lunes, junio 18, 2007

¡Astados!

Una tercera parte de la primera página del diario La Vanguardia de hoy está cubierta por una foto del torero José Tomás saliendo en andas de La Monumental. Quizá porque escapé de un país donde se torturaba de forma sistemática y treinta años después los gritos de aquellas víctimas siguen resonando en mi corazón de la misma manera que multiplican su eco por las calles y plazas de las ciudades que acogieron tanta ignominia, esto de que casi 20.000 forofos de las carnicerías (de)muestren en un lugar público su apetito por las entrañas derramadas, su dentado regocijo frente al dolor y la muerte, me llena de vergüenza y estupor (aunque de tuya nada; esta por es absoluta y totalmente mía). Puedo entender que La Vanguardia, que casi con seguridad tendrá una redacción mayoritariamente culé, prefiera hablar de toros y no de fútbol, sin embargo me duele que este diario, al que hasta ayer mismo respetaba más que a ningún otro, apoye y difunda una práctica brutal que algunos creíamos en vías de extinción. Juan Soto Viñolo, "vanguardista" comentador de esta corrida con mucha sangre y poco semen -¿o tal vez me equivoco?-, cree ver un pas de deux a la Balanchine en este acto de vandalismo comercial disfrazado de evento artístico. Para ello se vale de frases como "Enhiesto como una columna de Bernini" -el torero, se supone-, o "Cayetano (el otro siniestro de la tarde, acoto yo) utilizó buriles, pinceles y engaños rojos para demostrar que la tauromaquia es un arte evanescente". Lo de la columna no se lo discuto, allá él con sus alucinaciones, pero alguien debería decirle que de pinceles y buriles nada: lo que usan estos señores son espadas y picas, y al engaño rojo, al menos en mi barrio, lo llamamos simplemente sangre. Para dar más lustre a este acto litúrgico con oficiantes enfundados en ceñidos hábitos de raso y oro, un buen puñado de famosos hicieron ver sus narices, cargadas de vaya a saber qué delicadas y carísimas sustancias aromáticas, por las abarrotadas gradas del coso. Estaban allí algunos sensibles poetas y cantautores ( Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina), que dada la actual reedición de sus discos en plan fascículo kiosquero necesitan un poco de promoción mediática; varios dorados personajes de la aristocracia "Holística", como la menguante duquesa de Alba -aparentemente repuesta de aquel encontronazo con los descontentos jornaleros de sus tierras-, compartiendo tendido con su hijo Jacobo, editor, y su nuera Inka, ex presentadora televisiva; Belén Ordóñez, de profesión "hermana de la célebre difunta"; actores, graciosos y entretenedores varios -Carlos Latre, Flotats, Boadella, Sancho Gracia, Pepe Sancho, "el mano suelta" y el radiofónico Carlos Herrera-, un acigarrado fotógrafo, Leopoldo Pomés (?), un espiritualista de televisión, Fernando Sánchez-Dragó, dos comentaristas políticos, Javier Pradera y Miguel Ángel Aguilar, cuatro eurodiputados (!!!), Luis de Grandes, Aleix Vidal Quadras, Pilar Ayuso y Pilar del Castillo, más unos cuantos políticos locales con poco pudor y menos votos. No faltaron los personajes del glamour social barcelonés: el olímpico Samaranch, el diseñador de moda para inmigrantes sin papeles, Toni Miró, el apuesto arquitecto -asociado por años a un promotor inmobiliario y ex presidente barcelonista- Óscar Tusquets, y entre otros que ni quiero nombrar, el poeta Pere Gimferrer y el otrora director del Festival Grec, el becaviajero Borja Sitjà. Parece que en varios momentos este público tan lustroso se puso en pie para gritar ¡Torero! Es que además de guapos e inteligentes tienen buenas intenciones: no quieren que pensemos que los que están allí, cortajeando astados, desangrándolos públicamente hasta la muerte, son apuestos matarifes con modales de bailarín flamenco.

49 comentarios:

zbelnu dijo...

