domingo, junio 05, 2011

Un tal Leonard, de apellido Cohen



No busquen aquí dentro menciones especiales al señor que da título a esta página. Está allí, en el titular, porque fue noticia y su premio me pareció interesante, novedoso, aunque -y lamento ser tan "toca toca"- también algo injusto. Huele a condecoración con intención mediática, ya que a la cobertura propia del premio en si, prestigiado y prestigioso, se une la de un nombre que no necesita ni un solo galardón más para tener la difusión que sin ninguna duda sus canciones, y sus textos, merecen.
Su nombre quedó allí, como título de un post que no se centrará en su persona, porque a veces me pongo recordatorios de algunos hechos que parecen definitivos, que tienen relativa importancia por dos o tres días -algunos no llegan ni a eso- y luego se disipan haciéndonos pensar que tal vez fueron sólo una alucinación de nuestras castigadas vigilias o un sueño mal digerido de nuestras agitadas noches. Como ejemplo de esto que digo: ¿no empieza a olvidarse esa carga de los malos mossos catalanes -comandados a la distancia por un señor con apellido de perfume e ideología de desagradable aroma- contra los hasta el momento insobornables Indignados de la habitualmente fea, desangelada y por una vez útil, cálida y viva, Plaza Cataluña?
Además, debo confesarlo, una vez puesto en la cabecera, el nombre del cantautor premiado quedó allí como una estrategia doméstica, de lo más económica y casi con seguridad poco efectiva, para la captación de navegantes despistados. Un canto de sirena sin escamas, lanzado al mar por un señor maduro, yo, que cuando se lanza a cantar ahuyenta hasta a su gato.

Sigo mirando todo tipo de películas, ergo: mis tormentas interiores siguen casi tan lozanas y vitales como el primer día. Es así como me trago Los chicos están bien, convencido de que Annette Bening y Julianne Moore pueden ser una convincente pareja de lesbianas con hijos adolescentes, y Mark Ruffalo, el guapo maduro de los dientes excesivos, encaja de forma perfecta como anónimo donante de semen. Todo se desarrolla con gracia de buena comedia americana hasta el final, cuando el macho es apartado de la historia por el simple hecho de serlo, ¿o acaso volvemos a los tiempos previos al otro mayo, el del 68, y resulta que una relación sexual extra-matrimonial está condenada necesariamente a los infiernos?
Son tiempos estúpidos, sin ninguna duda. Parece que un grupo de mujeres Indignadas de Plaza Cataluña se ha quejado a viva voz y en público de las actitudes sexistas de algunos de sus compañeros de acampada. El señor del apellido perfumado debe estar más que contento, esperando que las rencillas personales minen definitivamente lo que las porras, las balas de goma, los empujones y arrastramientos con tirón de pelo, expresivo retorcimiento de nariz y amoroso apretón de huevos, no lograron.

Dejo el cine para la noche y durante el día leo poemas de compatriotas -casi todos ellos vivos, algunos ya inevitablemente desaparecidos- para una antología que estoy preparando y que se editará gracias al apoyo del Consulado barcelonés. Más allá de sus valores específicos, todos estos poetas muertos me suenan siempre cercanos, me llegan al corazón, me emocionan.
Será porque compartimos el mismo idioma materno y, en muchos casos, parecidas experiencias migratorias. Zorzales criollos, gorriones sureños, golondrinas inquietas que buscan veranos algo más acogedores lejos de su tierra.
Esta mañana, la última posible del ciclo de Itinerarios por la ciudad, dedicado este año a los escritores sudamericanos que han pasado por Barcelona, me acerqué hasta el encantador jardín del Hotel Palace de la calle Boquería: quería escuchar uno de mis poemas en boca de otro y ese otro resultó ser un muchacho alto, guapo y ruso llamado Andrei. Lo dijo de forma perfecta, con el tono exacto y la triste rabia contenida que intenté transmitir al escribirlo.
Al escucharlo allí, acompañado por otros textos de Lamborghini y Bolaños y una canción de Daniel Viglietti cantada por Pablo Andrés Giménez, bajo la sombra acogedora de palmeras, magnolios y castaños, de pié junto a una treintena de personas espectantes y al grupo de actores-músicos vestidos de riguroso negro, sentí que aquellas palabras ya no me pertenecían, que empezaba a convertirme en un fantasma de estas calles que, flaneur incorregible, incorregible dilapidador de tiempo, tanto he caminado.

