domingo, noviembre 14, 2010

Berlanga...adiós

Entramos juntos al gran pabellón de FICEB en Badalona.
Juli Simón, cálido director del Festival Internacional de Cine Erótico de Barcelona, nos había convocado para ejercer de jurados en esta muestra competitiva, tan especial e irónica como para ofrecer galardones por resistencia, capacidad, apertura o tamaño, antes que por dotes interpretativas y/o estéticas.
Apenas atravesar la puerta lateral, supuestamente reservada a los invitados VIP, dos contundentes azafatas en tanga y con el torso desnudo se acercaron sonrientes para ofrecernos compañía y ayuda. Casi al mismo tiempo, un guardia de seguridad de contextura impresionante y piel caribeña las cogió del brazo para apartarlas sin excesiva suavidad de nosotros:
-Dejen de molestar a los señores...
Berlanga, nada molesto frente a aquel asalto femenino, aunque sí algo desorientado en medio de ese populoso mercado de carne humana, rebosante de gadgets de látex, ruidos de todo tipo y desinhibida, por momentos grotesca, exhibición sexual, me miró sin decir nada, aferrándose a su bastón con cara entre sorprendida e impávida de cómico fuera de contexto.
Sin pensármelo dos veces, salí en su defensa:
-¡Por favor, hombre! Deja que lo molesten...No ves lo contento que está.
El tipo se apartó pidiendo disculpas y las muñecas nos cogieron del brazo encantadas para conducirnos hasta el restaurante donde esperaban los demás miembros del jurado. Berlanga me miró sonriente y dijo "gracias, Dante" con la misma suave ternura de un niñito bien educado que agradece el regalo de una golosina que le gusta.


Ciao, querido Luis.
Si hay ángeles en tu paraíso, espero que tengan buenas curvas y mejor disposición. También que sus turgencias estén al descubierto y, a ser posible, se paseen y rían con suelta sensualidad, trepadas a los tacones extremadamente altos de unas botas muy justas de reluciente charol negro.

30 comentarios:

Beatriz dijo...

Un rompedor de lo políticamente correcto, un señor que supo reirse de y con la vida.
Un hombre que supo, además, con inteligencia y dignidad transgredir las normas de la tristeza y de la moral (hipócrita)de una época.
Un cineasta para recordar.

Buena semblanza en su honor, Dante

Saludos-

Dante Bertini dijo...

Beatriz:
es impactante que en este momento de giro -turning point- en mi vida, muera este hombre.
El tuvo mucho que ver en el salto anterior, cuando como presidente del jurado y director de la colección, me entregó el premio La Sonrisa Vertical 1993, unos meses antes de mi anteúltima visita a ese Buenos Aires querido al que volví este año, 17 después del premio.
Quizás nada sea casual.
Un abrazo.

mi nombre es alma dijo...

Ya he encendido una mascletà en su honor, porque de la pólvora puede salir belleza, y de la miseria humana, también. Lo demostró muy bien.

Felipe Sérvulo dijo...

Nos hizo pasar momentos sublimes. Nunca morirá, ya que su obra perdura.
Gracias traerlo a tu bitácora.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

ja ja ja, estupenda anécdota

Belnu dijo...

qué buena historia

Lokita dijo...

Que bueno :)
Un beso para Luis y uno enorme para ti, Cachito.

jordim dijo...

descanse en paz el hombre.

el objeto a dijo...

bonito recuerdo...
me ha gustado la etiqueta, a-dioses ;-)
besos

dondelohabredejado dijo...

Tu adiós me conmueve, querido. Un muy hermoso homenaje desde el corazón.
Te abrazo fuerte, Dante.

Dante Bertini dijo...

Alma:
me uno a ese petardeo afectuoso.
Le hubiera gustado mucho.
Un abrazo.

Dante Bertini dijo...

Felipe:
ni siquiera lo he traído, te aseguro.
Es uno de los personajes inolvidables de mi vida.
Un abrazo; te visito.


Fanma,
lo fue para mí.
Y sigue siéndolo.
Era un ser entrañable.

Marga dijo...

Debía serlo, entrañable, pienso.

El año pasado sus películas, junto a otro maestro, Wilder, aliviaron mucho mis días. Fue todo un invierno dedicado a él y sus sueños cinematográficos. Antes había visto algunas pero no con el suficiente empeño...

Y con Azcona formó un equipo exquisito y de lujo. Será difícil olvidar a dos tipos tan inteligentes.

Dante Bertini dijo...

