lunes, noviembre 24, 2008

Miho Naomi Murcia

¡Vaya qué graciosillo estoy!, parafraseando en mi título al señor Woody Hereu... Y todo esto a pesar del mediocre hacer de los tenistas argentinos en Mar del Plata, tan rebosantes de soberbia como faltos de entrega, y de los comentarios desagradables de muchos periodistas españoles, decididos a hacer con este triunfo deportivo una gruesa cortina con la que cubrir los serios problemas sociales de un país y un mundo en crisis. Quizás mi contento se deba a que el viaje por Murcia y el Levante español han llenado mi cuerpo y mi corazón de nuevas energías, casi tanto como Eva, José Miguel y Carlos, un amigo que conservo desde la adolescencia, llenaron nuestra estadía de afecto y nuestro auto de solares naranjas recién arrancadas de los muchos árboles que rodean su casa. Me gustó Murcia, me sorprendió Cartagena, me enterneció Orihuela, las tres con innumerables plazas meciéndose con suavidad al ritmo de sus fuentes de agua y rebosando de acacias, olmos, palmeras, palos borrachos, ombúes, ágaves y yucas. Por muy poco no me quedé pegado a la Plaza de la Catedral de Santa María, imponente y barroca, con un costado muy próximo a la escuela de Danza y Artes Escénicas y a su joven alumnado de estética Fame; o me quedo a vivir en plan clochard en la Plaza del Ayuntamiento, junto al río con su gran sardina varada -toda ella de un metal al que supongo bronce- y sus patosos patos auténticos, de carne, pluma y huesos. Casi podría asegurar que esta gente murciana mima mucho a sus árboles. Nuestros amigos nos contaron cómo, hace ya algunos años, del inmenso ficus elástica de la Plaza de Santo Domingo se desprendió una rama que mató a un transeúnte. Otros ayuntamientos más demagógicamente vengativos hubieran talado el árbol para dar ejemplo a sus congéneres, pero el de Murcia decidió rodearlo de una especie de previsora glorieta circular que imposibilita la repetición de ese fatídico accidente.
Por primera vez estuve viviendo en lo que los argentinos llaman Country y aquí suelen denominar Golf: una gran urbanización de casas y apartamentos -a los que sus siempre redundantes promotores añadirían "de alto standing"- rodeando un muy cuidado campo para la práctica de ese particular deporte, sin prisas ni jadeos, tan pausado como paseado. Me gustó pernoctar allí, aunque echaba a faltar el ruido, el desorden y la mugre ciudadana. Tal vez porque Laborare Stanca y no hacerlo también, o porque en mis oídos mar y mal se confunden demasiado inquietándome mucho, dejamos para otro viaje una visita turística a la Manga del Mar Menor. Apenas pasamos por Elche y no nos detuvimos más de lo necesario en una demasiado exprimida Altea, lanzada a la fama popular por su mar, su sol y su siempre escurridiza Pepa Flores, más conocida como la prodigiosa niña... Marisol.
Ahítos de autopistas, llegamos el jueves por la noche a nuestra casa de Barcelona. Stop. Descargamos los bultos y las naranjas. Stop. Nos abrazamos calurosamente con Federico, el felino feliz. Stop.
El viernes a las nueve de la noche, acompañado por un ramo de rosas de color rosado, me presenté en el hotel donde paraban Miho Sakato y su amiga Naomi. Los dorados salones del Avenida Palace fueron una verdadera sorpresa. Con ellos no temo equivocarme como con la sardina murciana: por todas partes hay bronces bruñidos de brillos dorados. Habré pasado por la acera de este céntrico hotel varios cientos de veces y nunca me había asomado siquiera a su interior. Seguramente aparecerá en algunas de las fotos que acompañen este o un próximo post.
De Naomi y Miho no contaré demasiado.Las dos visitantes llegaron tan parcas de palabra -ninguna sabía hablar el idioma del otro- como cargadas de sonrisas tímidas y regalos exquisitos. El emaki que narra nuestro encuentro está todavía sin terminar, es poco más que un boceto. Según dijeron ellas y yo sé muy bien, nos gustamos nada más vernos.
Hoy domingo, a las tres de la tarde y después de un paseo por los montes cercanos, las dejamos frente al Templo Expiatorio de la Sagrada Familia. Nos costó bastante despedirnos. Seguían faltándonos palabras, aunque a esas alturas ya nos sobraran sentimientos. (continuará)