Comparto tu horror, Cacho de Pan, la literatura como tauromaquia siempre me pareció una metáfora, nunca literal. La comparación con el pas de deux de Balanchine es aberrante. La foto que has puesto es terrible y la presencia de todos esos sólo muestra su primitivismo cruel y soez. ¿Pero no era Barcelona ciudad antitaurina? ¿A qué ahora traernos la barbarie del pp madrileño? Y me sorprende de gente como Toni Miró, a quien yo consideraba de otra sensibilidad. Ante ese espectáculo siempre me acordaré que hace muuuuchos años, cuando mi hijo era pequeño, su padre encendió la tv y ponían toros. "Tu amb qui vas?", me dijo mi hijo. "Jo amb el toro..."
La verdad es que ya no sé a quién protestar, así que me haré eco en mi blog, porque a la guardia urbana la llamo continuamente por el azufaifo y ayer estuve a punto de llamarles porque el helicóptero de hereuville se puso a rondar como un moscón pasada la medianoche! En fin, o tempora, o mores!

nomesploraria dijo...

Tusquets tiene su logo taurino (reconozco que no está mal, lo hizo un compatriota tuyo).
Es una salvajada denigrante, anacrónica y ridícula.

nomesploraria dijo...

Aquí lo tienes. Lo hizo Ricardo Rousselot, creo. Imita el hierro de una ganadería. Reconozco que no está mal.
Lo de los famosillos en las corridas creía que era de cuando Franco pescaba salmones. Todavía seguimos igual.

Anónimo dijo...

Me sumo al horror,y a la srpresa de zbelu, en mi caso no por Toni Miró sino por Serrat suponía que alguno de los nuestros quemaría sus últimos cartuchos mediáticos con mas dignidad y coherencia.Lo que no me sorprende es el texto de cacho de pan, que cada día me hace sentir mas satisfecho disfrutándo de su amistad y sus palabras.Por deformación profesional mención a la foto:una vez mas la nobleza sacrificada por la cruz, la misma que llegó a américa usándola como espada para dejar al respetable..."borracho vulgarmente borrachos de sangre..." camo escribió el poeta de Ramallo Leonardo Castillo.
Lo lamentable es que como dice otro poeta Gabriel Jacosky "Una sola sombra muere" muchas mas muertes tendría que haber en las gradas a la sombra, entre victores y olés.Pese a mi agnostisismo me quedo con los Hindúes que las prefieren sagradas.De Almagro con dolor.(Por esta vez me quedo con Tom Cruise festejando en el Bernabeu junto a Victoria y David.)

zbelnu dijo...

Pero una cosa es un logo taurino o incluso una de esas camisetas de toros que venden en las ramblas, o una camisa hecha con carteles de toros que compré en una de esas tiendas maravillosas de Madrid, o el toro de Osborne en las colinas andaluzas, todo eso es bonito como lo que contaba Montherland, pero el espectáculo en sí es sangriento y la asociación sexual del término desmerece...

LE MOSQUITO dijo...

Vengo desde el blog de Només ploraría, donde, leyendo unos comentarios, me he olido una antifiesta, y aquí estoy.
hace unos meses publiqué una entrada en mi blog, fantaseando con Manolo Escobar y su copla "No me gusta que a los toros tú vayas con minifalda". Quería celebrar, y lo hice feliz, el anuncio de cierre de la plaza de asesinatos públicos de Barcelona. Meses después, ya he visto que todo fue una falsa ilusión.
Al leer la entrada, y ver tanto intelectual de café en ella reseñado, me ha venido a la cabeza un pensamiento parecido al de Només Ploraría: Franco y su corte, Chicote, habanos, sangre y más sangre.
Triste.
Saludos.

nancicomansi dijo...

Que asco...Aquí unos cuantos se han "retratado" pero bien...pero esto es lo de menos...¿Y a qué se debe este súbito cambio en el gobierno catalán?
Estoy triste e indignada. Vaya quién vaya a ver este atroz acto de tortura...

Arcángel Mirón dijo...

Estas cosas me hacen hervir la sangre. No se trata de falta de piedad. Es hijaputez.

el objeto a dijo...

en este país sin memoria ni vergüenza todos se apuntan a un entierro, éste de lo más sangriento. Vivimos en un país sin discurso, incoherente, del políticamente correcto más básico, yo también he pensado en Franco pescando salmones, y en el miedo de estar perdiendo tantas cosas del pasado y mantener eventos que hacen de la tortura un espectáculo. Valientes palabras, Panettone, estoy contigo!

Glo dijo...