Belnu:
gracias...


Lokita,
de nuevo por aquí, al fin
Un abrazo


Jordi M.,
así sea.

abrazos a todos

Dante Bertini dijo...

Vanessa:
gracias...
yo lo recuerdo así.
Un beso

Marina,
lo has visto como es o pretendió ser y te lo agradezco.
besos

Caruano dijo...

Dante, qué estupendo homenaje le rindes con tus palabras.
Seguro que Berlanga, si pudiera, te concedería también el premio al mejor panegírico.

Un abrazo.

Dante Bertini dijo...

Marga:
¡vaya programa doble de lujo!
Un invierno muy cálido y lleno de talento.
No habrás necesitado edredones.
Ya hay programa para este?

Gise =) dijo...

Vineen busca de este post, es mas lo esperaba, suponia que tu tendrias algo que contarnos de el... tus receurdos y anecdotas nos muestran siempre la cara mas "real" de la gente....
Un besote enorme y un abrazo fuerte!!!

Salud dijo...

Creo poder imaginar el dolor que sientes ante tal pérdida. Berlanga ahora descansa en paz. Su terrible enfermedad lo censuró y lo apartó de lo que más amaba entre otras cosas, el cine. Ávido comunicador con sentido del humor e inteligencia. Héroe en una época gris que vistió España. Sé que estará con muchos genios del arte en un rinconcito en el cielo, sentados bebiendo copas de luz estrellada mientras no observan como vamos solucionando los problemillas.

Te dejo un abrazo y un beso enorme
Naia

Ātman dijo...

Vas a conseguir que terminen gustándome las necrológicas. Una vez me comentaron que para los estudiosos la muerte de un creador es todo un acontecimiento, pues finalizado el círculo de su obra se puede acometer un inventario definitivo. Claro que también se pierde la oportunidad de preguntar directamente al personaje, y nos deja huérfanos de sus puntos de vista para todo lo que continuará ocurriendo en el mundo. Nos queda eso sí, la certidumbre de saber que la huella dejada permanecerá por mucho tiempo y afectará a muchos otros que vendrán después.

Tímidamente, yo también le mando mi saludo, y te dejo otro para ti.

Dante Bertini dijo...

Caruano,
gracias por el panegírico que haces tú del mío...
Te mando un abrazo



Gise:
y a tí otro, muñeca.
Semanas muy movidas las mías, llenas de acontecimientos personales, por suerte felices.
El dolor aparece en forma de muerte de estos seres especiales tan necesarios.

Dante Bertini dijo...

Naia:
era una persona con pros y contras, como todas, aunque en él la vitalidad aparecía talentosa y desbordada, carismática, afable y absolutamente personal.
Una pérdida irreparable, como todas, aunque en su caso sea doblemente desgraciada porque perdemos un gran creador.
Besos


Átman:
espero que no te acostumbres ni me acostumbre yo.
Estos días mi vida es particularmente dichosa, plena y esperanzada, pero hay muertes como estas que nos tocan de forma especial y no pueden pasarse por alto.
Te mando dos abrazos y también dos agradecimientos.
Cada uno de ellos, atrevido, en su nombre.

39escalones dijo...

Me apunto a ese cielo...
Abrazos.

O Suso dijo...

Tantas risas, tantos momentos buenos, tanta pasión...Berlanga te debemos tanto que siempre estarás entre nosotros!

Buen post, un saludo.

Dante Bertini dijo...

Alfredo:
seremos al menos tres...
Un abrazo

Dante Bertini dijo...

O Suso:
él estará en nuestra memoria, no lo dudo...pero desgraciadamente no estará aquí.
Gracias, un abrazo

Adrián Mallol dijo...

Un poco como Gise=), estaba esperando tu post sobre Berlanga, que sabía seguro sería jugoso. No era para menos, habiendo vivido juntos una edición del Festival más lúbrico de esta pacata ciudad! Gracias por tus anécdotas mostrando un poco de cotidianeidad sobre todo lo que nos rodea: la ciudad, un café, un árbol, un personaje...
un abrazo

Dante Bertini dijo...

Adrián:
tu nombre me sabe a...Buenos Aires!
Te mando también un abrazo.
La anécdota es más extensa, pero ya habrá oportunidad de contarla en su totalidad.

Frank Invernoz dijo...

Te ha salido del corazón un blog magnífico, Dante, un digno homenaje a un grande del séptimo arte.

Dante Bertini dijo...

Frank:
gracias, de todo corazón.