ilustrando este post: Murcia ciudad
leyenda en una pared exterior de la Escuela de Artes Dramáticas y un estraño personaje custodiando la puerta de un antiguo palacete transformado en edificio de oficinas; el imponente ficus gomero o árbol del caucho protegido de sus desprendimientos; el Casino en rehabilitación; el surrealista Monumento a la Capa Española; el teatro Romea, cubierto para su restauración.

46 comentarios:

mary poppins dijo...

que bien nos cuenta Murcia... me alegro especialmente por lo de los arboles y las naranjas.

Cuando conoci a mi actual marido ninguno hablaba el idioma del otro, sera por eso nos casamos, pero recuerdo la quimica y los preimeros sentimientos y darme cuanta que las palabras , mas de las veces, son una simple superficialidad. Salvo cuando tú escribes.

Un beso. Pasate a mi tambien me abrieron la jaula

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Me dejás en vilo, con la crónica de Sakato. Ejem.....he visto una foto del momento flores-dorados-sonrisas.

Je je je je.....mis contactos son infalibles..... :P

Darth Tater dijo...

Querido Cacho,

No imagino cómo has podido aprender los nombres de tantos y tantos árboles pero sí imagino cómo debes haberlos disfrutado. Ya me antojaste viajar a esa parte de España, será tal vez para después de la crisis que nos tiene los pelos de punta.
Por otro lado, como dice Mary Poppins, a veces las palabras están de más. Imagino también la calidez mezclada con curiosidad que sintió Miho al conocerte. Si así escribes Cacho, imagino que el tenerte frente a frente, aún sin la posibilidad de charlar, debe sentirse como entrar en un espacio cálido, amable, donde las miradas y los gestos pueden transmitir muchas y variadas emociones y pensamientos que al empatarse con los nuestros hacen como una burbuja de bienestar.
Suerte Cacho y no dejes de terminar la crónica del viaje y publicar más fotos tan bellas como éstas.

Walter L. Doti dijo...

¡Mar del Plata en España! ¡Qué bueno haber salido un poco de nuestro solipsismo! Pero, al tiempo, qué pena que haya sido para mostrar nuestra característica soberbia.

La recepeción de la niponcita me trajo el recuerdo de la invitación que me hizo una vez una señorita: tenía yo que llegar a las 22 a su departamento y desde que me abría la puerta estaba prohibido hablar. No fui. Pero calculo que hubiera sido una noche mágica.


Cada vez te envidio más por tu lúbrico estilo, Cacho. ¡Saludos!

cacho de pan dijo...

Mary,
gracias. Paso a verte volar. Mi viaje fue de árboles y naranjas, un maravilloso descanso.


Fan:
algún espía escondido entre las zapatillas también doradas de Miho?
Suspenso!
Tendrás que seguir comprando el blog hasta que suelte más cosas.
(Apareciste en nuestras conversaciones más de una vez)

Dante B. dijo...

Darth:
las plantas me gustan mucho desde antes de este viaje. No aprendí sus nombres ahora.
En vivo soy algo más payaso, no te creas. Y cuando aparece mi malhumor mejor esconderse.
Un abrazo agradecido por tus palabras.

cacho de pan dijo...

Walter:
si te ilusiona pensar en tu Mar del Plata vista desde aquí en España, te digo que la cobertura de la Copa ha sido impresionante. Sin embargo, y no sé por qué, no se mostró en ningún momento la ciudad, a pesar de los elogios del periodismo y los tópicos sobre "su Belleza".
A partir del partido de del Potro y su inconcebible derrota, no seguí la competición. ¿Para qué amargarse por algo que finalmente es una distracción con mucho circo y poco pan?
¿Lúbrico por lujurioso o por resbaladizo? Un abrazo.

