viernes, febrero 06, 2009

una Caja dentro de otra

Telecinco estrena un nuevo reality show. Lleva por título La caja y, según dicen sus gacetillas publicitarias, se trata de la exhibición televisiva de una serie de "terapias psicológicas personalizadas". En la primera entrega -que para mí será también la última- un familiar (padre, suegro, abuelo) de cuatro de los muertos en el último accidente de Spanair-Barajas, decide prestarse al experimento como primer "paciente" del grupo de seis psicólogos que se supone supervisan este largo y repetitivo programa.
El invento no es nuevo. Cualquiera de los talks shows de la misma cadena tiene como meta hacer que sus nada desprevenidos invitados sufran, insulten, mientan, exageren, confiesen viejas culpas o pidan perdón por ellas, todo esto, de ser posible, entre abundantes lágrimas y sollozos. En La caja consiguen lo mismo y mucho más, aunque, quizás simplemente por abaratar costos, en este programa han decidido eliminar a todos esos desagradables "periodistas" entrevistadores, habitualmente encargados de guisar las carroñas ajenas hasta convertirlas en alimento de masas, dejando sólo una voz que, de no ser femenina, podríamos suponer como la del mismísimo Dios. El engendro, extraído de los anales de la ciencia ficción más premonitoriamente catastrofista (ver La naranja mecánica, Blade Runner, Brazil o las novelas Un mundo feliz, de Aldous Huxley y 1984, de George Orwell, a quien ya plagiaron, girándole el sentido, desde la idea hasta el nombre de Gran Hermano) ha provocado la ira, justa, por cierto, de diversas sociedades y grupos de psicólogos y psicoanalistas, que acusan al programa de intrusismo y se alarman por la manipuladora frivolización de métodos y conceptos inherentes a su profesión.
Ya sea porque no son espectadores habituales de televisión o porque prefieren que las respuestas lleguen directamente de los implicados en el asunto, muchos de ellos se preguntan cómo es posible que haya personas dispuestas a ejercer de cobayas para experimentos que podrían ser más dañinos que beneficiosos para su ya, por lo mostrado y visto en la pantalla, algo maltrecha salud mental.
No creo que sea necesario esperar respuesta alguna de los participantes en el programa. Hay mucha gente necesitada de dinero, ocupación, reconocimiento, fama. Además de eventuales perversiones exhibicionistas, destaparse "frente a toda España" podría hacer bastante más accesible cualquiera de esas metas.
Vivimos tratando de esquivar una crisis que no es solamente económica y que, al margen de caídas y repuntes eventuales, parece propia de nuestra condición humana. Cierta vez, refiriéndose a un famoso personaje histórico y con su ironía habitual, Jorge Luis Borges dijo: ¡Pobrecito! Le tocó una época muy difícil, como a casi todos los hombres.
A finales de los años sesenta, cuando muchos soñábamos con el poder de las flores, Sidney Pollack adaptó para el cine una sombría y dolorosa novela del autor estadounidense Horace McCoy: ¿Acaso no matan a los caballos? (en España: Danzad, danzad, malditos)
Se las recomiendo. En ella podemos ver que, salvo algunos notables inventos tecnológicos, hay muy poco realmente nuevo bajo nuestro impasible y dorado astro rey.

46 comentarios:

Almanaque dijo...

Qué honor, inaugurar este espacio tan blanco como un amanecer nevado. Tengo "Danzad..." enlatada por ahí. La ví hace ya bastante tiempo. Hoy he visto en el Musac (lo tengo al lado), "Ordet" de Dreyer. Una belleza.
Saludos.

dante bertini dijo...

Antonio,
hay gente siempre muy bien ubicada, como tú (lo digo por el Musac). Una alegría leerte por aquí.
A Danzad tengo que volver a verla, pero encontrar ese tráiler me ha hecho recordar todo lo que me impactó en su momento y constatar que los tiempos parecen repetirse. Un abrazo

Jose Hernández dijo...

Interesante análisis de la jugada, Cacho.Dan ganas de volver a los libros y autores que citas para redescubrirlos desde la óptica de lo que está pasando.Yo añadiría, aportando otros matices, a Pasolini, ahora que en Italia se verifica lo que el pronosticó hace 40 años. Un abrazo
http://www.filosofico.net/Antologia_file/AntologiaP/Pasolini_01.htm

zbelnu dijo...

