domingo, diciembre 25, 2016

SE ACABA EL 2016, COMIENZA EL 2017


JORGE LUIS BORGES, un escritor al que es imposible negarle ingenio, calidad, entrega, erudición, talento, nunca obtuvo el Premio Nobel que se otorgó, por ejemplo, al escurridizo Bob Dylan (aprovecho para agradecerte que me prestaras tu Hurricane para bailarlo hasta desfallecer en las pistas de Ibiza). Tal vez, de seguir por el mismo camino de promoción indiscriminada, de literatura popular de mercado, el algo anacrónico Nobel lo ganarán en próximas ediciones otros cantautores de la talla de Beyoncé o David Bisbal.
Borges -como Oscar Wilde, Goethe o el mismísimo Zaratustra, que tanto habló por boca de Nietzsche- nos dejó muchas frases inteligentes sobre un montón de cosas que ahora parecen interesar sobremanera a las redes sociales. Entre ellas hay una que me conforma de manera especial: "Aquel fue un hombre al que le tocó vivir una época muy difícil. Como a todos los hombres". 
Que l@s quisquillos@s no se inquieten. Se supone que Borges se refería a hombres y mujeres, pero en la época que pronunció esta frase la corrección política no existía ni siquiera como utopía. 
En un año atiborrado de noticias alarmantes, de pérdidas irreparables y asesinatos tan masivos como inexplicables, mantengamos un poquito de esperanza, mientras luchamos en nuestros terrenos más próximos para que la cordura y la paz vuelvan a ser bienes apreciables.





(En la foto, Dean Martin y Jerry Lewis amorosamente asustados)

2 comentarios:

Dondelohabredejado dijo...

Un lindo e inesperado regalo, este de volver a leerte en tu blog.
Deseo para tu vida mucho amor, mucha luz, mucho de todo lo que tu corazón desea. Y te dejo un abrazo.

Dante Bertini dijo...

Queridísima Marina: tus apariciones inesperadas, con o sin bigudíes, son siempre muy bienvenidas. Un abrazo enorme y felicidades a puñados.