jueves, junio 02, 2011

¿Vamos al cine?


Cuando las palabras pesan demasiado o se encuentran con su propio eco rebotando contra un muro de silencio, en medio mismo del despreciable desierto de la soledad; cuando el relato de nuestra vida pasa por un capítulo que, aunque previsible para el resto del mundo -o en especial por ello- nos resulta particularmente desgraciado; cuando las alas, frágiles, en un todo virtuales, de nuestras fantasías, se estrellan contra esos mediocres, amargos, remanidos argumentos a los que solemos llamar realidad, mejor aparcar nuestra desvencijada tristeza junto a cualquier árbol de la calle -tal vez algún tonto ambicioso y ciego cargue con ella- y correr a tirarnos en nuestro habitual sofá de las desdichas y los sueños a mirar una película que nos entretenga y vuelva a cargarnos las casi exhaustas pilas de la ilusión.
Les dejo tres posibilidades muy distintas y me despido hasta dentro de unos días.
Andaré cerca, sin embargo, atento a los comentarios que me dejen...si es que quieren hacerlos.





18 comentarios:

dondelohabredejado dijo...

Esa rutina gimnástica es igualita a la que realizo todas las mañana, je je je
Sumo las tres pelis a la lista de pendientes.
Te dejo un abrazo grandote y cariñoso. Que te lleguen motivos de alegría.

alicia mannino dijo...

Oh sí no puedo estar más de acuerdo Dante... Olvidar mi personaje, detener mis pensamientos perderme en las historias,y paisajes humanos durante un tiempo para que despues del The End, mirando embobada los titulos finales, reconociendo ese momento como el puente que me trae de vuelta, me reencuentro renovada en ideas y emociones, casi siempre feliz...(Tu blog es un cálido y seguro rincón para encontrar-se)

Dante Bertini dijo...

Marina:
puedes sumarlas, son tres momentos distintos de la historia del mundo y de la mía propia. La última es un homenaje personal a los Indignados de las plazas del mundo.
Recibo el abrazo con los brazos abiertos y espero esos motivos de alegría que me deseas. Besos.


Alicia:
desde el mundo exterior llegan tsunamis, granizos y vientos huracanados, también algunas brisas novedosas y gratificantes: nuestro corazón no puede quedarse al margen.
Qué suerte poder (re)encontrar(se) y que esta mi casa virtual te parezca segura y cálida. Me gusta verte por aquí...
¿o debería escribir acá?
Te mando un abrazo. La semana entrante estaré algunas horas en tu ciudad, trabajando.

Caruano dijo...

Anda, hazme sitio en el sofá, que me voy a quedar un rato viendo una peli.
Un abrazo.

Dante Bertini dijo...

Caruano,
bienvenido seas, hombre, aunque el mando a distancia lo manejo yo...
Abrazos

Vanina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
39escalones dijo...

Como comprenderás, este deporte de exiliarse en una o varias (o muchas, o demasiadas) películas lo practico asiduamente. De las que propones, cualquiera, pero me apetece especialmente la segunda. Que me la pide el cuerpo, vaya.
Abrazos.

Beatriz dijo...

Me quedo a compartir las peli contigo. Hazme un lugarcito en el sofá. Prometo no hacer ruido, ni comer palomitas.
Ah¡ que no falte a mi lado tu "miauuu"...Tal vez con su mirada nos entendamos más que con las palabras de los que razonan que desde hace tiempo me quitan el sueño, y lo que es peor me van dejando sin esperanzas.

Un beso -

Dante Bertini dijo...

Vanina:
las tres, a su manera, son películas de una gran ternura, pero la primera, no te confundas con el tráiler, no es una comedia ligera, graciosa. Habla de las relaciones humanas, del verdadero amor, y este no suele serlo nunca.
Gracias por seguir encontrando a este lugar calidad de refugio. Para mi lo es. Abrazos

Dante Bertini dijo...

Beatriz:
Federico sabe tanto que asusta. Estos días anda como yo, sin encontrar su sitio preciso en el universo.
Alguien relativamente muy joven me dijo que podía estar contento de lo vivido, que de tener mi edad, y ante cualquier problema, se pegaría un tiro. Yo sigo con ganas de exprimir la vida, que no necesariamente quiere decir tomarse un zumo con mucho azúcar.
Besos


Alfredo,
eliges bien: "Harold and Maude" es un auténtico canto a la vida, al amor sin barreras, al desprejuicio y la libertad, valores que alguna gente no conoce y, para su desgracia, y por su merecimiento, nunca podrá conocer.
"Cine viejo", para los amantes del chisporroteo, la sangre porque si, el chiste fácil y los efectos especiales.
Te abrazo, tienes un buen trabajo.

Vanina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dante Bertini dijo...

Vanina:
"Amor sin barreras" es también una película, la traducción libre de "West Side Story"...nosotros tenemos tantas tan diferentes, tan variadas, que no se si nos es dado vivir sin ellas. Quizás sea imposible.
Un abrazo

Vanina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Simbad y Arundathi dijo...

¡Qué interesante tu blog!
Me he quedado estupefacta con las dos últimas películas, que ví hace ya mucho tiempo. De la primera me acordaba perfectamente, pero la segunda la tenía por ahí perdida en la memoria y de pronto se ha manifestado. Recordaba perfectamente todita la escena...
Aunque ya no sé nada más, igual la ví cuando tenía catorce años.
Bueno, yo que jamás de los jamases comento nada en ningún blog (he llegado al tuyo por casualidad, en fín) y voy de anónima por la vida, te dejo este comentario y te visitaré a ver por dónde me llevas...
Muchos saludos. (Arundathi)

Dante Bertini dijo...

Vanina:
¿por qué has borrado tu entrada?
Lo que decías era interesante y mi contestación ha quedado fuera de lugar...
De cualquier forma no importa: es tu derecho y habrás tenido razones suficientes para hacerlo.
Tienes que sentarte con tiempo, ganas y buen sonido, a ser posible frente a una pantalla grande, y ver esta película, revolucionaria en el terreno de las comedias musicales, con bailarines maravillosos, una deliciosa Natalie Wood y, nada es perfecto, un protagonista masculino que produce un poco de fastidio.
Abrazos

Dante Bertini dijo...

Simbad y Arundathi:
gracias por la deferencia!
Ahora me paso por vuestro -¿o eres solo uno/a?- blog, para devolver la visita.
"Harold and Maude", por las circunstancias en que la vi y la persona que casi me obligó a hacerlo, mi inolvidable y particular Maude,
no la olvido jamás.
"If" se había perdido en mi memoria y la reencontré por casualidad. Creo que es magnífica.
Abrazos

Bel M. dijo...

Sea lo que sea lo que ocurra, esas barreras, esa irredenta irrealidad, no estás sólo, Dante, y, aunque no sirva de mucho, también los demás... "mal de muchos, consuelo de ¿todos? ¿tontos?"...
Un abrazo y gracias por esas excelentes recomendaciones.

Dante Bertini dijo...

BelM:
gracias por tu solidaridad, por poner el hombro y la oreja aunque no sepas muy bien de qué se trata, por pura comprensión y empatía.
Consuelo de todos...
Abrazos