jueves, febrero 26, 2009

¡Animales!

¿Se puede administrar justicia cuando se tiene poca o ninguna sensibilidad?
Bermejo: referido al pelo, rubio rojizo, más claro que el pelirrojo.
Del latín vermiculus (gusanillo, cochinilla, que se usaba para producir el color grana o bermellón).
¿Se referirá al color de la vergüenza?




Ber-mejo y dopo morire...




Hoy mismo, en La Contra del diario La Vanguardia, André Bonnaure, cocinero especialista en foie gras, declaraba que "el pato es docilísimo: un animal fácil, generoso, bueno. Le das de comer, ¡y ya te toma por su papá y te adora! Yo amo a los patos."

¿Un amor desinteresado? Nada más lejos de la verdad: "Han sido tantos miles de patos, pobres... He cocinado sus muslos, sus alas, sus pechugas (magret), sus lenguas, sus tripas, sus cuellecitos... Y, sobre todo, sus ricos foie gras. ¡Divina víscera (el hígado de pato), cuánta felicidad procuras!"

¡Vaya amor de padre! Un consejo: si por casualidad el señor Bonnaure dice amarlos, denunciénlo a la policía y exijan de inmediato su alejamiento preventivo. Por mí, Monsieur André, puede usted meterse su amor en el buche, con o sin embudo, y si le crece el hígado...¡comáselo! Es que sólo con ver cómo sus productores alimentan a estos pobres animales para lograr un foie gras más "apetitoso", dan ganas de cambiar nuestra supuestamente humana por cualquier otra especie:

Gracias a Ana Sáez por esta imagen de El Roto.

23 comentarios:

Alice dijo...

respondiendo a tu pregunta, yo opino que no, pero me he topado con tanta gente que piensa lo contrario que he llegado a pensar que simplemente el mundo se divide estos dos tipos de personas

Raúl dijo...

Lo peor del que sólo tiene autoridad, es que busca torpemente la potestad que le legitime, y nunca consigue alcanzarla. Este tipo no sólo no tiene sensibilidad, por lo que se ha visto, sino que además es de lo más torpe.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Hombre, no se que tiene que ver una cosa con otra. Conozco a gente excelentemete profesional que luego hace cosas muy raras. Absolutamente en contra de la caza.

ALMA dijo...

Yo que tengo un pelo pelirrojo tirando a fuerte y tengo sensibilidad, puedo decirte que si, si se puede administrar justicia aún sin tener sensibilidad, el problema es que no se puede ni se sabe hacer lo justo. (No es una frase mía, la recuerdo de la película "El caso Winslow", que pasó algo desapercibida y a mi me encantó, con un espléndido Jeremy Northam).

Un beso en su punto justo

Fogel dijo...

En cuanto a sufrimiento se refiere,(ni qué hablar de matanzas), ejercidas por el ser "humano",lejos la peor es la que se realiza contra los animales. En la mitológica "arca de Noé" el animal más peligroso timoneaba la nave.

cacho de pan dijo...

Alma:
buena memoria y excelente matización...Creo haber visto esa película en su momento, pero ahora no podría decir nada sobre ella. Me informo, mientras acepto con placer ese beso en el punto justo!


Fogel:
¿a quién llamamos bestia, verdad?
Cuando por puro, y discutible, deleite personal, se cometen semejantes atropellos, tanta "refinada" tortura sobre seres vivos.

cacho de pan dijo...

Alice:
bienvenida. También yo divido cada día más entre sensibles e insensibles a la gente que trato... y me relaciono casi exclusivamente con los primeros.


Fan:
no hablo de profesionalidad. No creo que ésta excluya una siempre necesaria y deseable sensibilidad frente a lo otro, sean personas, animales o cosas.


Raúl:
sí, la torpeza la lleva, como un estandarte de batalla, hasta en la cara. Hay muchos que se creen Hemingway porque saben disparar un rifle.

Raquel Barbieri dijo...

Yo también cada día voy eligiendo tratar a los sensibles, e ir dejando de lado a los insensibles con quienes no puedo compartir aspectos que en la vida, no tendrían que ser negociables.

un beso, Dante, y que tengas un buen día:)

NoSurrender dijo...

Mi carácter urbanita compulsivo me permite vivir sin problemas la contradicción de la repugnancia que me produce la caza y similares y mi amor a la carne en todas sus acepciones. Es la ventaja que tenemos los que pensamos y queremos pensar que los pollos brotan entre plásticos con códigos de barras en los lineales de los supermercados.