ALMA dijo...

Soy urbanita por vocación y aunque me encanta visitar sitios y lugares, más o menos tranquilos, ver árboles fuera de los parques y pisar algo distinto al cemento, es verdad que al poco echo de menos el ruido de mi ciudad. No conozco Murcia pero pinta, la pintas, muy bien.

Al leer tu encuentro con Miho, recuerdo el mio este septiembre con Juan43 en Madrid, fue en realidad un reencuentro, como si el día anterior hubieramos ido juntos a pasear. Es una sensación hermosa y reconfortante. Escribí, escribimos nuestra crónica, espero la tuya.

Un saludo

Miroslav Panciutti dijo...

Hace mucho que no voy por Murcia, pero allá por el 81-83 la visitaba con frecuencia, trabajando en la protección de su centro histórico. Lo pasé muy bien en esa ciudad; claro que por entonces no era más que un veinteañero. También fue allí donde pasé los mayores calores de mi vida, un agosto al mediodía haciendo fichas de edificios bajo un sol inclemente (creo que llagamos a estar a 50º). En fin, vista tu crónica habrá que darse un salto.

Luc dijo...

Me quedé pensando en el "extraño personaje", parece Chewbacca de Star Wars.

Abrazo

Noemí Pastor dijo...

Nunca me había parecido Murcia tan bella. Y yo tampoco aguanto el patrioterismo futbolero, ni tenisero.

La Gata Insomne dijo...

como ha de continuar
luego comento

besos

cacho de pan dijo...

Miroslav:
entonces debemos agradecerte, al menos en parte, la recuperación y el respeto hacia muchos edificios notables de la ciudad. ¿Sabrás tú si ese personaje del frente, en la foto superior, tiene alguna connotación que desconozco? Del terribe calor veraniego me han blado todos los murcianos y parece que es insoportable, aunque, ¿peor que el de Sevilla? En esta época el clima era muy agradable, casi perfecto.


Gata:
pues seguirá, seguramente, así que aquí estamos.
Beso

cacho de pan dijo...

Noemí:
¿no sería mejor aceptar el triunfo con alegría, sin necesidad de despreciar al contrario o sentirse superiores EN TODO, cuando todos sabemos que no es así en absoluto?
Vi Murcia rodeado de afecto, y eso imprime calidad a lo que miras.


Luc:
no sé de qué personajes se trata, pero trataré de averiguarlo. La casa estaba construída por indianos, inmigrantes hispanos en América, que retornaban a su país de origen cargados de dinero y nuevas ideas. Es muy Chebwaca.

Dante B. dijo...

Alma:
desgraciada alternativa la de los urbanitas como nosotros.
Como en las viejas parejas, contigo no puedo y sin tí me muero.
Murcia vale más que una misa, seguro.
Del encuentro, estoy madurándolo. Ya saldrá algo, espero.
Un abrazo.

Asu dijo...

¡Qué ganas de viajar contigo, Cachito!

Gise =) dijo...

VAya semanita cariño!!! vos en Murcia y yo volviendo de Alicante... no conozco ninugan de las ciudades que mencionas pero Alicante también está llena de plazas con arboles muy veijos y robustos donde respirar hondo deja los pulmones rejuvenecidos despues de tanto smog...
Que galanteria verte en el hall del hotel con el ramo de rosas...creo que cuando uno quiere expresar a aun amigo lo que siente por el y la alegria que le provoca el encuentro no hacen falta palabras...aunque como sos vos te las debe haber apañado para que te entiendan...
De la Copa Davis mejor no hablar, tanto spot tanto spot para terminar perdiendo, es que la soberbia los mata...
Me gustaron mucho las fotos espero la segunda parte del relato de tu semana movidita!!!!
Me encantó lo de "bronces bruñidos de brillo dorados" sos genial!!!!
Besukones amore!!!!