¿Por qué ilustro este post con una foto de Jimmy Dean? ¿Otro capricho? No. Sólo que en medio de mi dieta curativa de películas y rompiendo mis costumbres habituales, he visto hoy mismo por la tarde un documental que se llama James Dean, Forever Young y en él aparecen escenas de sus numerosas apariciones televisivas, de sus cástings y publicidades filmadas -¿no era que apenas había trabajado en tres películas?- además de una buena cantidad de fotos que al menos yo, antiguo admirador de su extraño carisma juvenil, de su salvaje elegancia natural, auténtico hors d'oeuvre del casual look actual, ni siquiera conocía, como esta de Sandford Roth, con pequeño gato incluido.
Muerto antes de cumplir los 25 años, la prensa carroñera no tuvo posibilidad de retratar su decadencia física, sus arrugas, papadas, calvicies y demás desmoronamientos. Yo ya he perdido esa posibilidad de eterna juventud, pero juro que no se la envidio.      

Para capricho, este: había dicho que no mencionaría otra vez al señor Cohen, pero de pronto encontré este video -refinado, elegante, bien fotografiado- con subtítulos en castellano, y me dije
-La música es muy pegadiza y bailona, me gusta, sin embargo, ¿metáforas como las del violín ardiendo merecen un premio literario de semejante cuantía?
¿No hubiera sido más propio uno a toda su trayectoria?

20 comentarios:

Antonio Tello dijo...

Ingeniosa la estrategia de llamada, D. Es probable que el jurado del premio se haya valido de la misma para darse nota mediática. A pesar de ello Cohen se lo merece, aunque quizás hubiese sido mejor el Príncipe de Asturias de las Artes, antes que de las Letras.
Pero vayamos al objeto de tu «llamada». No sólo se está olvidando de la carga policial, sino que el mismo M-15 (suena a nombre de arma) parece perder fuelle. Como habrás visto en mi Cuaderno, no sólo recuerdo eso, sino también la naturaleza de esa derecha que da palos y recorta los presupuestos de cultura, educación y sanidad. Me pregunto por la que nos espera si tanto indignado no se da cuenta de lo que realmente hay que hacer para que los trogloditas no lleguen a la Moncloa. Un abrazo

Dante Bertini dijo...

Tello:
yo no tengo tan claro que sea sólo la derecha la que da los palos, ¿acaso estos buenos mossos no fueron creados y apañados por gobiernos anteriores, presuntamente de izquierda? ¿O me perdí alguna declaración importante de parte del gobierno condenando esos hechos? ¿O será que finalmente empezamos a llamar a las cosas por su verdadero nombre y Zapatero y su clan, Carod Rovira y el suyo, ya pertenecen a la clase, al statu quo que en realidad defienden?
No soy muy optimista en cuanto a nuestro futuro social.
Un abrazo

Antonio Tello dijo...

Tampoco yo soy opitimista, pero sé de qué lado están los que defienden (algo) los derechos sociales y quienes los rechazan. ¿No te llama la atención de que en Madrid el gobierno municipal y el autonómico estén presionando al Gobierno del presidente Rodríguez Zapatero para que de palos a los de plaza del Sol y eso aún no haya ocurrido? El escepticismo a veces juega en contra de la única fuerza que se mueve. Piénsalo.

Miroslav Panciutti dijo...

También conmigo ha funcionado el efecto llamada de tu título, y es que Cohen me gusta mucho (poco original soy, ya lo sé).

En otro orden de cosas, me ha hecho sonreir imaginándote oyendo tu poema en voz ajena. Hace algunos años viví una experiencia parecida y me resultó extraña, en el sentido de que no me sentí en absoluto identificado. En fin.

Saludos

lidia-la escriba-www.deloquenosehabla.blogspot.com dijo...

ah pero de pura suerte,estas,que el Ministerio de Educación y cultura,no le aumenta a los docentes-estan de paro-ni una milesima parte,de nada...
bien por vos! se hizo presente,la voluntad, politica,bravo!espero que te paguen...
un abrazo,interesante y armonioso post
lidia-la escriba

39escalones dijo...