Lamentemos también los linchamientos en sudáfrica, en los que se apaleaba a un hombre hasta dejarlo inconsciente, se le colocaba un neumático en la cintura y se le prendía fuego; o las matanzas a machetazos entre hutus y tutsis; o las masacres de adolescentes en las trincheras de centroeuropa durante la primera guerra mundial... Incluso las “nuevas guerras”, en las que la tecnología y el “pudor interesado” de los medios, hace más “lejano” el espectáculo.

nomesploraria dijo...

zbelnu, a ti también te fastidian los helicópteros de las narices? Tengo la desgracia de vivir muy alto y son una tortura.

Letra de Mujer dijo...

No concibo ninguna modalidad de "provocación de dolor", quizás sea por vivir en ese país en el que decís, todavía resuenan ciertos dolores, o quizás simplemente incomprensión. Ni siquiera voy a los circos que trabajan con animales.
Estoy muy orgullosa, por otra parte, de no poder comprender estas prácticas.
De Serrat y Sabina, me asombro, lamentablemente...

cacho de pan dijo...

Glo: si te parece podemos llorar directamente por la condición humana, aunque en este caso estaba(mos) hablando de toros.
Z y N: cuando tenía terraza tenía también helicóptero. Ahora me conformo con el ruido que hacen las motos tuneadas.

zbelnu dijo...

Motos tuneadas también tengo yo, pan de cereales! Cuando estaba Clos, que es el que empezó todo esto, le imaginaba a él (que además de anestesista, alcalde vergonzante y consumidor de antidepresivos, es piloto de avionetas) con su juguetito en el cielo, como uno de esos con moto náutica, moscardón, uou, uou, uou... Papa, mira com nedo!

nomesploraria dijo...

Ahhh las motos tuneadas! Cuanta belleza! Me gustan especialmente cuando paseo por el campo: que delicia su música, su delicada fragancia a repsolbutano.
Lástima que Clos no ha promocionado también las motos de agua otra de las maravillas de este siglo

Glo dijo...

¿Y qué tienen que ver los helicópteros con los toros?

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

No me gustan nada las corridas. Pero es algo muy enraizado en nuestra cultura y díficl de eliminar. Solo en Canarias está prohibido, aunque tienen plazas.

Waiting for Godot dijo...

Yo creo que es horrible lo que hacen pero en España eso será difícil de eliminar. Un abrazo.

Margot dijo...

Ancestros nuestros y mira que nos cuesta salir de la caverna...

En fin!

LE MOSQUITO dijo...

Sin tu permiso, pero con mi conciencia, he editado una entrada a cuanto de esta barbaridad y de los bárbaros y/o indocumentados que la asisten. Por supuesto que he enlazado a esta noticia en la entrada.
Gracias.

frikosal dijo...

Lamentable. Sobretodo la portada de la vanguardia me dejo por los suelos. Lo de Serrat a mi no me extraña tanto. Boadella, Flotats, Vidal Cuadras, buf.

Letra de Mujer dijo...

Los de Morón son unos tipos que hacen historieta independiente, como vi que estabas en el medio gràfico, y vi tus ilustraciones, me pareciò que por ahì los conocìas.

Karina dijo...

Algún día todas las injusticias cometidas a los animales se acabarán.
Ojalá sea pronto.

India Ning dijo...

Yo no sé porqué os escandalizáis tanto; es lo que corresponde a un país como este, y la cosa irá a más, porque vamos para atrás.
Es una desgracia, una lacra, una peste negra, pero es la puta realidad.
Lo que de verdad me sorprende (tanto que pasan a formar parte de mi lista negra) es que a gente como Serrat, ahora le de por la Fiesta nacional, por el maltrato salvaje y por vitorear a asesinos.
Apaga y vámonos, que esto se está poniendo muy feo.

Flan Marky Marky dijo...

Si gorda gusta de albariño fanmakimangui es fan de hill street con pinta de policia municipal. eta matalos nunca fue lema afortunado sin probarel pulpo de Yokohama. Carapapa

Liliana dijo...

Yo generalmente voy por el toro... Me parecen horribles las corridas, más bien, salvajes.
No puedo entender qué placer se puede sentir viéndolas/viviéndolas...
Lo que mejor describe lo que siento, es eso que dices: vergüenza, como en otros casos que también mencionas al principio de tu escrito.

Anónimo dijo...

Estic d´acord amb tu. Molt be noi. Però que molt be.
Un petonet.
G.

zbelnu dijo...