A mí me gustó esa novela, que leí traducida en edición de Bruguera, y esa película de SP, descorazonadora... Pero hoy vengo de otro mundo y casi no puedo pensar en otra cosa.

cacho de pan dijo...

José,
una alegría encontrarte aquí.
Yo vuelvo siempre a los que marcaron mi forma de pensar y en la mayor parte de los casos descubro que no se equivocaban demasiado. Pasolini fue en su momento uno de ellos, y su Saló ¿premonitoria?
un abrazo

Dante B. dijo...

Zbelnu:
dolor por dolor, desgarramiento por desgarramiento, el hombre es siempre un animal herido.

NoSurrender dijo...

me estaba acordando de otro reality que he visto en alguna cadena privada en el que una persona, sólo por dinero, confiesa ante toda España las miserias más miserables de su familia frente a una máquina de la verdad. La especie humana está loca, y cada vez más. Y tienes razón, ya nos lo cotó Pollack hace varias décadas.

Salud!

Carlos Martorell dijo...

Hola: Yo recuerdo perfectamente esa película con Jane Fonda. Hace ya 40años!!!
Me ha gustado leerte y reencontrarte. Y me entristece la TV, que debería ser un medio de cultura que podría ayudar a mejorar el mundo.
Carlos.

ALMA dijo...

Creo que si hemos cambiado algo, aunque lamentablemente sea a peor. Ni he visto la Caja ni pienso verla, como dije en una entrada, algunso venden su alma por codicia (de dinero o de fama o vete a saber de que).
Recuerdo la película y a Jane Fonda, una película con un fondo de desolación impactante y un final estremecedor, en el que da la impresión que el suicidio es el único final posible.
De la época mas fructifera de la Fonda, recuerdo la posterior "Klute", una de esas películas que no me importa, de hecho me gusta, volver a ver.


Saludos

Dante B. dijo...

Nosurrender:
también me he acercado por curiosidad a ese programa. Es doloroso, aunque al menos sólo le prometen dinero, poco en realidad, y no una curación improbable.
Otro ¡salud! para tí


Carlos M:
para mí también fue una alegría, y un descanso, verte y entrar a tu blog. Bien sabes cuánta gente querida y querible hemos perdido por el camino.
Creo que los que vivimos "aquella" Ibiza estamos unidos por lazos muy especiales, inalterables.
Un abrazo

cacho de pan dijo...

Alma:
te digo en el otro comentario lo que opino de Klute y de Jane Fonda, una magnífica actriz retirada de escena muy prematuramente, al menos para nosotros, sus espectadores.
Tal vez ella cubrió su cuota, su karma, de dolor posible y decidió gozar de la vida de otra manera.

Lucía dijo...

Me dejas pasmada, no tenía ni idea de la existencia de este programa. Casi no veo la tele pero es que con este panorama a quién le apetece verla. Cada vez estoy más convencida de que vivimos en una sociedad de cotillas morbosos. Es increíble a que grado de estulticia ha llegado la gente.
Un abrazo.

Dante dijo...

Lucía:
no está mal ver la TV cada tanto para enterarse por dónde anda la sociedad en que vivimos.
Sólo en la primera semana recibieron 3000 solicitudes de posibles concursantes.
Crisis, what crisis? Besos

Fogel dijo...

...y lo que es más duro de admitir es que todo este morbo vende, que vender es de lo que se trata todo este rollo de la televisión, y de quién es la culpa, si no de quién compra este tipo de productos. Por eso siempre me agrada pasar por aquí, me ayuda a reconciliarme con la humanidad. "Hay de todo en la viña del señor", por suerte.
Un abrazo fraterno.

Antonio Tello dijo...

Coindico con tu análisis D. Anoche uno de los "entrevistados" en La Caja era a su vez entrevistado en La noria para que contase su experiencia.El problema de este joven era que no sabía cómo decirle a su familia que era homosexual y que hasta ese momento estaba convencido de que su tendencia era una enfermedad y de que hubiese estado dispuesto a tomarse una pastilla si se la curaban. Pero que en La Caja se había dado cuenta de que no era necesario porque no lo era y que quería ser feliz con el hombre que amaba. Además como ha salido en la tele y es "famoso" su familia se presentó la madre con un piercing en el labio) y todos sus amigos héteros lo entienden. En fin...

dante b dijo...

gracias Fogel...
mis padres decían: "la culpa no la tiene el chancho sino el que le da de comer". Te suena? Siempre he pensado que toda esta gente -los programadores- tiene un profundo desprecio por el género humano, al cual no parecen pertenecer ni respetar. Lucran, y eso les basta.
Un abrazo

dBertini dijo...

