viernes, diciembre 10, 2010

¿Writers?


Durante el último viaje a Madrid pude comprobar -una vez más y con desesperanzada tristeza- que si acercas un instrumento cualquiera a una persona con sensibilidad creativa tienes la posibilidad de encontrarte poco después con una obra de arte, pero si se lo das a un vándalo descerebrado posiblemente se le ocurra destruir lo primero que tenga a mano, ya sea un monumento histórico, un muro recién reparado o el cristal impecable de un escaparate.
Cuando el año pasado estuve por algunos días en Sevilla, me asombró ver el estado en que se encontraban las vidrieras de los locales comerciales del centro de la ciudad.
La cantidad de pintadas, grafitis o raspones simulando firmas sobre los cristales de las tiendas eran tan numerosas, que en algunos locales se hacía realmente complicado ver lo que estaban exhibiendo en sus escaparates.





Lenta, aunque no pausadamente, la moda de agredir cristales ha llegado a todas las ciudades que transito. Los municipios, aparentemente ajenos a estos nada espontáneos destrozos, distraídos o ciegos frente a lo más que evidente, insisten en poner vallas acristaladas en muchos elementos urbanos. Una solución ligera en más de un aspecto y que pareciera funcionar como desafío para las dotes escribientes de los aficionados al writing, una forma bastarda, primaria y especialmente vandálica de acercarse a la escritura.
Descendientes "letrados" de los grafiteros, estos personajes sin oficio ni beneficio gozan dejando su garabateada impronta sobre cualquier superficie impecable, como si de esta manera ganaran un pasaje desde el anonimato a la popularidad, desde su evidente mediocridad cotidiana a esa fama mediática que sólo ellos pueden suponer gloriosa, satisfactoria, menos desgraciada.



Los supongo pobres niñatos de la cada día más devaluada clase media -¿quién si no puede malgastar tiempo y dinero en una labor sin sueldo?-, a los que unos desorientados padres -adictos al orden impuesto por la lejía Conejo, los salva-uñas Vilela y el musculado Señor Limpio- han prohibido escribir sobre las intocables paredes de la casa familiar pero jamás le han enseñado a respetar lo ajeno.
Ahora, ya más creciditos y con la semanada paterna para comprar pinturas, se desquitan de las anteriores prohibiciones estropeando todo aquello que otros se empeñan en conservar de la mejor manera.

No sería extraño que algún día se queden sin cristales y decidan estampar su corrosiva firma sobre nuestras, hasta ese mismo momento, desprevenidas, impávidas caras.

Fotos, Diesel, puertas y cristales por (c)Dante Bertini.

31 comentarios:

Marcelo Caballero dijo...

que bueno, Dante. El otro día pasaba por una escuela de niños de un pequeño pueblo y observé anodadado a una niña que no tenía mas de seis años, escribiendo sobre los vidrios de los autos estacionados. Y la madre tranquila, conversando con su amiga.
Creo que desde pequeños se entrenan en este "mal" oficio de pseudos writers.
buen fin de semana

Dante Bertini dijo...

MC:
joder al prójimo, se llamaba esto antes de que los galeristas neoyorquinos descubrieran que se podía hacer dinero con Basquiat...
Buen (y fotográfico) fin de semana para ti también.

Raquel Barbieri dijo...

Querido Dante,

Me consuela leerte porque compruebo que somos muchos los que pensamos de la misma manera sobre el vandalismo que pretende llamarse Arte.
Y también creo que el día en que no haya pared por tapar ni cristal por raspar, pretenderán usarnos de bastidor a nosotros.
¿Y qué valor tiene un "arte" por imposición?
Ninguno. Éstos sí son rebeldes sin causa.

Besos de las erres :)

mi nombre es alma dijo...

Y si sigue así la cosa, pronto harán un concurso de writers. Espero que si es así se valore la ortografía, sonrío por no llorar.

Los runners de La Elipa dijo...

Permitimos que a estos ciudadanos el romper o manchar les salga gratis. Si tuvieran que recompensar a la ciudadanía por la fechoría realizada a lo mejor se lo piensan dos o tres veces.

Saludos.
Jaal

Dante Bertini dijo...