Ayer fui a tomar jamón y vino con unos franceses de France Culture, gente cultivada y charmant, que venían de ver a José Mercé ¡y habían estado en la corrida! Así que tuvimos que discutir sobre los toros. Él se consolaba con una teoría según la cual el toro, con la excitación, segrega tantas endorfinas que no siente el dolor... Pero también dijo: es un espectáculo cruel y discutible porque implica la muerte. Ay...

Melina dijo...

...CLAP-CLAP-CLAP, Cacho de Pan. Acabo de leer inteligencia, corazón y sangre en las venas. Tres cosas que les faltan a los engendros que se “excitan” viendo estas versiones “modernas” de circo romano.
La verdad?: el brillo de los concurrentes me importa poco, aunque no me sorprende. Medios... (otro Circo Romano...!, el más grande de estas épocas, quizás.)
Saludos

magaláctica dijo...

Es terrible y angustioso que sigan asesinando amparados en sostener su supuesta "fiesta nacional".
Karina dijo acá: Algún día todas las injusticias cometidas a los animales se acabarán. Yo lamento ser menos optimista, pero más bien diría que algún día todas las injusticias acabarán con los animales... Tristísimo.

Anónimo dijo...

por favor, Dante, sigue siendo tan maravillosamente humano como hasta ahora, necesito, necesitamos amigos como tú. Te quiere, mucho, Pilar

bulino dijo...

espectáculo deforme este... y me sorprendió mucho (como a vos) la portada con josetomas del otro día... parecía un canto a la victoria de un montón de empresarios, un "lo conseguimos" generalizado (y brutal, claro)

Anónimo dijo...

acabo de entrar a tu blog y veo la foto del pobre toro... a estos 'artistas del ruedo' hay que ponerlos contra la pared y fusilarlos... Parece que no es suficiente toda la sangre derramada y la que se está derramando en las 'guerras provocadas' por el imperio... tambien hay que matar animales... ¡cerdos!!! eso es lo que son.
La foto me cayó como un puntapié en el estómago... puajjjjjjjjj... ¡qué carnicería inútil!!!!
Besitos de tu Lulú (que quedó horrorizada)

mandarina azul dijo...

Bueno, pues me alegro de que en mi primera visita a tu casa me encuentre con este escrito tuyo en el que dejas las cosas que, yo creo, pensamos la mayoría en este país sobre este asunto, más que claritas.

¡Saludos! :)

el nombre... dijo...

entro recién al blog, y no puedo más que sentir bronca, impotencia, ante tanta saña en honor a no sé que tradiciones (han de ser las tradiciones asesinas de los humanos).
Muy buena tu "comparación" (no es el término) con el horror de nuestro país. Pero la segregación y el exterminio no son propiedad exclusiva, desgraciadamente, de los argentinos.
Me salen todos los insultos posibles, me desata sólo ira.
Gracias x postear esta escena macabra, y que haya al menos + de uno que vaya en contra de estos y todos los asesinos.
Lamento? no. NO ENTIENDO lo de sabina y serrat. (mejor dicho, me hace dudar tanto de ellos!!!!!!!!)

cacho de pan dijo...

nunca tengo muy claro dónde debo contestar a las visitas, si aquí o en sus propias páginas...a los que vuelvan por aquí, muchas gracias por el apoyo recibido en estos días de tristeza y desencanto: parece que todo lo positivo es solamente pastel de campaña política y en el terreno de los hechos concretos seguimos comiendo la mierda que se les antoja echarnos a la cara.

Juan Pablo dijo...

¡Qué quieres que te diga! Aunque me turba lo de las corridas de toros - siempre que de niño me llevaron a aprender aquello, salí llorando, y la única vez que me puse feliz fue cuando el toro dejó como un queso gruyere al torero- estoy en contra del abolicionismo. Por otra parte admito que me encanta el rejoneo, me parece arte, destreza y hermosura. Por lo demás, lo de Argentina era un fratricidio que me parece exagerado compararlo al toreo... es como comparar canibalismo y carnicería; temas que pertenecen a categorías diferentes, a menos que uno sea un correcto y todopoderoso vegetariano modificado y reconvertido. Odio el trabajo, pero nunca lo compararía a la esclavitud de africanos en América.
Un abrazo,
Juan Pablo Roa

cacho de pan dijo...

JP: de comparación poca; creo haber escrito que por esas historias desgraciadas de mi país mi sensibilidad frente a CUALQUIER TIPO DE TORTURA era muy acusada.
Y no creo que vaya de niveles de intensidad, porque con ese criterio las mujeres golpeadas por sus parejas deberían estar contentas de que sólo las golpeen y no las maten.