ATello:
no sabía que la cosa había seguido por allí, aunque era previsible...fama y dinero fácil, ¿a quién le importa nada más? Es el ejemplo que dan nuestros mandatarios, supuestamente de izquierdas, cambiando de vestuario cada día, moviéndose por el mundo a todo lujo, a plena sonrisa, y dejando en la calle a miles de personas cada día.
¿Acaso no se matan a los caballos?

Ricardo Guadalupe dijo...

Lo primero gracias por la genial frase de Borges. Me la apunto.
En cuanto a la TV, hay un asunto delicado en el que me gustaría entrar: Creo que hay que establecer unos límites éticos de control en la TV. Sé que es muy complicado, no tanto establecerlos como luego el uso que se pudiera hacer de ellos y que podría acercarnos a la tan temida censura. Pero es que hoy en día no contamos con unos medios de comunicación responsables, se deben principalmente a los shares de audiencia, y en este punto no estoy de acuerdo en que se deba dar al público todo lo que éste esté dispuesto a ver, tal como planteaba la película “Tesis”, de Amenábar, sobre las “snuff-movies”. Porque si no, pronto estaremos viendo violaciones en directo o cosas por el estilo. De hecho, no estamos tan lejos de que eso ocurra, ya vemos diariamente humillaciones públicas en reality shows, y aún recuerdo la grabación del suicidio de una niña que se puso en el programa Código uno, de TVE, y que hizo que Pérez-Reverte dejara el programa.
Lo ideal sería que los propios medios recapacitasen y se pusieran de acuerdo entre ellos para que cosas así no se vuelvan a repetir y para parar la peligrosa tendencia, tan dañina para la sociedad, en la que están encaminados.
Un abrazo

cacho de pan dijo...

Ricardo,
como Oscar Wilde, a quien respetaba mucho, Borges tuvo frases y respuestas maravillosas, llenas de gracia, verdad e ironía.
Hace pocos días, una psicoanalista amiga me decía que, aunque repugnaba a su razón, se estaba planteando lo incuestionable de la libertad de prensa...
Tal vez todo pase por un grupo de "sabios" capaces de asumir el reto de proteger(nos) de según qué influencias malignas, producto de un afán sin límite de poder y dinero.
Te visito apenas vuelva de la calle.

la muniequera dijo...

buenísimo que hables de esto, por dios! me quedo leyending, besos

cacho de pan dijo...

muniequera,
¿cómo estás?
Hace mucho que no venías por aquí o a mí me lo parece?

De Lirium soy dijo...

Y bueno, la tele nuestra de cada día haciendo estragos en todos los continentes por lo visto. Nunca algo creativo? Obviamente ya llegará la caja aquí en cualquier momento, a no dudarlo.
No ví esa peli pero por lo visto debe ser terrible, más en esa época en que no estábamos acostumbrados a ese tipo de manipulaciones, no? O al menos no eran tan evidentes como ahora.
Un beso y buena semana!

39escalones dijo...

Hay programadores televisivos que deberían estar en la cárcel. Telecinco es un canal vergonzoso.
Saludos.

DANTE B dijo...

Deli:
mecido por la música de Fellini-Rota, gracias, te recuerdo nuestro "quien lo sabe, cante", que además del título tan policial, mostraba lo más patético de la condición humana disfrazándolo de concurso.
No hay nada nuevo...aunque siempre podría ser peor.
Un abrazo, paso a verte

Poli dijo...

Hola Cacho de pan. Me llamó la atención tu comentario en mi blog, me sorprendió. Sos el primero que me escribe algo referido a Miguel.

Espero que sigamos conociendonos (aunque sin juegos que te resultan sospechosos de mentiras).
Un beso

Luzdeana dijo...

Gracias por dejar una huella en mi blog, adhiero a Kundera en eso de la belleza de las casualidades. Adoro a Aute y su obra.
Leo tu texto y confirmo la particular crisis de valores de nuestra tele, obvio reflejo de la (crisis)de nuestro tiempo, aunque cada época habrá tenido la suya. Y hablo desde la tele de Argentina, que por lo que veo se parece mucho a la del norte. Y lo peor no es lo que ofrece, claro, sino que dicte cátedra para para tantos.
Saludos, y regresa.

Margot dijo...

