martes, febrero 01, 2011

El día de la langosta/mitines y motines

¿De la eutanasia a otro largo adiós? Quizás sea, más que mucho, demasiado. Cada día me acuesto pensando que ustedes, los que a veces me leen, no se merecen semejante cosa. Imagino posts donde la gente baile, cante, sonría, ame, sea feliz, ya sea bajo la lluvia, las estrellas, las luces de neón o un sencillo sol radiante, y de inmediato me dejo ganar por ese real que golpea a mi puerta cargado de oscuras amenazas y sórdidos presagios, como el supuesto resucitado de La pata de mono.
Lluvias y vientos arrastran poblaciones enteras, la cifra de parados no para de aumentar, el paisaje se oscurece entre nubes tóxicas y vertidos asesinos...¿hace falta enumerar más detalles? Mientras el futuro se vuelve aún más impreciso, nuestros políticos sonríen entre ellos, divertidos, para un segundo después atacarse malévolamente frente a los medios, haciendo gala de un humor variable al que podríamos calificar, con cierta ligereza aunque sin temor a equivocarnos, de absolutamente bipolar. Protestas masivas ganan las calles de varias ciudades, no siempre de forma pacífica, y aunque se hace difícil tomar partido por la destrucción y el caos, somos conscientes de que es casi imposible soportar en silencio según qué situaciones.
"Sin embargo tu vida no está mal", susurra a mi oído el Pepito Grillo Positivo, pero al mismo tiempo el del lado izquierdo -no necesariamente izquierdista- opina que mi presunta dicha, egocéntrica, escapista, burguesa, está sembrada de paquetes bomba tan bien envueltos como dispuestos a explotar apenas me relaje demasiado.
Bah!, que harto de mis contradictorios grillos bicolor, les abro la ventana para que salgan a refrescarse un rato. Tanta exploración hamletiana no lleva a nada. Enciendo el televisor y me solazo con El fantasma del Paraíso, dirigido por un musical, muy temprano Brian de Palma, o con Resplandor, o esplendor, en la hierba, del contradictorio y bienintencionado Elia Kazan, o con la oscura, pesimista, casi depresiva Delitos y faltas de Woody Allen. (¡Gracias CTK!)


Cuando finalmente entro al blog, voy directo a la página de 39 escalones.
Alfredo da cuenta de que ayer ha muerto el compositor John Barry y uno de sus visitantes recomienda "Como plaga de langosta", excesiva, barroca, espléndida película de John Schlesinger sobre una novela corta (1939) de Nathanael West, a la que el ahora finado Barry había puesto música.
Es una de mis "inolvidables", pero como la memoria, no me canso de repetirlo, tiene recovecos oscuros donde esconde lo que podría doler demasiado, la había olvidado hasta hoy.
No se la pierdan.



Un detalle "curioso" que tal vez ya conocieran: el personaje que interpreta Donald Sutherland en "The Day of the Locust" se llama Homer Simpson y como tal ya aparecía en la novela de West. Rizando el rizo, la troupe de Matt Groening homenajea irónicamente a Jacobs, autor de La Pata de Mono, en uno de sus capítulos. Para gritar.

18 comentarios:

Gise =) dijo...

Me encanta cuando rizas el rizo y encuentras relaciones a las cosas que pasan o que se te "aparecen" nada es casual dicen no???
Besitos por tres!!!!

Naia dijo...

Dante..me he quedado con la boca abierta, al ver el segundo video de la película mencionada. Desconocía la misma. Es una causalidad. Tanto el texto escrito hablando de como están las cosas en todos los sentidos,..el enterarte de la muerte de Jonh Barry, el cual te lleva a está impresionante película que describe toda una situación de histeria y protesta desmesurada. Me ha impactado ver a Donald Sutherland pateando a esa niñ@ y después desatarse el gran descontrol histérico. ¡¡Cierto que hay un gran parecido entre la animación y el actor!!. Están empezando a desmontarse muchas cosas, situaciones, ideas políticas...que no tienen sentido en estos momentos. Son tiempos de cambios radicales.

Ha sido un placer enorme leerte.
Un gran abrazo

Naia

Liliana dijo...

Maravillosa película. Inolvidable. Una de las lagunas imposibles para quien no la haya visto.
Un abrazo, Dante.

Dante Bertini dijo...

Gise:
repito la frase de Picaso,
(vaya cara la mía)
pero te aseguro que más
que buscar, encuentro.
Tres besos para tí de
los tres de la casa.


Liliana:
para mi al menos
fue toda una conmoción.
Creo que la escena final
-sin photoshop por medio-
es realmente brutal,
catastrófica.
Todavía no estaba tan en boga
el estilo corrección política, ahora sería imposible mostrar la escena del niño, un personaje por cierto insoportable.
Abrazos

Dante Bertini dijo...