Anónimo dijo...

Olé por Juan Pablo!! Un poco de sensatez en ese mar de ideología barata y buenismo bienpensante de gorditos burgueses que se ha derramado a consecuencia de la foto del toro agonizante. ¿Os horroriza la muerte? Pues no la miréis. Id a ver una corrida y después opinad.

nomesploraria dijo...

"¿Os horroriza la muerte? Pues no la miréis."
Precioso ¿La cita es de Mengele?

1gato dijo...

Es una SALVAJADA.....mientras mas conozco al humano...más quiero a mi gata.
El mejor motor para encarar el tema es ser uno el que se remangue e inicie aquello que la sociedad no le puede dar. No estar solos a pesar del dolor que cargue cada uno por su cuenta. Contar con otros, charlar un rato, sonreir , aprender, generar cambios, proponer ideas, construir... si se hace en grupo será un placer doble, porque no solo es realización y alivio para uno sino para varios..."

sundancefilm001 dijo...

Cacho de Pan: desde lejos estoy totalmente de acuerdo contigo: es una verdadera salvajada babearse al ver cómo hincan banderines en el lomo de un animal. Luego pasearse mostrando orejas, rabos y la estupidez colgando en los labios, todo para que una cuerdita los aplauda.
Y no se trata de “miedo a la muerte”, que ésa es segura, se trata de aborrecer la barbarie, ese tinte de circo sangriento que aún queda en casi todo el mundo.

Un abrazo tropical, Cacho…

Cayetana Altovoltaje dijo...

Excelente artículo, Cachopan, y me uno al rechazo de las corridas y todo lo que representan: esa España de señoritos y terratenientas que deberíamos colgar (los más buenos, de las tripas de los más malos). Así de claro. Estoy harta de oír y leer eso de que "es difícil terminar con la tradición"... se puede terminar con cualquier tradición. Si no se extingue por sí sola, PROHIBIÉNDOLA. Yo he estado en un par de manifas antitaurinas, pero hacen falta más voces, más escritos como el tuyo, para que esto se tome de una vez en serio.

una pilar que se llama nikita dijo...

Pero bueno qué y quiénes os pensais que somos, ¿lo que nos han dicho desde niños? ¿Los reyes del Planeta? ¿Qué derecho tenemos, qué nos legitima a matar, torturar y destruir? No voy a entrar en comparaciones, no sirvo para ello.
A Juan Pablo y al anónimo, que al no firmar lo que dice podemos imaginarnos qué tipo de humano es, creo que podría asumir sus comentarios.

Dédalus dijo...

Mucho más certero tu estoque que el de quienes consagran la Fiesta así, y con mayúscula. Soy optimista respecto al futuro de estas sangrías, a pesar de que, en los últimos años y entre la gente joven y snob, parezca ponerse nuevamente de moda el siniestro arte de muerte en la plaza.
Pero las modas pasan y los toros (animales extraordinarios donde los haya) las sobrevivirán.

Celebro haberte encontrado, cachodepán.
Que tinguis un bon dia.

el nombre... dijo...

PARA ANÓNIMO Y JUAN PABLO: NO MERECEN COMENTARIOS! DE MI PARTE, TODO EL HORROR.

Màrius Serra dijo...

Muchas gracias. Coincido plenamente con lo que expone en su blog.


Salutacions cordials

LE MOSQUITO dijo...

Al señor anónimo, decirle que yo sí he visto muchas corridas, las he disfrutado en un pasado lejano, y sé lo suficiente de toros y toreros como para a estas alturas renegar de la tortura y muerte pública de un animal.
¿Puedo opinar, entonces?
Creo que sí; como también creo que, quienes no hayan visto una corrida en su vida, están más legitimados que tú, por estar límpios, para opinar sobre lo evidente.
Espero que no sea necesario asistir a una ejecución de un ser humano, y según tus pobres argumentos, para opinar que la pena de muerte es una pena.

cacho de pan dijo...

"a los no anónimos": hoy mismo la televisión me mostró un toro de Coria de mirada desesperada, la piel llena de pinchos, de cerbatanas, rodeado de gente que lo azuza y termina matándolo de ¡un tiro en la cabeza!
no se puede acabar con ese horror?
no puede desearle nada bueno a los que sostienen todo eso y Coria se ha convertido para mí en sinónimo de tortura.