martes, marzo 20, 2012

Las muchachas de antes no usaban...


No estoy pasando por tiempos muy bloggeros. En realidad tampoco paso demasiado tiempo al ordenador. El frío intenso y húmedo de este corto invierno trajo a mis piernas -ya demasiado trajinadas, supongo- algunos dolores desconocidos, algunas molestias que hubiera preferido no encontrar en mi camino.
Un mal paso en la calle, un apoyar el pie con fuerza innecesaria en un desnivel que no debería estar donde esta(ba), y mi rodilla comenzó a quejarse de forma sorda, insistente, dolorosa, muy molesta.
Los análisis descartaron roturas, artrosis y reumas, pero no un desgaste de cartílago: "esa mancha negra que ve allí, en la gammagrafía", según el especialista que me atendió. Como me dolía al caminar, la prescripción fue inmovilizarme: "Quédese en casa, descanse, no se mueva demasiado". Igual que otras veces, recurrí a los médicos alopáticos para decidirme por una solución más cercana a la de las medicinas alternativas, ridícula denominación mediática para algunas terapias muy anteriores a las actuales. En esta ocasión fueron la acupuntura, los masajes y mi habitual testarudez.
Resulta que me dolía con más intensidad cada vez que cambiaba de posición y, sobre todo, cuando después de largo rato de quedarme sentado frente a la pantalla del ordenador, volvía a ponerme en pie. Caminé, por supuesto, abandoné bastante el aparato luminoso, hice estiramientos suaves, arreglé un espacio nuevo de trabajo -un trastero en realidad- que conseguí casi por milagro; subí y bajé escaleras, pinté paredes, ordené libros y herramientas, me divertí como hacía tiempo que no lo hacía. Mientras tanto seguí con mis otras labores, aunque dándoles menos espacio dentro de mis horas y entendiendo que el dolor de las rodillas podía ser un mensaje de mi cuerpo para recordarme que necesitaba ponerme otra vez en pie; olvidar, o al menos dejar de lado, encuentros, devociones y entregas casi religiosas.
"¡A seguir andando, que lo tuyo nunca fue estar arrodillado!", clamaban los goznes de mis rodillas.
Y aquí estoy todavía. Puedo moverme con bastante soltura y empezaré nuevamente mis clases de yoga; tal vez también otras que me debo, desde noviembre, con un encantador y muy efectivo personal trainer. Debo haber perdido los pocos lectores amigos que tenía, aquellos que perdonaron mis numerosos desaciertos y aplaudieron algunos afortunados, muchas veces fortuitos, insospechados hallazgos. Así es la vida... o así la hacemos nosotros.

Adjunto el tráiler de un documental argentino que no he visto. Habla por sí solo, y lo hace de amores y juventudes perdidos, de ilusiones y esperanzas machacadas, de vidas intensas que aún siguen en pie; con ganas de más, a pesar de mil y un avatares.
Estas muchachas de otro tiempo, aún muchachas a pesar de todo, son o fueron muchachas peronistas. Mostrándolas aquí perderé quizás otro buen montón de visitantes, ofendidos, dolidos, ultrajados por la que supondrán mi ideología kirchnerista. Me anticipo a estos posibles desencuentros porque ya me ha pasado antes. Sería inútil explicar razones. Hay quienes no pueden entender que no se administre un pensamiento único, fijo, sin dudas ni curiosidades; que no se esté embanderado desde el nacimiento hasta la muerte.
Yo, y lo siento por ellos, prefiero seguir moviendo mis rodillas.

(cariñosamente, para Liliana S., muchacha de hoy, y para mi madre, Josefa, que, sin ser peronista, admiraba a Eva Perón)

22 comentarios:

Gise =) dijo...

Seguro que tu dolor de rodillas no queria decir que sigas quieto sino todo lo contrario... quiza sea un llamado a no parar... y yo no soy tu dolor de rodillas pero, a pesar que no me dejo ver mucho, te pido que no pares de escribir, de hacer, de generar cosas... esa es la mejor froma de vivir estando activo no sentado ante un ordenador o en reposo absoluto...
Besotes y abrazotes por mil!!!!!
T'estim!!!!!!

Gise =) dijo...

