viernes, diciembre 30, 2011

PARA SEGUIR AQUÍ


Mi farmacéutico, que es un tipo joven, amable, simpático y con una cara de rasgos muy marcados, de luminosa intensidad, me dijo el otro día:
-Todos los que dicen creer en estas fiestas son buenos durante los pocos días que ellas duran. Los incrédulos como tú y yo somos buenos durante todo el año.
Un año "nuevo" por delante y el panorama que se nos presenta no parece demasiado optimista.
Por supuesto no lo era cuando salí corriendo de Argentina para que las tres A (¿Amenaza, Atropello, Asesinato?) o cualquier otro grupo igualmente siniestro (o diestro, que en aquellos días todo era muy confuso) no pasara por encima de mi pobre cuerpo veinteañero sin siquiera detenerse para ver el estropicio producido.
Ni cuando, apenas cumplidos los diecinueve años, tuve que presentarme a una revisión para la mili, por aquellos tiempos obligatoria. Reconozco que para mí nunca fue menos sexi la exhibición de centenares de jóvenes desnudos formando unas colas que, a juzgar por las caras, parecían conducir de forma directa al infierno.
Tampoco puedo decir que fuera muy optimista mi entrada a los 25: "un cuarto de siglo", me decía, "y todavía no se que va a ser de mí en los próximos años."
Ese siglo, el primero de los míos, ha seguido trancurriendo sin detenerse ni un segundo y yo creci con él, mucho y casi sin darme cuenta.
Aquí estoy, sin embargo, ya en el segundo: vivito y todavía coleando.
¿Como una lagartija color esmeralda de la antigua isla de Formentera? ¿Como un picaflor vibrante en el mediodía estrepitosamente silencioso de Curuzú Cuatiá, Corrientes? ¿Como un perro salvaje, corriendo contento en medio de su jauría amiga por la desolada Costanera Sur de Buenos Aires?
Vivito, coleando y aún con ganas. El corazón herido convalesce con lentitud, a pesar de que, como dijera Borges de manera perfecta: "sólo una cosa no hay: es el olvido".
Seguimos pues... Seguimos.
Memoriosos, doloridos, sangrantes; sin saber muy bien por qué, seguimos.
Tal vez porque la ciudad donde nací todavía me espera y aún hay allí rastros notables de la lejana infancia, o porque y sus calles de aceras desastradas me cuentan valiosas historias antiguas que, a fuerza de vivir el estrepitoso día a día, olvidé casi sin darme cuenta durante el cambiante, a veces accidentado, trayecto de mi vida.
Seguimos, sigo. Porque durante los próximos doce meses quizás podré encontrarme con un libro, una película, una imagen, una persona que pulse nuevamente mis emociones escondidas, obligándome a sonreir con ternura o haciendo que una vez más llore de alegría.
Pero ahora mismo, hoy, 30 del 12, a horas del alejamiento definitivo de este año maltrecho, aunque sólo sea para exorcisar los muchos miedos, para alejar de nuestras vidas esa mala gente poderosa que amenaza nuestra felicidad por dura avaricia, por pura ambición desmedida, para mantener a distancia a los mediocres, envidiosos, resentidos y malvados sin razón valedera, pintemos nuevamente de rosa vibrante nuestras oscurecidas fantasías.

¡Feliz 2012 para todos aquellos que en realidad se lo merezcan!
(Y, como cada año de los últimos, el mismo regalo: La vie en rose, esta vez en versión callejera, discotequera y de concierto)

Ilustra: Autorretrato, 30 de diciembre de 2011.




22 comentarios:

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Sigamos, Dante, porque estamos acá, porque estamos juntos (tan lejos y tan cerca de casi todo y de casi todos...), porque a pesar de, y también por eso mismo hoy es siempre todavía.
Feliz 2012 para vos, me siento un ratito a tu lado con la música y me adueño de ese deseo no dejar de conmovernos ante la vida.
Te abrazo fuerte, y te convido con un mate nuevo y humeante.

Dante Bertini dijo...