Raquel erre que erre:
no somos pocos los que estamos hartos de los comportamientos incívicos, aunque pareciera que los mandamases no están dispuestos a tomar cartas en el asunto.
Temen perder votos y también que los acusen de reaccionarios. El vandalismo se ha convertido en revolucionario por no se sabe qué mandato superior.
La besos con erre!

Dante Bertini dijo...

Alma:
las faltas de ortografía suelen disimularlas con estrambóticos firuletes.
Y la nave va...hasta que se encuentre con un iceberg!
Te abrazo

Dante Bertini dijo...

Runners
por aquí!!!
Vaya sorpresa...
Sobre los writers ya no puedo decir más de lo que dije: me saldrían sapos y culebras.
Gracias por la visita.
Un abrazo y a seguir corriendo.

Frank Invernoz dijo...

Es lamentable pensar que la letra con sangre entra. Me dijo un funcionario del Ayuntamiento de Avilés, donde vivo, que en Alemania si descubren a un chaval haciendo alguna de estas gamberradas al padre le cae una multa de 2.000 euros. Puede ser una solución, creo antes en la cultura y en bregar porque los jóvenes tengan buenas opciones al ocio y al trabajo.

Dante Bertini dijo...

Frank:
no es sangre lo necesario; quizás sólo se trate de justicia.
Para rayar un cristal hace falta un objeto cualquiera, para grabarlo con ácido se necesita además cálculo y alevosía.
Ni siquiera podría asegurar que todos los que lo hacen son chavales, pero si lo fueran estaría muy bien mostrarles que no todo es posible en una sociedad civilizada que pretende convivir con respeto y paz.

Caruano dijo...

Hace algún tiempo hubo un "grafitódromo"¿? frente a la Casa de la Caritat, en Barcelona, no sé si seguirá allí. Quizás más barato le saldría al ayuntamiento preparar una superficie blanca, para que guarrindongueen en ella los aficionados al writing, que estar todo el día borrando "obras de arte" porque veo que los basquiat proliferan como hongos por todas partes.

Abrazo.

NoSurrender dijo...

Nunca he comprendido ese horror vacui compulsivo, ególatra y aburrido de los graffiteros.

A veces pienso que, además de policía municipal, deberíamos tener psicólogos municipales que hicieran rondas por el centro de la ciudad, con bata blanca como uniforme y coche-diván para patrullar.

mary poppins dijo...

nada que agregar a tu denuncia
excelente Dante!

Dante Bertini dijo...

Caruano:
los de la Casa de la Caritat pretendían hacer dibujos murales y algunos tenían verdadera calidad, estos solamente pretenden dañar lo que todavía no lo estaba, dejar su marca, su firma vandálica, sobre una superficie impecable.
Abrazos

Dante Bertini dijo...

Nosurrender:
¿no será que los que necesitan contención psicológica son los guardianes de nuestras ciudades, sean quienes fueren?
Como a ti, me aburren tantas marcas sin sentido. ¿No hay ya suficiente descalabro visual?


MaryPop:
agregas tu apoyo. No es poco.
Besos

Lansky dijo...

El vandalismo guarda una simetría perfecta con el neoliberalismo, en el que se dicta que lo único importante es lo propiamente individual y lo comunitario se debe privatizar o...destruir.

Yo así lo veo, por eso no entiendo que se llame 'antisistema' a muchos de etos vandalitos burgueses

Dante Bertini dijo...

Lansky:
antisistema?
Los encargados de la limpieza de grafitis -¿parientes de estos "artistas" de la destrucción?-
deben estar muy contentos con ellos.

39escalones dijo...

Pues fíjate, en el muro exterior de la biblioteca que hay en mi trabajo algún merluzo se entretuvo ayer haciendo pintadas reivindicativas sobre la pésima marcha del equipo de fútbol de mi ciudad y con invectivas contra presidente, directiva y demás patulea. Creo que el hecho de que las pintadas sean futboleras y que se haya emborronado la fachada de una biblioteca con ellas dicen mucho -por desgracia- de nuestro mundo de hoy.
Abrazos.

O SuSo dijo...

La manera de ver la vida, el montaje cerebral de muchos de los jóvenes de este país es como la puerta que has fotografiado, llena de estimulantes colores, con demasiada información e imposible de transmitir nada...HEMOS CREADO MONSTRUOS, y ellos nos jubilarán.

