martes, septiembre 11, 2007

lo tuyo es todo teatro

Durante este largo fin de semana en Cadaqués:
viaje de ida literario, amenizado con la presencia de una siempre exquisita Zbelnu.
Estadía en la mansión G-F, con la presencia de dos magníficos psicocineros: Alejandro GF y Nilda E. Clima exquisito. Sol sin calor, brisa sin frío.
Menú (no vegano) : Parrillada de provoleta, chorizos, morcillas, vacío y asado de tira. Ensalada verde variada con manzana y queso de cabra. Helados Häagen Dazs de varios gustos, incluído el dulce de leche. Desayunos de té negro con leche de soja, tostadas, mantequilla y mermeladas varias. De estas últimas, cinco *****estrellas para la casera de higos signé Nikita W. Panqueques de dulce de leche. Salpicón de carne con patatas, huevos duros y quesos. Cafés en el Marítimo.
El domingo, homenaje del Plus a Pavarotti. No pude soportar ver nuevamente su sonrisa sin mácula, ya perdida para siempre. Con las lágrimas saltando como paracaidistas locos de mis ojos -una herencia paterna- me puse a bailar sus arias por toda la casa, acompañado por mi habitual compañero de danzas, J.CH. Nos reímos, se rieron, bastante. Por un momento logramos escapar con alegría de la más que parca muerte, enemiga de ese milagro musical, tan aromático, euforizante y sabroso como el vinagre de su tierra. Dos veces maestro, estimado señor Pavarotti. ¡Qué pequeños quedaban muchos a su lado! Nada más llegar a Barcelona me entero de que también Angela Channing decidió (?) marcharse. Había sido Oscar por el papel de la muda, cándida y buenísima, Belinda. Discípula menos turgente de la indecente Mae West, si como buena mereció un premio de la Academia, como mala resultaba ser digna de al menos dos. Primera mujer de un todavía guapo, aunque siempre marmóreo, rígido Ronald Reagan, en ella parecía encarnarse aquello de que "hierba mala nunca muere". El aserto duró sólo noventa y tres años. Es que lo nuestro es pasar, no caben dudas. ¿Y lo del teatro en el título a qué venía? Ah, sí, ahora recuerdo. Acabo de entrar a la web de Alternativa teatral. He pasado una docena de páginas con espectáculos teatrales de Buenos Aires, a doce por página. No llegué al final de la cartelera. Un país en crisis, la Argentina.
photos: Jane Wyman por George Hurrell (1940), Luciano por autor desconocido.

35 comentarios:

da horse dijo...

tablas de crisis, es verdad.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

hola cacho de pan: gracias por pasar por mi blog.

Respecto de la metáfora:
"blando camembert de tus labios exangües" te diré que no significa que los labios sean blandos sino que tiene una connotación erótica (tal vez por tu corta edad o tu falta de actividad amatoria no sepas que quiere significar pero te aseguro que si dentro de un tiempo hacés un ejercicio de memoria evocativa vas a coincidir conmigo en que ese "sacrificio" vale la pena).


Sigo viendo tu blog.

Permiso.

Madame Vaudeville dijo...

Mi cabaret está un poquito triste estos días. Faltan ya demasiados artistas. Y de los buenos... Gracias por tu pequeño homenaje.

cacho de pan dijo...

Ed: tablas de crisis o tablas de quesos? lo digo por el camembert de ese premio consuelo con nombre de mujer.
Lucía: ha comido queso camembert auténtico alguna vez? extraña perversión la suya. lo ha comido exangüe? puedo encontrar cierto placer en el buen camembert o en cualquier otro fromage, pero de allí a besarlo ya muerto, destruído, sin sangre...

Conciencia Personal dijo...

Siempre me he preguntado ¿por qué se van los buenos, los que valen???

Gracias por tu visita, tu blog está preñado de cultura.

Estamos en contacto.

nomesploraria dijo...

Jo, que hambre tengo. Leerte me engorda.

nomesploraria dijo...

He soñado contigo, que raro pero es verdad.

Margot dijo...

Se fue... de entre todo me gustaba su sonrisa de oso. Ya, ya sé, su voz... pero eso es otra cosa. Y también.

Y Belinda... aunque yo la recuerdo más como la malvada Angela en tardes de culebrón, siendo una cría.

Mil Orillas dijo...

Yo tenía que estar allí, en Cadaqués, comiendo todas esas maravillas...me chifla la provoleta!