Pues vuelvo a la perplejidad, Cacho, como ya comentamos...

Sé que suena pedante pero es que hace siglos que no veo la tele. Alimento mis ojos con series o películas. Y la razón es que me deprime verla, me deprime pensar que comparto mundo con seres así y de verdad que no me cabe en la cabeza que alguien pueda disfrutar con un espactáculo tan lamentable, consideraciones éticas a un lado.Que ya me parecen el colmo, según las cuentas.

Estamos locos, de atar.

Tendré que "rever" la película de la que hablas...

Beso.

Darth Tater dijo...

Diablos Cacho, me dejas sin habla. Aquí en México el ya fallecido Emilio Azcárraga, dueño de Televisa decía que su empresa educaba al país, no la Secretaría de Educación. Y lamentablemente parece ser así. Cada vez más las televisoras dictan conductas y partidizan a la sociedad. A nadie le sorprende ya. Yo por éso prefiero ver series gringas tipo Dr. House y ya. Nada de reality shows ni de noticieros televisivos.
Por otro lado, sí, una monja plana. El fondo oscuro con el contorno blanco es su sotana (¿así se dice lo que portan las monjas en la cabeza? no sé), hay dos ojos negros planos, una especie de nariz retorcida y una mueca en el lugar de la boca. Una monja plana vista de abajo hacia arriba y de izquierda a derecha.
Un beso, sigo leyendo tus textos de manera atrasada. Te felicito y te admiro por tu eterno inconformismo.

cacho de pan dijo...

Alfredo39E:
nunca fueron inocentes. Algún día habrá que agradecerles como se merecen su labor en pro de la INcultura...Lo extraño, o no, es que cuenta con cierto apoyo de la SER y El País, propietarios de la no menos dañina cadena cuatro.


Margot:
es más saludable lo que haces tú, no muy diferente a lo que hago habitualmente. Cine, de las cadenas sin cortes, y noticieros. Las series las fui abandonando por falta de tiempo. Pero soy curioso y me gusta saber qué se cuece en nuestra Dinamarca, así que veo las primeras entregas de algunos programas con mucha publicidad...
y tengo mi merecido.

cacho de pan dijo...

Luzdeana,
Poli,

ambas de la no tan lejana Argentina, mi país de nacimiento.
Siempre alegra encontrarse con voces que resuenan familiares.
Supe de Miguel también por casualidad, en un Casal Argentino de Barcelona. Nunca había visto una imagen suya.
Y no es que el juego sea mentiroso, es que se presta a mentir, o a decir lo que en ese momento pasa por nuestras cabezas, que es casi lo mismo.
La tevé de aquí era aburrida, pero seria. Ahora es sólo publicitaria y chusma, con todo lo que esa palabra significa.
También yo las espero a ambas en continuidad.

Abrazos

Dante Bertini dijo...

Darth:
alucino casi tanto como tú.
Me costó ver a la monja plana, los argentinos hubiéramos dicho "achatada", pero al fin lo he logrado. Siempre se supo de la bondad alucinógena de algunas plantas de tu país, pero no pensé que fueran para tanto.
Me gusta que andes por mis blogs dejando comentarios, sean o no alucinados, y agradezco una vez más tu constante interés. Un abrazo

Darth Tater dijo...

¡¡¡¡¡Plantas alucinógenas!!!!! La vida misma es alucinante sin necesidad de fumarse nada... mira que hoy mismo en la ducha estaba pensando en Fidel Castro y lo feliz que debe de estar al ver la debacle de sus vecinos imperialistas... nada que ver, lo sé, pero es algo alucinante también, o no?
Gracias por gustar de mis paseos por tus blogs...

Ephemeralthing dijo...

Yo jamás veo televisión, no puedo imaginar algo más aburrido y mayor perdida de tiempo. Me veo cada tres o cuatro años "Saló", que mencionabas antes, y así ya me hago una idea.

cacho de pan dijo...

Darth:
que yo no he hablado de fumar, dios me libre!!!
pero hay unos honguitos...¿nunca leyó a Carlos Castaneda?
Yo no uso, pero media historia de la música pop está en deuda con ellos.


Ephe:
no me diga que tiene un cine en su casa?
Yo no soy tan pudiente y todo lo veo a través del Bravia de Sony...y reconozco que, como medio, la televisión me parece tan imprescindible como el computer.
Insisto: se puede conocer un país, la mentalidad de su gente, haciendo un zapping por sus canales de TV, aunque la mayor parte del tiempo sea un sufrimiento.