Diana:
mejor creer, que diría mi homeópata alemán de Ibiza...
mejor seguir, que me dicen las ganas
de seguir estando...
para gozar de amistades y cercanías tan placenteras como la tuya...
Gracias por el mate y dos mil doce felicidades.

arati dijo...

Sigamos, Dante, Feliz y rosa 2012.

https://plus.google.com/103352439802915176749/posts/F97WM8hihov

Beatriz dijo...

Doblemente cercana a tus paisajes y sentimientos. Por los de aquí y por los de allá y porque yo soy una más del grupo de los/as incrédulos/as que siente que todos los días de todos los años deberíamos ser felices. Esa felicidad que no necesita de ostentaciones ni se anuncia en spot publicitarios entre burbujas y gente guapa. Sino aquella que nos hace sentir maripositas o cosquilleo en la barriga. La que nos conmueve.

Y porque tú te lo mereces, ¡Felicidades para ti y para quienes bien te quieren!

Dante Bertini dijo...

Arati,
gracias.
Rosa y feliz para vos también.
Que nos sigamos siguiendo.



Beatriz:
nos merecemos lo mejor, verdad?
Pues que lo tengamos de una buena vez.
Rosa de Santa Rita, azul de jacarandá, amarillo de mimosas, blanco de jazmín...
Un abrazo de felicidad.

Ātman dijo...

El 2011 no fue tan malo, y como bien dices aquí seguimos, nuestro palpitar así lo atestigua. Para mí fue un placer seguirte y una alegría saber que acabado éste podré seguir haciéndolo en su fatídico y casi innombrable consecuente. Este último post esperanzado y esa versión callejera de “La vie en rose” me llenan de energía y bienestar… son los pequeños micro-enamoramientos y alimentos vitaminados que nos devuelven la alegría de vivir. Merci monsieur.

Muchas felicidades y un abrazo

Liliana dijo...

No sé si te lo habrás propuesto así, pero tu fotografía me recordó a Las Meninas, de Velázquez. La composición, el claroscuro, las tres figuras en diagonal, el lienzo, las tres carteras (enanas) a la izquierda.
Comienza un nuevo año y hay que empezarlo de cero, con la piel curtida, pero renovada a la vez.
Allá o aquí, te deseo un buen 2012.
Un abrazo, Dante. Y en febrero nos vemos.

Rios de plata dijo...

Hola Dante,desde la continuidad de la vida,vive,desde la cronologia de los dias,ilusionate,desde el final hay un principio,como del dia la noche y la certeza de que una sin la otra que seria?disfruta como me haz echo disfrutar a mi cuando te conoci,con esa generosidad tan transparente espero volver a encontrarte,por que empezar a conocerte a sido y sera uno de los deseos que albergo,me habian dicho y lo creo que las casualidades ....te dejo abrazos calidos,besos,que tengas mucha mas luz,que me sigas deleitando,emocionando y dando ganas de estar cerquita tuyo.
Gracias por este torbellino de imagenes,reminiscencias,fragantes y musicales a la vez,¡FELIZ AÑO 2012!

Dante Bertini dijo...

Atman:
para mi fue un año ilusionado que termina con una pérdida dolorosa, con la sensación de que no he sabido dar lo que debía, que lo que suponía iba a ser feliz para alguien sólo le produjo desazón, incertidumbre y ganas de escapar.
Prefiero esperanzarme desde ya.
No seré yo, al menos por ahora, el que ponga el final a mi película.
Una abrazo. Es un lujo tenerte por aquí.

Dante Bertini dijo...

Liliana:
si me conocieras un poquito más -cosa imposible con tanta distancia por medio- sabrías que casi nunca planifico nada. Eres tu la mirada que le da sentido a una imagen que me pareció festiva...a pesar de mi cara algo enlutada.
Gracias. En Cornelia, Farga, Crustó o El Galeón, nos debemos un café y una larga charla.
Besos

Dante Bertini dijo...