Mi querido Dante: el otro día, en otro lugar, a raíz de la aparición de unas "nuevas" fotos de Marilyn Monroe, le comentaba al gestor del sitio que hace tiempo que he hecho una apuesta conmigo mismo para saber qué nos queda más por conocer, si fotos desconocidas de Marilyn o canciones inéditas de John Lennon. Debo sumar, imperdonable olvido por mi parte, pruebas de rodaje y spots televisivos de Jimmy Dean, que al parecer, contra lo que se nos ha dicho siempre, estaba hasta en la sopa. Campbell, por supuesto.
Abrazos.

Mary Poppins dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=-b0m4u-raKQ

desde Sol que esta cancion me da vueltas como mosquito en noche de verano.

...cuidar las utopias hasta que vengan mejores tiempos

Ay utopia, cuanto te quiero, porque les alborotas el gallinero ...

un beso desde Cadiz Dante

dondelohabredejado dijo...

Hace semanas que me bajé los chicos están bien y no me decido a verla...
Cuando yo canto, mis gatos me maúllan para que me calle y si no lo hago se van a un rincón bien alejado, ja ja
Lo que me había alegrado y entusiasmado, a mí y a tantos, parece que se ha quedado en el envión nomás...vienen otros temas a ocupar espaios porque han quedado libres. Me siento decepcionada, como ya me sentí mil veces desde mni adolescencia, y seguramente volverá a pasarme.
Pero me queda aún una esperancita, o las ganas de esa esperanza.
Un abrazo grandote, que estés cada día mejor. Mis mimos a Federico.

Dante Bertini dijo...

Tello:
me encuentras algo descreído; pocas cosas que no sean personales llaman a mis sentimientos, a mi razón.
No me gusta el gobierno actual, lo siento. Pienso que estarían mejor jugando de opositores.
Sin Leire Pajín, que debería estar ocupándose de otros menesteres.


Miroslav:
Cortázar iba poco a Argentina porque según él se sentía como un fantasma; la gente se refería a su persona como si no lo fuera.
A mi medida, humildemente, yo sentí lo mismo, aunque como siempre resultó ambiguo: también sentí placer, me resultó muy gratificante.
Un abrazo, muchacho.

Dante Bertini dijo...

Lidia,
tienes un nombre taurino, no se si lo sabes. Allá, para nuestra suerte, no suena a otra cosa que no sea nombre.
Gracias por los piropos al blog: siempre vienen bien las caricias.
Un abrazo... y que sigas escribiendo, y visitando.


MaryPop:
no puedo saber hasta que vaya allí, a la dirección que pones, de qué canción está hablando. Gracias de cualquier manera.
Me gustó lo del alboroto, aunque creo que, muertos como están, hundidos en sus lujosas miserias, no hay nada que les haga cosquillas.
Respuesta cariñosa desde BCN.

Dante Bertini dijo...

Alfredo:
un día de estos saldrán a relucir los cortos íntimos del Ratón Mickey o las fotos privadas del Pato Donald.
Qué sistema tan perfecto, cómo sabe dosificar los huevos para que las gallinas se coticen en bolsa...
Si hubiéramos visto en su momento los primeros intentos de este muchacho guapo por meterse en el mundo del espectáculo, podríamos haber comprendido con ternura sus desaciertos, pero tal vez nunca hubiéramos creado el mito que aún persiste. Te recomiendo el documental. Es exhaustivo.
Abrazos

Dante Bertini dijo...

Marina:
sobre la peli, me interesa que la veas y me lo comentes...
En cuanto a las ilusiones, creo que es apresurado desanimarse; ya habrá tiempo para hacerlo. Conservar la esperanza, regarla hasta que se ponga verde brillante, es una forma de no permitir que este movimiento se aquiete para siempre.
Abrazos gatunos, sin cantos ni maullidos...y besos.

Raquel Barbieri dijo...

Qué buen posteo, Dante. Me hiciste pasear bastante y eso es bueno. Tengo una imagen acabada como para hacer una puesta en escena, del ruso recitando tu poema.

