!! ( no vayamos a perder comba)
Con cariño,
Bg
Ah!...genial el dibujo elegido. ¿Podrías pasármelo? ¿y tu texto?.... tengo una costumbre...Una libreta siempre abierta, escribo algo, anoto frases, pego programas de teatro o críticas de cine, tarjetas de restaurantes, cintas de regalos recibidos, trozos de papel, alguna foto y hasta un "piolín" de vez en cuando!! Es como un Blog, pero intimista y matérico. Un álbum perpetúo. Un collage de mis días. En la última página, la etiqueta de "au nom de la rose".

Gise =) dijo...

No veas la semanita culinaria-amistosa-social que has tenido!!! leyendo recordaba el café con leche con un solo croissant( para no engordar) que te he servido tantas veces en el Liceo, y como siempre ibas de café y no te quedabas a comer te perdiste el "recuit de drap de Fonteta" con miel que serviamos nosotros allí, es exquisito como tu dices. Yo en Baires no era my amante de los quesos pero desde que me instalé acá, entre el recuit, el mató y la variedad de quesos que hay para tomar de postre ya casi no recuerdo el postre vigilante, que tanto me gustaba.
El poeta podria haber sido un poco mas amable ya que estabas allí escuchando-aguantando, y la verdad si no aguantabas más nada mejor que decirlo. Escencialmente Cacho...
Es mejor tener un poco de pansita que ser un flaco mala leche...Besotes y sigue cuidando así tu linea que estas cada día más guapo!!!

Gise =) dijo...

Releyendo lo que escribi me di cuenta que faltaban dos cosas: el personaje Leche Hervida es basicamente italiano, en el fondo, te lo digo yo que corre sangre clabresa por mis venas...Lo de recuit de drap, es porque el queso es tan fragil para manipularlo que se vende en raciones individuales envuelto en trosos de "trapo".Por si no lo sabias.
Muaks =)

Las3Musas dijo...

Llevo 6 años en Bcn. Conozco bastante gente pero siento que nada me satisface, como si no encajara en ningún lado del todo. Yo me siento muy latinoamericana y no soporto a quienes reniegan de ello ni a los que no lo respetan. Mi manera de ver la vida está plagada de realismo mágico. Me gusta la política (no los partidos) Soy muy italiana en mi manera de sentir, no lo puedo evitar. No me gusta la tibieza pero tampoco la falta de respeto.

Respondí? ;)

Ya me escaparé para ver tu expo. Te digo algo en breve.
abrazo de musa

cacho de pan dijo...

recuerdo bien el café, los cruasanes y vuestra simpatía...ese oasis liceístico en medio del enjambre turístico. Uno de los amigos del domingo, palermitano él, se ha sentido muy cercano al concepto leche hervida.
Comí el recuit, me lo sirvieron, envuelto en su trapito: una delicia.
Gracias por los piropos, cariño. besote

cacho de pan dijo...

Gise: el comentario anterior te contesta. Olvidé encabezar con tu nombre.

3musas: respondiste muy bien. Sería para hablarlo largo y tendido. Un abrazo.

porteño dijo...

Gracias por el interés.No es muy grave.

karen dijo...

Que buena la recapitulación semanal, me dieron ganas de organizar un par de tertulias y actividades culturales con algunos amigos, los de "la foto" que han estado algo ocupados últimamente, con los que solemos gastar charlas hasta bien entrada la madrugada, dándole rienda suelta a la verborrea cuasi-coherente hasta el cansancio....

Tomo nota del ropero recocido, digo, del recocido de trapo....

Lucía dijo...

Se me ha hecho la boca agua leyéndote así que me ido a por un café y un trozo de bizcocho.
Un abrazo.

P.D. Las manzanas Fuji son mis preferidas.

cacho de pan dijo...

me tranquilizo, porteño.

karen: yo, después de leer a lucía, me voy a por un "antonio" (cafe con leche especial) en el café havaluc.
prueba el ropero y verás que sensación.

lucía: tenemos más de un gusto en común.

vladimir maiakovski dijo...

un poeta concreto uruguayo?

cacho de pan dijo...

vladimir: hay muchos? no daré nombres. Era un tipo cálido y en principio agradable, aunque de carácter algo recio. Titanes en el ring.

nomesploraria dijo...

Que interesante el comentario anterior. Lo leí entero tres veces.