Noemí Pastor dijo...

Si, Cacho, así es. Sucede que los locutores, queriendo utilizar un lenguaje "cercano", se tiñen de un populacherismo inaguantable.

cacho de pan dijo...

Asu:
si tú sacas los billetes, yo me apunto...(¡no faltará quien me acuse de machista!)


Gise,
gracias: terminaré llamándote cielito, como la danza folklórica argentina.
Nosotros decíamos aquello de mucha mecha para tan poco explosivo...
Mucho ruido y pocas nueces, como casi siempre.
Sigo con el relato apenas me reponga. besotes

Idea dijo...

Todos los encuentros son la coreografìa de una obra que vamos construyendo por el camino, sentí un aire familiar a los sentidos en tu relato, beso enorme, I.

cacho de pan dijo...

Noemí:
a mí su intento de acercamiento no me aleja, me repele.
¡Son tan machos, las tienen tan bien puestas!
Patéticos.



Idea:
también nosotros bailamos nuestro vals, verdad?
Que continúe la danza. Un beso y otro

Noemí Pastor dijo...

Ya, Cacho, pero tú no eres el prototipo de machito ibérico al que mayoritariamente se dirigen. Ni puñetera falta que te hace.

dante b. dijo...

Gracias Noemí...
Los machitos suelen ser internacionales, aunque también es cierto que tienen rasgos diferenciales de época y lugar.
Rascas un poco y aparece siempre lo mismo: nada.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

huy, que cabroncete. Pues si, la muchacha de las zapatillas doradas. Estoy suscrito, lo sabes.

Miho Sakato dijo...

hola dante!

we stay in the netherlands now.

thank you so much
muchas gracias
arigato gozaimasu

lovelovelooooove!

miho y naomi

cacho de pan dijo...

Miho, Naomi,
we love you too...
thanks you for show me that other way of been its possible


Fan;
puedes vengarte diciéndome lo horrible que es mi inglés.
No me ofenderé en absoluto.

Solpatots dijo...

Hola Dante, mis felicitaciones por el encuentro con la Sakato... Venía para ver el post de la Sakato, y me voy intrigado con darme un paseo por Murcia.Estoy de acuerdo con el poco interés que tuvieron los periodistas por descubrir un poco lo que había alrededor de la cancha de tenis... En esta parte tenemos muchos vecinos que vinieron del Mar del Plata. Un saludo, esperaré el post de Miho Naomi Barcelona

cacho de pan dijo...

solpatots:
primera visita, según creo.
Bienvenido... o benvingut.
Creo que lo pasamos muy bien, que el encuentro fue muy amable, a pesar de la dificultad para el entendimiento oral. Hay otros lenguajes posibles, aunque siempre son menos precisos.

No se entiende la falta de promoción de parte de los argentinos. De España no me extraña (vaya slogan), ya que defiende sus cotos turísticos.

Solpatots dijo...

Me paseé antes pero con un perfil muy bajo, de puntillas...una vez comenté al respecto de una exposición creo en la Pedrera, era un relato-carta de una mujer, (recuerdo lo que le dice a su marido de "cuando me hacías fotos con la cámara analógica salí muy delgada y con las digitales salgo gorda")
un saludo

Darth Tater dijo...

"...thanks you for show me that other way of been its possible"
¡eso merece un post! Sacia mi morbo por favor y prometo no volver a pedir que te incorpores al Facebook!

cacho de pan dijo...

Solpatots:
recuerdo, ahora que lo dices, el post, aunque no tu comentario. Bueno, de cualquier manera, bienvenido.


Darth: Tú hablas inglés? Dirías que lo que escribí está bien dicho?
Me suelto, de puro arriesgado, a poner lo que siento, pero con el temor de que sea una barbaridad para alguien que sepa de verdad inglés. Tu morbo será saciado a la brevedad, aunque llevo unos días de desconcierto...

...antidoto esencial dijo...