¿por que psico cocineros?

cariños, B!

Mil Orillas dijo...

No tengo tu email...

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

no no

Usted no me enciende, cacho.

Si he comido el camembert auténtico, puede ser que no.
Esta mañana tocó el timbre una española que vendía perfumes importados de free shop (kenzo y noa) "originales".

Sabiendo que existen imitaciones al por mayor, que se venden en la frontera de Argentina, le dije que no, gracias. Estaban mal envueltos. No lucían como originales.

Sin embargo, quise sospechar que se trataba de un "regalo" a bajo costo que me mandaban desde España, personajes fatales que se han empeñado en acosarme.
No lo descarto, pero igual no compré.
Me los tienen que dar GRATIS, no a menor precio. ¿Entiende?
O me tendrán que pagar lo suficiente para que pueda comprar los auténticos frascos de perfume en Paris.

Sin que sirva de "improcedente" aclaro, por última vez.

¿Nunca tuvo una dulce mujercita que lamiera sus labios embadurnados con queso blanco (si es con camembert o de esos de supermercado chino no importa mucho)?

Ay... se lo pierde, pedacito de pan.


lamería el blando camembert
de tus labios exangües.


Los labios no son blandos, blando es el queso que espera ser lamido por la mujer.

El hombre tiene los labios cansados, agotados de tanto besarla.


Todo el sexo femenino que pasó por mi blog lo comprendió inmediatamente.


Espabile.
Tengo nombre y apellido.

Y estoy en campaña contra Joaquín Sabina y sus labios exangües de besar de lejos.
El caballero andaluz tiene dos opciones:
Una es pagarme.
La otra
es pagarme el doble de lo que le reclamo.


Que elija.
Lu.

cacho de pan dijo...

lucía: usted es demasiado erótica para mí. me asusta, aunque agradezco su interés.

madame, conciencia: se van muchos, buenos y malos. esperemos que entre los que quedan y los que vendrán el agujero sea menos notable.

només: espero no se harte... ¡y que sus sueños no sean pesadillas!

margot: demasiadas despedidas este verano, verdad?

mil orillas: si entras a mi web tendrás mi email.

y a todos, gracias por la visita.

el nombre... dijo...

hola, hermoso!

gracias por el homenaje a Luciano Pavarotti, todo un maestro, más allá de que también tuvo sus ácidos críticos....(que le criticaban boludeces, como suele suceder, cuando no se soporta la grandeza de alguien)
Creo que bailándolo, Ud. lo homenajeó como ninguno!

Bueno, con respecto a Argentina, un país en crisis, no terminé de comprender su sutileza.
Porque todos sabemos que estamos en una profundísima crisis, y justamente la proliferación del arte en estos tiempos, es lo que a la vez denuncia pero también "canaliza" positivamente esa misma crisis.
Bah! Como siempre, es sólo mi opinión!
besosssssssssssssss

cacho de pan dijo...

querida nombre: no sé si había sutilezas, aunque dado el silencio de muchos ahora empiezo a sospechar que ha sido leído así...
aquí tenemos muy poco teatro y dinero y ayudas no faltan, así que me preguntaba qué milagro era este de los argentinos, capaces de hacer teatro en cualquier lugar y bajo cualquier condición...
¡cuántas ganas, cuánta pasión!

Fafner dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fafner dijo...

Mmmmm, esta salida gastronómica cargada de argentinidad es como para "fer dentetes" en el ánimo de cualquiera! Y esas invocaciones al lúbrico camembert... mamma mía!

Respecto al teatro en Argentina, señor de Pan, estoy totalmente de acuerdo con Ud. Por aquí demasiadas ayudas y poca creación (ya es casi un negocio como cualquier otro, en una ciudad históricamente de mercaderes). Cons suerte, las ayudas públicas sirven para traducir clásicos, en versiones bastante penosas. Por allá, nada de "ayudas" y mucha pasión, que si que ayuda a canalizar la mishiadura y sacar lo mejor de cada artista.

(desde BCN con amor, off course).

Fafner dijo...

Ah, y por cierto, felicitaciones por el recitado de tus poemas nada menos que en la Biblio Nacional y desde los labios de Patricio Contreras, un grande!

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Que foto!!! Esta irreconocible. Fijate que solo recuerdo su papel en Belinda.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

cachito:

Nadie es demasiado erótico para nadie.