Darth Tater dijo...

Ah, hablas del peyote... caído en desuso desde la muerte de María Sabina (creo yo). Y bueno, México tiene tantas plantas tan exóticas que producen tantos efectos... si, supongo que Sir Paul y sus secuaces algún día habrán hecho su pedido en el mercado de la Merced...
En fin, valga decir que la monja sigue ahí y yo sigo sin saber cómo se le llama a esa tela que le cubre la cabeza.

Gise =) dijo...

Uhhh si que llego tarde no?? jejeje!! Vos hablas de "si lo sabe cante" y de "Yo me quiero casar y usted" te acordas? llegaste a verlo?? era realmente lamentable y eso fue hace muuuchos años...pero bueno el trailer de esa peli, que yo nunca vi, es de hace muhcos mas...y por lo visto la tele ya se preveia asi de patetica...
Y si pusieran a los directivos de Tele 5 en los diferentes sillones delante de la camara??? Al menos vivirian en carne propia tanto descaro...pero claro como decia mi abuela..."la culpa no es del chancho sino de quien le da de comer....
Besitos corazón y nso vemos el jueves!!!!!!
PD: me imagino la opinion de V y de J...

StraVaGantzZa dijo...

Si ellos quedan conformes, a mis los realities como que no me van mucho. Mi vida es mía, no tiene por qué saberla todo el mundo.

Ephemeralthing dijo...

cacho:
Monitor tv Sanyo, modelo finales 90, sonido impecable, imagen más que óptima, de segunda mano: ..... mmmmm, creo que unos 75€. Reproductor dvd LG: 75€. Servicio préstamo biblioteca municipal: gratuito.
Por unos 150€ se puede tener acceso a maravillas.
¡Lástima de Bravia de Sony!

cacho de pan dijo...

Gise:
la que jejeje última
jejeje mejor...
pienso en tí, ya que me voy a la pelu-quería... y ya no quiero más...
si, lo del chancho se lo puse a Fogel, algo más arriba...
V y J?
una sí y otro no
no caigo, ¿o sí?

Gise =) dijo...

Te doy pistas??
Programa con psicologos y psicoanalsitas....V pettita y "tu" J.
Como ves no leo todos los coments y las respuestas lo siento ;-)
Ya vere lo guapo que te han deajdo el jueves!!!!
Muakatones!!!

cacho de pan dijo...

Stravagantzza:
ellos se quedarán conformes y los demás podemos no verlo. Es otra manera de ver las cosas, sin duda.
Pese a las apariencias, supongo que se guardarán muchos secretos.
Y la fama, siempre pasajera, tiene su precio.



Ephemeral:
reproductor, el mismo, comprado en la Fnac (algo viejillo el pobre), tele plana Sony Bravia (regalo de un editor, ¡de pobre nada! Se ve grande y bien) y películas alquiladas en el video club de mi manzana (Instant, surtidísimo)o regaladas con el diario Público de los viernes (mucho cinema de qualité)¡Que dure! Parece que ha sido un éxito porque La Vanguardia y El País lo imitan.
Nunca tuve suerte con las bibliotecas: siempre se me adelantaba alguien para llevarse las mejores películas.
Eras tú?

cacho de pan dijo...

Gise,
Era lo que había entendido.

Guapo? no sabría qué decirte. A estas alturas se trata de estar "limpito y bien arreglado", que dirían añgunas de mis siete tías. El desarreglo queda bien si lo luces junto a una juventud deslumbrante.
O si cantas como la Amy Winehouse.
Hasta el jueves!

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Humillate y yo te pago. Es asi. No?

cacho de pan dijo...

Pues así es,
Fanmakimaki...

Y después, buenas conciencias, prohíben o coartan la prostitución

Raúl dijo...

Yo, que cada vez más asume con resignación aquella máxima de que cada pueblo tiene la tele que se merece, creo que puedo asegurar, que en esa espiral hay algunas cadenas televisivas (verbigracia la susosicha) que se superan en desfachatez programa a programa.
Saludos.

Anónimo dijo...

querido Dante: siempre me gusta leerte y aprendo (soy tan joven...je je)Aunque me horrorizo por la noticia de ese programa. Ante un mundo que a veces me resulta muy desagradable, me exhorizo leyendo Historias de amor de Bioy Casares...
o escuchando tus poemas y llorando...
la Pantera