Salud!

cacho de pan dijo...

Nosurrender,
Si se tratara de comer, una necesidad básica, yo no pondría demasiadas objeciones a la caza, pero como podrás ver estos señores cazan por deporte, porque tienen poder y dinero para hacerlo.
Crees que además de poner en sus horribles casas las astas de ciervo como motivo decorativo, dan de comer esa carne a sus niños famélicos?
Gente armada hasta los dientes contra animales indefensos: vaya manga de tarados! Y cuando no tengan ya animales a los que disparar, matarán a sus mujeres o nos matarán a nosotros?
Salud!

morgana dijo...

Por algún motivo soy vegetariana.
Beso,
M.

dante bertini dijo...

Morgana:
si mi vida fuera más organizada, yo también lo sería. No me excusa, pero es lo que hay. Beso


Raquel:
no sé cómo, la contestación a tu comentario se borró de aquí...¿o es que yo no la veo? Te decía que hay tantos millones de personas y la vida es tan corta, que bien podemos darnos el lujo de elegir. Un abrazo y felices días.

Antonio Tello dijo...

Cuando era niño, mi padre llevó a casa un chivito tipo mimosín. Erróneamente interpreté que era un regalo y me encariñé con él. Tuve una rabieta terrible cuando lo sacrificaron para comerlo en la fiesta de mi cumpleaños.
En otra ocasión, una chancha (cerda) abandonó al más pequeño de sus hijos y mi hermano y yo lo adoptamos y le pusimos de nombre Federico. El cerdito era nuestra mascota y nos seguía por todas partes o venía a nosotros cuando lo llamábamos. Federico tuvo el mismo fin que el chivito. A pesar de todo eso no me hice vegetariano. Ah, la caza no me gusta, pero pescar con anzuelo sí. Me pregunto si hay alguna diferencia.

cacho de pan dijo...

Tengo un anécdota similar con un patito, ¿es que los padres eran, son, muy bestias?

Federico es mi gato, ahora.

A los peces les das la posibilidad de que no se equivoquen, de que no muerdan el anzuelo.

Miho Sakato dijo...

hola bertini!

how are you?

happy weekend with jorge!

besos
sakato

Ephemeralthing dijo...

cacho, .... con lo re-bueno que es el foie!

dante bertini dijo...

Miho:
very nice, and you?
kisses-besos para tí y (for you and)Toru

cacho de pan dijo...

Ephe,
por suerte no tengo contradicciones a ese respecto: encuentro incomibles el hígado y los riñones. Son los filtros del cuerpo y siempre se nota...
De cualquier forma, nada que requiera semejante tortura para llegar hasta mi boca me parece comestible

Gise =) dijo...

La verdad no soy muy amante del foie no del pato en general, pero creo que todos los animales que comemos y estan engordados artifialmente son "maltratados" de una forma u otra, las industrias necesitan que esos animales engorden pronto para luego sacarlos al mercado, es lastimoso pero es el negocio...
Con lo de Bermejo, creo que si a todos los politicos le hicieran un test de sencibilidad no lo pasarian...y a veces para impartir justicia hay que tener mas que sencibilidad es honestidad...y creo que con la foto no hay mucho mas para hablar no???
Beostes cariño y buen finde!!!

Walter L. Doti dijo...

Es triste, es despreciable. Pero es así: el mundo es así. Y somos parte del mundo.

Me recordó al cuento (¿infantil?) "El pato ciego", de Álvaro Yunque. ¿Lo leyó? Hubo un antes y un después en la historia de mi vida a partir de ese cuento.

cacho de pan dijo...

Gise,
Walter,
tal como decís las cosas son como son y yo me como animales que ni sé como llegaron a mi mesa. No pretendo siquiera que estos horrores cambien. Me hago preguntas en abierto para ver si alguien tiene respuestas mejores que las mías.

W:No leí ese cuento de Yunque, aunque sí otras cosas suyas en su momento.
Algún día me vas a tutear?

la muniequera dijo...

ay, no quise ni darle al link!
paso poco, si, pero cuando paso me leo todo, eh!

un beso grande

cacho de pan dijo...

Vanesa:
en los cambios perdí varios links, ahora tengo el tuyo nuevamente. Un beso.