Se nota que no ha leído otros poemas de la serie desnuditos, que estimulara la propuesta de obras de arte que presentó Morena en Antilógicas, www.clarin.com

Y ni te cuento que tengo un libro inédito que se llama:
Veinte sonetos pornográficos y una pasión estrafalaria.


Eso sí te va a asustar.

cacho de pan dijo...

muchas efes perdidas reaparecen por aquí...una alegría...
sí, fafner, la comida estuvo para comerse las migas, de pan por supuesto...
fan: la puse para que los que no la vimos de joven supiéramos que alguna vez lo fue...fiera venganza la del tiempo...

Anónimo dijo...

La venganza será terrible.

Anónimo dijo...

Oh dios...un anónimo argentino promete venganza!
¡Por suerte tengo un buen puñado de testigos! Y detectores de según qué cosas...
EL CACHO DE PAN CASI ANONIMO

enciclopedista invisible dijo...

qué rico

Heriberto dijo...

Tu post ha sido todo un paseo, por las delicias gastronómicas argentinas -de las que me declaro un irredento y hambriento seguidor- y por la actualidad necrológica. Es curioso como los muertos , aunque sea lo lejanoss y famosos- a veces nos hacen detenernos a celbrar un poco lavida. Por cierto, pusiste en tu comentario que mi blog se acaba, me sorprende tu afirmación porque hasta ahora eso solo yo lo sabía, me dejó sorprendido Caho de Pan. Un saludo.

Lilian dijo...

Que post mas delicioso!! mmm...
Cheers!

nancicomansi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
nancicomansi dijo...

A sido un verano nefasto..."uno a llamdo a otro", como dicen por aquí...

verde de envidia estoy con su menú, señor...

saluditos!!!

Letra dijo...

I will survive (no sé si se escribe así) parece ser nuestra canción preferida en este país. Aquí se hace de todo con bajos presupuestos, con cualquier cosa, con todos los aparatos burocráticos en contra. Tantos obstáculos parecen que aumentan la creatividad y el arte.

La Gata Insomne dijo...

Nada que decir, me quedé con hambre y antojo de provoleta

Mil Orillas dijo...

Bertini,

Te esribí pero el servidor parece tener problemas.
Gracias por la dirección.
Está guapa tú página!

cariños!

elperdedor dijo...

amigo cacho:

Dos semanas enfermo, arrollado entre mantas, en este septiembre escabroso y tormentoso. El mundo, más allá de mi subjetividad, es un jardín que ha devenido en selva. Ahora que vuelvo tengo que ir abriendo trochas. Sé que me va a costar. Me hubiese gustado que mi retiro forzoso fuese algo más placentero, como tu fin de semana en Cadaqués: buena y femenina compañía, helados, salpicón y nostalgia de los muertos... Qué se le va a hacer.

Empiezo mi recherche leyéndote, amigo...

zbelnu dijo...

Gracias por el apelativo!
Sabes que para mí fue como una segunda muerte de mi padre? Él tenía, salvando las abismales distancias, un timbre muy parecido de voz al cantar óperas. Una vez, hace poco, en Cadaqués, me compré una chaqueta india sólo porque pusieron a Pavarotti y la dueña de la tienda cuando me ve me dice: Voy a poner a Pavarotti... Y cuando murió mi padre, recuerdo ir en coche por Milán con mi hermana italiana, junto al río plomizo, y en medio de un viejo disco de Bono sobre sarajevo la voz de pavarotti cantando Il fiume...

zbelnu dijo...

La foto de Ron. Reagan!

cacho de pan dijo...

perdedor: acabo de reencontrarte. espero ayudar en tu convalescencia. tu silencio era notable.
zbelnu, nos vemos allí, junto al árbol. tal vez tengamos algún ron embriagador por allí.
insomne: las gatas no comen queso (bolero).
enciclopedista, heriberto, nanci, lilian: salud y gracias por la visita!

el objeto a dijo...

me gusta leer hablar de comida, especialmente de los desayunos, de las tazas de café o de té bebidas plácidamente, de los momentos de pausa, intermedios... Pavarotti me suena a un pasado ya desaparecido, a noches de ópera, a teatros que ya he dejado de frecuentar, igual que el teatro en sí, arte de resistencia, tal vez. Yo he vuelto a mafalda este fin de semana. En una calle Mafalda ve pasar a Libertad, que pasa de largo y se aleja, y Mafalda piensa, pobre Libertad, tan bajita, como la calidad de vida.
vesso