Ayer vi por primera vez la peli de Woody Hereu. Qué gran decepción, Cacho... Me dormí, y no suelo hacerlo cuando estoy interesada en algo, y me interesaba ver la última de Woody Allen, del cual soy fan. Sobran las palabras...
Sigo con atención tu aventura con Miho (¿es el nombre, o es Sakato?), y sonrío cuando pienso en vuestro encuentro. Babel...
Un beso.

Vulcano dijo...

Murcia qué bien nos cuentas Cacho,
no hay límites de lenguajes, de nada
cuando se quiere uno hacer entender
pues, eso es lo que pasa.

Besos,

esperaré más.


Vulcano.

dante dijo...

Antídoto:
a mí no me pareció pésima, pero reconozco que no ha dejado ni un rastro en mi memoria.
Miho es su nombre, y espero colgar un post sobre nuestro encuentro apenas tenga un poco de tiempo.
Babel, tal cual, aunque sin la frialdad de aquellas imágenes y con dos mujeres encantadoras.

Raúl dijo...

Por aquellos azares personales, a Murcia voy de tanto en tanto. con lo que todo ese paisaje tan bien reflejado en tu entrada, me es bastante familair.
Así que desde este levante español, y sin mención alguna al tema del tenis (sin malos rollos, compañero) se te saluda.

cacho de pan dijo...

Raúl:
sin mención alguna al toc,toc, toc,toc, me alegra lo que me dices. La Murcia y los murcianos que conocí se merecen un buen trato.
Un abrazo

Vulcano dijo...

un abrazo cacho, no viste mi fuego?

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Hombre, no te he oido hablar nunca en inglés y el acento puntúa mucho. Escribiendo te veo muy suelto. Asi que he decidido que además de hacernos rabiar esperando la crónica de Sakato, eres un falso modesto :P

La Gata Insomne dijo...

suena bien
aquí en una plazucha de quinta categoría en un pueblo típico, pseudo centro turístico, de un hermoso y añejo cedro se desprendió una rama que mató a una muchacha.
al día siguiente las paredes llenas de graffitis pro y contra la tala

al otro: chao árbol y por ende chao plaza

cacho de distraído dijo...

Vulcano por dos:
siempre temo que me pase esto. Podría pensarse que no quiero contestar o que paso del comentario. A veces estos entran a destiempo y se traspapelan, lo siento. Ya verás que lo que de alguna manera pronosticabas fue tal cual. Un beso

cacho de pan dijo...

Fanfan:
me convertirás en un ególatra irredimible. Gracias. Me da fuerzas para seguir intentándolo.
Ya tienes la crónica colgada.


Gata:
aquí los cortan antes de las muertes; por pura precaución, según dicen. Sin embargo no constan sucesos de ese tipo y sí de desprendimientos asesinos desde edificios deteriorados...
¿Necesitaremos demolerlos?

zbelnu dijo...

Habrá que irse por allí? Aunque sólo fuese por el árbol...

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

allá voyyyyyyy, pequeño egolatra.

cacho de pan dijo...

zbelnu:
es para pensárselo, aunque tampoco hay por qué ser definitivo...



Fanma:
¿que has dicho?
¿EGÓlatra yo?

Darth Tater dijo...

Cacho,

¿Entonces no hablas inglés? ¡Diablos! Eso despierta más mi morbo. ¿Qué fue lo que dijo, tan ambiguo? ¿Qué fue lo que en realidad quiso decir? ¿Se puede decir con palabras? Es una maravilla, una delicia y algo que en este momento alerta mis sentidos... me encanta ese juego... algo así como Wilde... bravo por Cacho!!!! Un punto más a tu favor, ¡ése fue un servicio as!

p.d. Cacho, si sabes tanto de árboles, explícame por qué los pinos de navidad son cónicos y no como los demás árboles

cacho de pan dijo...

querida Darth:
los pinos de navidad son cónicos porque suelen ser abetos...y los de mentira los hacen así porque los primeros dibujantes los estilizaron de esa manera...
en lo demás me atengo al secreto del sumario (pero en realidad no hay nada que ocultar; es pura coquetería)