Oleeeee puedo cantar priii!!!! jejejeje!!!!

Dante Bertini dijo...

Gise por dos,
muñeca,
gracias... te hago caso desde antes que me lo aconsejaras, de puro testarudo que soy...y sigo en la brechas, trencito de carga y descarga...
besos

Gise =) dijo...

Te paso un link que encontre despues de escribirte... a ver que opinas....

http://planocreativo.wordpress.com/2008/09/02/las-rodillas-el-orgullo-y-el-yo/

Besotes cariño!!!!

Dante Bertini dijo...

Gise, gracias.
No se si es exacto, pero de esos mensajes hablaba yo.
UN ABRAZO

Mercedes Thepinkant dijo...

Te sigo siguiendo. Bsos

39escalones dijo...

Pues ánimo y a mejorarse.

Jamás entendí, y creo que nunca entenderé, lo de Eva Perón, sorry.

Abrazos.

Colecciones Teatrales dijo...

Sabés de mi condición de peronista congénito, de modo que te agradezco profundamente que no siendo vos de la misma condición, le des este espacio a "las Muchachas" Hay aún hoy quién no entiende que Evita es mucho más que Peronismo, hay quien aún no entiende que ella es un reclamo de justicia social, y mientras así sea, ela seguirá siendo bandera de la lucha de los humildes por la dignidad

Dante Bertini dijo...

Mercedes:
me gusta la forma y el contenido de tu comentario, gracias
Abrazos

Dante Bertini dijo...

Alfredo:
los mitos no se entienden, creo...pero te aseguro que ella fue algo más que eso para millones de personas.
Gracias por los buenos deseos y también por la sinceridad.

Dante Bertini dijo...

Roberto:
las muchachas me hacen soltar un lagrimón cada vez que vuelvo a verlo para mostrárselo a alguien...y esa emoción no es un producto de la cabeza, ni de la ideología, ni...Soy argentino, ¿cómo puede serme indiferente?
Te saludo con respeto por tu sincera claridad y te mando abrazos,
varios

39escalones dijo...

Ya, hijo, entiendo que por su carácter de mito no resulte explicable racionalmente para millones de personas, en la Argentina y en todo el mundo. Pero es que yo siempre veo a una señora que se codeaba con Franco entre grandes fastos, reconocimientos y alabanzas mutuas, y la verdad, dime con quién andas...
Abrazos

Tarántula dijo...

No podemos comprender la fascinación que ejerce el carismático poder de algunas personas sobre multitudes de personas. Lo de Eva Perón, al igual que muchos otros políticos presentes en el escenario mundial podría calificarse de utilización adecuada de los encantos del carisma, exposición de las masas. No sé qué hubiese pasado si Eva Perón hubiese vivido más, tal vez la historia la dejó con el pastel a medio comer, no podemos juzgar, en realidad, a una carrera política que según mis humildes elucubraciones no terminó de terminar.

Tal vez hubiese desembocado en todo lo contrario a lo que fue, quién sabe, en la política hay tantos cambios de tuerca...

Dante Bertini dijo...

Alfredo...
estás por allí?

Dante Bertini dijo...

Alfredo:
no estoy tan loco como para pensar que, en formato chat, tú puedes estar al otro lado, pero pasó que escribí una larga contesta y se borró al intentar entrarla...¡me cahis!
Te decía que la imagen de Eva como una predadora la alimentaron los carcas argentinos primero y los súbditos ingleses (esos angelitos) después, llenándose de dinero con el musical célebre.
Deberías ver el documental catalán (La sombra de Evita) sobre su viaje a España y comprobarías que, con Franco, de amiguetes nada. Hacían sus negocios supongo, como todos los políticos del mundo. Y fingían. Sin embargo ella, mucho antes del auge de las ONG y de las estrellas voluptuosas y "comprometidas", se dedicó a "derrochar" los dineros del estado ayudando a los más desposeídos y haciéndolo cara a cara, en su despacho abierto, no a través de secretarios o sirvientes.
Ahora, te digo, ella puede no gustarte, por supuesto, no tienes porqués ni por cuántos, ye igual yo seguiré mandándote abrazos como siempre.

Dante Bertini dijo...