Y te cuento que me sentí (muy) identificada con el tema de los títulos que indican otra cosa que lo que el texto alude... por ejemplo, una vez llamé a una entrada "Prometeo encadenado" pero no para hablar de ese tema en forma ortodoxa sino para agarrarme de la frase y disparar a otro tipo de encadenamiento, en el cual Prometeo ni aparecía. Y en otra oportunidad, puse el título "Il ritorno d'Ulise in patria" porque me habían arreglado el Internet y yo volvía a postear después de unos cuantos días off line.
Es bueno tomarse ciertas libertades.

Te mando un abrrrrazo lleno de erres de parte de Renata y de mí.
Que estés muy bien :)

Vanina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vanina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dante Bertini dijo...

Vanina por dos:
Gracias
Es bello, sí, muy elegante.
Espero que lo disfrutes como yo.
Thanks...and kisses.

Las Horas dijo...

Dante querido. No tengo mayor opinión con Cohen, realmente no me apasiona (pecado? jajajaja) "Los chicos están bien" me agradó, es acertado tu punto, pero la verdad me gustó encontrar una película donde la homosexualidad se tratara de forma ¿heteronormativa? mira que bobadas digo... a lo que me refiero es que es un intento estimable de comedia ni muy seria ni tan ligera, quizá es porque la vi meses atrás, cuando estaba metido en filmes de gays trágicos o de comedia infumable... y entonces me topé con el filme y me pareció digerible, reí mucho y las actrices principales... bueno, las amo.

Hermoso encontrarte en la calle, que tus palabras no sean tuyas más, no sabría explicar (ahora vengo como que no puedo ni explicar, pero igual comento...) en mi caso, sólo me han citado mis ex-amantes para recriminarme la falta de discreción jajajajajaja ni qué decir.

Un beso y abrazo mi estimado.

Las Horas dijo...

pd1: lo del movimiento, bueno, siempre he creído que los movimientos suelen disolverse... son pocos los que no, y estos suelen ser los lúdicos pero al final no aportan demasiado (mira que tan crítico de manera innecesaria soy!)

pd2: oh la juventud... yo con 22, aún tengo tiempo? jajajaja me imagino con arrugas y calvicie, siempre lo hago, y pienso: ojalá haya hecho algo bueno con todo ese tiempo jajajaja.

pd3: más saludos!

Dante Bertini dijo...

Raquel y Renata,
el aparato o su conexión, me, nos, juegan malas pasadas: había dejado un largo comentario contestando las cosas que me dices y el muy cretino ha decidido evaporarse.
Decía que comos buenos escorpianos somos muy dados a trastocarlo todo...creativamente hablando.
En lo demás también lo hacemos y maldita la gracia que le hacen a muchos.
Sabes que tengo un Eros Desencadenado que es casi una respuesta al Prometeo y lo del retorno de Ulises me suena en este mismo momento a algo muy cercano.

Besos con erre de arrebato para las dos erres de este blog.

Dante Bertini dijo...

Leonard uno y dos:
tampoco a mi Cohen me dice demasiado. Quizás le falte algo de pluma o le sobre algo de hetero absoluto y sin concesiones.

La película es un lujo a esos niveles, sin duda: buen guión, diálogos sabrosos y dos actrices muy buenas; el clima general se siente cercano y afable, pero me parece que podemos exigir algo más a estas alturas.
Por ejemplo que no SE muestre al personaje de Ruffalo -UN BUEN TIPO- como un descerebrado que piensa sólo en sexo, algo muy afín a cierta mentalidad feminista algo trasnochada, amante de los desencuentros más que de las coincidencias.
Quizás las cosas sean así, tan sin esperanza, sin embargo preferiría, ya que es una comedia y no una obra de cinema verité, que enseñe otras posibilidades más revolucionarias e imaginativas...como las que plantean algunos de los Indignados de Mayo. El resto es silencio, cementerio, muerte.

Yo, que ya conozco lo del paso del tiempo devastador en propia carne, te diría que lo ya hecho siempre sabe a poco, por eso es necesario hacer todo lo que se nos ocurra con honestidad y brío, de la mejor manera posible.

Un abrazo
y otro más