Ríos de Plata?
precioso comentario...
inquietante, misterioso.
Prefiero no intentar una pesquisa imposible y quedarme con tus palabras llenas de cariño.
Gracias y felicidades.
Que no te desilusione nunca.

Ātman dijo...

La experiencia nos dice que aunque lo parezca, nadie es imprescindible, único, predeterminado, sino solo uno más de los figurantes en nuestra travesía.

Te deseo Dante, que este nuevo año sea para ti una auténtica bendición capaz de alejar los recuerdos amargos, renacer como el ave fénix y seguir regalándonos con tu sensible inteligente y eficaz sabiduría (así lo siento).

Para ti y para todos los desencontrados, tras el adiós, un tango para el consuelo

http://www.youtube.com/watch?v=shDxWBmxWoo&feature=related

Y otro abrazo

carmen dijo...

Pues pintemos de delicioso color rosa nuestras vidas.
Gente como tú se merece que 2012 le sea propicio.Es mi deseo y mi pensamiento feliz hacia ti.
Saludicos.

Dante Bertini dijo...

Atman:
la experiencia puede asegurar lo de la imprescindibilidad, pero el corazón, partido o no, siempre más teatrero, no es tan afecto a esas definiciones y le da por pensar lo contrario.
Renaceré, supongo, porque la experiencia me ha enseñado a mirar más allá de mi caparazón y, aunque el sabor de la pérdida no se borre con facilidad de mis labios, estoy dispuesto a aceptar los nuevos frutos que la vida me depare.
Creo que ha quedado un poco erótico; juro que no era mi intención.
Un abrazo, gran hombre.

Miroslav Panciutti dijo...

Feliz año, Dante, y sí, sigamos, incluso cuando no encontremos motivos o, mejor dicho, no los queramos ver, porque haberlos siempre los hay. Que 2012 consiga contradecir los malos augurios con que nos lo pintan. Y que sigamos encontrándonos en este magnífico patio virtual.

39escalones dijo...

Bueno, textos como el tuyo son los que animan a desanimados como yo a encarar con ilusión la nueva andadura, por más que de un año a otro lo único que cambie sea un número en el calendario.
Abrazos

Dante Bertini dijo...

Carmen,
estimada amiga,
he comprado muchos litros de tintura rosa bombón para pintar todo el ceniciento panorama...
Si te hiciera falta, que no creo, estoy dispuesto a compartir contigo todo el material restante.
Abrazos.
Rosados, por supuesto

Dante Bertini dijo...

Miroslav:
que sigamos aquí, que es seguir en la vida, en el día a día con todos sus claros y oscuros.
Te mando un abrazo, y dos, con los mejores deseos desde este patio virtual con pretensiones de jardín.



Alfredo,
gracias.
después de dar la tabarra con mis amores, desamores, ilusiones y fracasos y que muchos como tú me soportaran, ¿qué otra cosa sino ilusión puede agregar a este cambio de almanaque?
(Por cierto: ya compré el de Fotogramas con la Marilyn ilustrando enero)
Un abrazo, o 39...

Raúl dijo...

Feliz año, también para ti.

Caruano dijo...

Feliz año, Dante.
Qué vie en rose tan rose la de Donna. Genial.
Abrazos.

Dante Bertini dijo...

Raúl,
una alegría verte por aquí.
¡Felicidades!


Caruano:
otro tanto contigo, visitante
habitual y siempre bienvenido...
Muy rose la donna-vie, sin duda.
A ver si nos salpica un poquito.
Abrazos

Maria dijo...

Feliz año 2014. Esa cancion me encanta...

Des nuits d'amour a ne plus en finir
un grand bonheur qui prend sa place
des enuis des chagrins, des phases
heureux, heureux a en mourir.
Quand il me prend dans ses bras
il me parle tout bas... lalala cardiologos online cirujanos generales y plásticos online dermatologos online endocrinologos online gastroenterologos online ginecologos online homeopatas online médicos internistas online nefrologos online neumologos online neurologos online oftalmologos online ortopedistas online otorrinolaringologos online pediatras online urologos online