Tarántula:
no se si hay explicación posible, aunque casi siempre hay muchas certezas y comprobaciones.
Ella llenaba plazas con gente que la admiraba y al morir dejo a gran parte de los argentinos de luto.
Tan negro y profundo que hasta hoy la recuerdan...y la aman.

Frank Invernoz dijo...

Dante. Tienes la condición admirable de ser abierto mentalmnente. Me encanta. Cuando empecé a leerte el post lo primero que me vino a la mente, la primera ocurrencia, la primera idea (que siempre escupimos argentinos y latinoamericanos) fue que me imagino que habrás dado un mal paso en tu vida para que te duela la rodilla ji, ji, ji ;-). No quiero entrar en la controvertida biografía de Eva Perón ni en la copia burda que hace de ella Cristina Fernández de Kirchner. Creo en la Argentina y espero que salga al frente y le plante cara al mundo. A lo mejor lo está haciendo Doña Cristina, tocaya de una noble española. Pero mejor no mezclar la primera idea, la primera ocurrencia, con la segunda idea, la segunda ocurrencia, ja ja ja ;:) Espero que la fidelidad de tus lectores, aunque no dejemos comentarios con frecuencia, mejore tus dolores, físicos de la rodilla y espirituales, digamos. Un afectuoso saludo, Dante, sos un crack literario, un goleador de corazones, un alivio para las almas perdidas que andamos por el mundo, Ciao.

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Querido Dante, no seré una de aquellos lectores que hayas perdido. A pesar de que quizás hayas notado mi alejamiento de los posteos. En primer lugar, mi cariño para que te reconforte en tu dolor de rodilla, algunas señales que el tiempo irá dejando y no más que eso... Ningún motivo para detenerse, que "caminante, no hay camino, se hace camino al andar".
(Seguramente mi hija lo escuchará de boca de Serrat y Sabina en vivo esta noche en Rosario, ese par de pájaros entrañables que siguen su vuelo de alegría a pesar de los pesares).
Como Rosa Montero dice por ahí,un pensamiento independiente es un lugar solitario y ventoso, y más en nuestro país, donde nadie puede avalar algunas acciones de gobierno sin ser amarrado a las huestes oficialistas o criticar otras sin ser condenado por opositor. En fin, algunos testarudos todavía lo intentamos, quizás porque no nos bancamos los rótulos de ningún tipo. O sentimos que la verdad no es propiedad de ciertos grupos.
Te mando un abrazo de oso, con todo mi enorme afecto de siempre.

Dante Bertini dijo...

Frank,
creo también en lo que tu supones...no sólo di un mal paso, un paso equivocado en realidad, sino que caí de rodillas, jejé, frente a un dios que no era el mío, que nunca me tuvo en cuenta.
Lo que no mata engorda, dicen algunos, y aquí estoy, algo triste por momentos, pero todavía vivito y coleando...
Un abrazo y gracias por llamarme "crack, goleador de corazones". Me hace sentir un poco Messi.

Dante Bertini dijo...

Diana,
tu presencia ilumina este lugar y tu abrazo de oso encalidece el corazón de este fin de invierno, estúpido y casi letal.
Seguimos, sigo, el camino. Haciéndolo, ya que nadie nunca nos ha dado una hoja de ruta totalmente confiable.
Debemos inventar, (re)crear sobre la marcha.
Gracias y besos al por mayor.

carmen dijo...

Ay Cachito,cuanto siento lo de tu rodillica.Aunque aparezca poco por aquí no quiere decir que no te lea.Ya saber que en el Feis siempre me alegra verte.Espero que la recién entrada primavera con sus flores y su suave temperatura alivie esa rodilla dañada.Sabes que te aprecio.Me estoy leyendo ahora un libro de una Argentina que me encanta.Se titula "El libro de los viajes equivocados"de Clara Obligado.Creo que todos en esta vida hemos hecho alguno o nos han obligado a hacerlo.Lo de Eva Perón no puedo opinar de algo que no entiendo.Lo que si me pareció siempre que ella con su carisma hizo agarrarse a algo a mucha gente que no tenía otra ilusión.
Saludicos curadores par es rodilla

mi nombre es alma dijo...

Espero te encuentres mejor.