Hace mucho que pienso que estamos perdidos, porque es la tribu la que educa, no los padres en solitario, pero ai de quien le diga algo a un mocoso en presencia de su padre, aún se va calentito para casa!!

Impecable reflexión Sr Dante, al igual que su rasurada cara y navideña compañía (yo también me fijo), se ha afeitado para que estos "writers" tengan a bien darle un poco de colorido facial?

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

algunos comercios, para evitar eso hacen algo muy inteligente, contratan a un grafitero, para que les pinte la puerta metálica con algo relacionado con el producto que venden. Pro arte de birlibirloque ese establecimiento se convierte en sagrado y deja de sufrir ataques. Voila!

dondelohabredejado dijo...

Sí que es tristísimo. Y no puedo comprender por qué agreden de ese modo ni qué ganan con eso.
Un abrazo.

Dante Bertini dijo...

Alfredo:
yo, paranoico hitchconiano, creo que hay intereses ocultos tras la tontería de estos tipejos de firma fácil.
Biblioteca?
Ese lugar que nunca han pisado les debe sonar a algún planeta del espacio exterior.
Vamos a peor en convivencia y a nadie parece interesarle que esto suceda.
Abrazos de Vértigo.

Dante Bertini dijo...

OSuso,
atrás de los colores primarios y emborronados de la puerta yo veo la madera, un material en vías de extinción, pero también la voluntad de los propietarios, que la pretendían con su color natural, limpia y ordenada.
Agresión pura. Una brutal trompada en la jeta disfrazada de grafismo.
Y espero que no me maquillen así, estimado amigo.

Dante Bertini dijo...

Fanma:
odio el chantaje de cualquier tipo, me parece que es propio de las mafias y los grupos terroristas.
También me parece terrorísticamente terrorífico que no te permitan tener tu local o tu casa como quieres. Propio de fascistas, vaya.
Pero, para que veas que tampoco respetan las pinturas ajenas, te cuelgo un ejemplo cercano.


Marina:
hay tantas cosas incomprensibles...
Una familia gitana que traficaba heroína marrón, ¿mierda?, salió en libertad sin cargos después de una detención de pocas horas. Mientras se agita la historia del dopaje, bastante menos mortal, y se amenaza a los que comercian con ella con penas de años y años de prisión.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Uff, cacho, Cinc portes es un ejemplo de que ya no se respetan ni entre ellos. Estamos perdidos!!

Dante Bertini dijo...

Fanma:
me alegra que lo hayas visto...está colgado especialmente para ti...y juro que no es el único.

carmen dijo...

Toda la razón en lo que dices.
Realmente es triste ver la ciudad pintada por unos niñatos que ,para su desgracia ,no saben hacer nada mejor.
Saludicos.

Dante Bertini dijo...

Carmen:
¿podríamos llamarlos estúpidos con firma?
Un abrazo

Naia dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo.En algunos "writer" por no decir casi todos, dejamos de ver el arte, vemos la agresión desmesurada de los derechos de las personas y sus propiedades. Es el mal uso de la libertad de expresión. Son chicos y chicas adolescentes y adultos con cierta cultura. Por lo que saben muy bien el daño que hacen. Deberían los ayuntamientos cederles un espacio para ellos y sus craaciones....tipo muros,paredes ...

Un abrazo muy grande y besos para todos

Naia

Dante Bertini dijo...

Naia:
gracias por los deseos, los besos, los abrazos!!!
No necesito escribirlo sobre una pared o un cristal ajenos:
tenemos estos medios que no producen daños irreversibles y hasta se borran con sólo apretar un botón.

Felices Fiestas!

Gise =) dijo...

Nunca mejor etiquetado "Incomoda realidad", es una pena que las ciudades esten tan mal cuidadas y de lo unico que se ocupen los ayuntamientos sea de derribar árboles y seguir rodeandonos de cemento en lugar de espacios verdes....
Y con lo carisimo que cuesta sacar esas pintadas los pobres comerciantes en epoca de crisis supongo que no tendran dinero extra para cambiar cristaleras o quitar pintadas de niñatos aburridos....

Besotes ya me he puesto al dia con tus post, la verdad tenia mono de vos!!!!!