Naia:
creo que si no ha envejecido, y a juzgar por la última escena parece que esta película está muy en forma, yo te diría que sin duda te gustará, que la veas sin falta.
Podría decirse que en ciertos aspectos es premonitoria.
La novela, corta, es tan genial como el filme, aunque las actuaciones en este son realmente excepcionales.
Ya me dirás.
Abrazos

39escalones dijo...

Gracias inmensas, Dante. Siempre nos queda el cine para refugiarnos. Como dice un buen amigo: la diferencia entre el cine y la vida es que el cine ha tenido mejores guionistas.
Abrazos.

dante bertini dijo...

Alfredo:
gracias a ti, a tu blog, siempre interesante y vivo, y a esa Hildy que no conozco y despertó mi memoria.
Abrazos

Siona dijo...

Muchas gracias por las recomendaciones, les buscaré un hueco! Cierto que todo parece encaminarse a la hecatombe, y que hablar del amor y otras veleidades, pareciera una broma de mal gusto. El circo de los políticos hace rato que hace aguas, pero aun no imagino, y creo que el resto tampoco, una nueva realidad. Y sin imágenes previas, que nos guíen los pasos: hacia dónde vamos? Nos falta simbólico! Como mujer pienso que un cambio podría venir de la mano del empoderamiento del supuestamente débil sexo femenino. Dime ingenua. No sé si este sea el camino de todos, pero por ahora es el mío. Saludos!

Dante Bertini dijo...

Siona:
creo que las mujeres acercan un aire nuevo a según qué cosas, pero al mismo tiempo tendrán que pagar su entrada a un mundo que hasta hace nada les era relativamente ajeno.
No es lo mismo mirar un partido desde las gradas que intervenir en el juego.
Finalmente los sexos no determinan todo lo que somos, no al menos para mí. Sin embargo produce ilusión y alegría cuando te cruzas con las que han logrado liberarse realmente de ataduras impuestas por la sociedad, no tan diferente a las que sufrimos muchos hombres.
Un abrazo, y gracias por intervenir.

Lirium* dijo...

Hola Dante:
Me desperté con la noticia de la muerte de Barry... una pena.
Como siempre tus posts me atrapan y tus asociaciones me resultan familiares, claro que tan bien expresadas!
No he visto ess película pero me atrapó el segundo video que dejaste, y si viene recomendada por vos... veré si la consigo.
Un abrazo

Dante B. dijo...

Lirium:
segundos antes de meterme en la cama -aquí dieron la una de un frío invierno- miro por última vez el correo y te encuentro.
En la radio suenan los Bee Gees y parece que el tiempo no pasara.
¡Fuimos tan jóvenes!
No hay queja ni lamento, sólo una constatación nocturna que, espero, no me quitará el sueño.
Besotes

Noemí Pastor dijo...

"...aunque se hace difícil tomar partido por la destrucción y el caos, somos conscientes de que es casi imposible soportar en silencio según qué situaciones."
Te tomo prestada esta frase, pues creo que la voy a necesitar. Ya te la devolveré cuando la exprima.
"Delitos y faltas" es tan terrible como hermosa. Y verdadera.
Me han vuelto a quitar CTK de mi paquete televisivo de pago. En fin.

Foreigner dijo...

Corro a buscar la peli. Gracias.

mi nombre es alma dijo...

No recuerdo haber visto la película, creo que me acordaría porque alumna aplicada que soy, me he acercado a leer algunas críticas por la red y en casi todas se destacan sus veinte minutos finales de un desasosiego inquientante de lo más hipnótico.

Dante Bertini dijo...

Noemí:
espero te sirva.
Me costaba decirlo, sin embargo al fin logré hacerlo.
No se puede vivir sin CTK...o se puede, pero la vida cotidiana es mucho peor.

Foreigner:
vale!

Dante Bertini dijo...

Alma:
llena de llamadas a otras obras artísticas -el grito de Munch parece haberla inspirado casi por completo- la escena es realmente sobrecogedora, sobre todo si tenemos en cuenta que todavía no se contaba con pantallas azules ni trucos digitales.
Recomendable, al menos en mi memoria.

Belnu dijo...

Cuántas conexiones! Y The Day of the Locust también es una canción de Bob Dylan que está en el disco New Morning, one of my favorites! Lo del nombre de Homer Simpson no lo sabía!!! La pata de mono... Comprendo bien esos forcejeos de Pepito Grillo, me resultan familiares

Dante Bertini dijo...

Belnu:
Dylan, tan culto él, seguramente se refiere a West, ya que por aquellos años hubo una recuperación de su obra.
¿Cómo va ese viaje?
Las palmeras cimbreándose para nadie...
Spago, Venice Beach...aún existen?