miércoles, noviembre 14, 2007

Tú, Dexter: ¡por qué no te callas!

Sí... bien, es verdad; lo reconozco. El título es de lo más tramposo y demagógico, un intento seguramente inútil de este blog, a todas luces minoritario, por llegar a las audiencias masivas de, por ejemplo, Telecinco te la hinco (lo dicen ellos; yo sólo actúo como repetidor) o la cadena de radio Ser o no Ser. Pero para mi descargo, esta no es la única razón que me ha hecho titularlo así. Desde hace varios días tengo esa frase grabada en la cabeza y la única manera de exorcizarla es aceptando que el suceso sucedió Realmente, que la imagen que nos muestran por televisión una y otra vez es tan Real como real, que la escalofriante y sobreactuada escena no es parte de los Guiñoles del Guiñol y los personajes que aparecen allí sentados no son muñecos de gomaespuma, sino auténticos dirigentes mundiales que, además de poder, tienen en sus manos nuestros ya de por sí procelosos destinos.
¡Ay!
¡Cómo duele asumir la Real-idad!
Esto no es todo. ¿Y las insoslayables angustias producidas por incertidumbres varias, quién me las aventa? Porque, ¿alguien se imagina lo que habría ocurrido si la Sugerencia Real hubiera tenido como destinatario a Bush, Putin o al nada apocado Sarkozy? Noviembre está regido por Marte, un planeta de lo más belicoso y, al margen de mi plácido y encantador nacimiento, siempre han acontecido en él catástrofes, guerras, revoluciones y epidemias de todo tipo. Tan violento y raro es este mes, que la cadena de televisión Fox ha decidido lanzar Dexter, una serie absolutamente macabra, nauseabunda, despreciable... e hipnótica.
Después de haber comprobado durante toda una temporada que el material lanzado al aire no tenía inmediatos efectos secundarios, la serie, que ya está emitiendo su segunda tanda en USA, llega hasta nuestras casas proponiendo los asesinatos seriales como nuevo estilo de justicia. El actor protagonista -un impresionante Michael C. Hall, atormentado hermano gay en Dos metros bajo tierra- ha dado un salto desde la funeraria empresa familiar hasta la producción directa y personal de cadáveres. Como podrán ver en la foto que ilustra este post, sus manos son muchísimo más blancas que su rostro y su cuello, bronceados ambos con ese tono Caribe Glamour que solamente puede brindarnos el sol de Miami. ¿Extraño, verdad? Aunque tengo muchas ganas de hacerlo, no me atrevo a asegurar que esta diferencia de tonos se deba a los efectos del formol, los guantes quirúrgicos o la sierra eléctrica conque este aparentemente inofensivo médico forense estudia o desmantela los cuerpos de las/sus víctimas. ¿O este muchacho será tan atrevido como para posar apoyando la cabeza en una extremidad ajena?
Charles Bronson, un actor duro con aspecto de estrella porno y, ¡vaya casualidad!, nacido también bajo el fascinante signo de Escorpio, protagonizó una serie de películas donde interpretaba a un hombre de la calle que por diversas circunstancias personales se veía "obligado" a hacer justicia por su cuenta. Durante los años setenta del siglo pasado, Paul Kersey -así se llamaba el personaje- despachó a una buena cantidad de violadores, asesinos y traficantes de droga, en seis o siete películas con el mismo esquema y casi idéntico argumento. Se suponía que era un justiciero social, un pobre desgraciado empujado a convertirse en verdugo no remunerado por la inoperancia de la justicia y las fuerzas policiales frente al injustificable asesinato de algunos de sus seres queridos. Treinta años después, los creadores de Dexter no pueden engañarse ni engañarnos. Saben algunas cosas más sobre pulsión, perversiones y fantasmas, han frecuentado varios divanes psicoanalíticos y diversos volúmenes especializados en esas materias. Dexter es un psycho killer que goza sin resquemores ni culpabilidad con su esmerado trabajo de limpieza. En cada historia, en cada capítulo, la serie nos plantea un problema moral que su protagonista resuelve en plan Raid o Mister Proper, con prueba del algodón incluida. Sin perder el apetito -en pocas series se come tanto y tan seguido-, sin hacer concesiones fáciles a lo políticamente correcto ni gastar su tiempo en dialogadas justificaciones, Dexter inquieta nuestras conciencias algo abotagadas, responde, por la fuerza de la acción pura y dura, algunas preguntas que ni siquiera podíamos formular(nos). Esperemos que ningún censor bienintencionado se interponga en el descarnado monólogo de este terrenal ángel exterminador, decidiendo convertirlo en un buen padre de familia que mira quien baila y opina lo que le dictan.

(Otrosí : Cayetana Altovoltaje es la estrella invitada en Crackfake )

23 comentarios:

Tarántula dijo...

¡Qué artículo!, me encanta.

Pues fíjate que aquí en la tierra del increpado presi, Chávez, no sé si han pasado aún la serie, por supuesto, en los canales nacionales sólo lo podemos ver a él. Pero al menos, a diferencia de Cuba y aún, podemos tener televisión por subcripción.

¿Hasta cuándo durará? No lo sé, espero entonces que la increíble curiosidad me haga hacer un zappin desesperado para descubrir donde pasan la serie.

Saludotes, y cuidate.

Estoy siempre atenta a tu blog.

Chau!

tv-ed dijo...

me quedé pensando en eso de la tele-real-idad que apuntás, casi fue lo primero que me vino a la cabeza cuando me enteré (vía periódico) del asunto-hit 'porquénotecallas', pensé eso de: esto está guionado... y creo que empecé a pensar en eso justo después de la portada bufona y la quema de naipes pusieran en tela de juicio la falta de credibilidad de la figura 'política' que representa la corona en este país. Luego de esas primeras quemas a tres bandas (lo quemaban por un lado los independentistas, por el otro los republicanos y por el otro, los de la iglesia) asumió de pronto (adelantado) un papel de 'jefe de estado' en una reunión para todas las cadenas (con todas sus medallas), después vino lo de las hermanas de la discordia: ceuta & melilla y luego la representación guiñolesca en las américas... En fin, como apuntás en tu post: ¡Cómo duele asumir la Real-idad!

zbelnu dijo...

Caramba con Dexter/Proper! Y yo sin enterarme, como siempre... En cuanto a lo del rey, es impresentable, le he dedicado un post en Polis, aunque a Bassets le parezca mal, creo que es una ocasión para reclamar ese referéndum y pasar a la laica república, sin gastos superfluos, sin mantener a esas familias numerosas a todo tren, con tanto exceso...

Las3Musas dijo...

La monarquía y el silencio

Esa es la frase que tranquiliza a los monarcas, ha sido así desde siempre.
Sim embargo, el miedo a la palabra no es sólo patrimonio de la realeza. El género periodístico, sin ir más lejos, ha optado en la modernidad por la palabra vacía, por el credo de la "objetividad".
FACISTA es FACISTA.
Como me harté de cenar viendo autopsias he optado por no encender la tele.
Otra vez vuelve a mi mente el chiste que cuenta Goyeneche:
Un borracho entra a un bar y el camarero le pregunta -¿blanco o tinto? y el borracho le dice casi como un ruego -Sorpréndame...

Yo no quiero perder la capacidad de asombro, me parece sana.

Un beso!
Musa

Waiting for Godot dijo...

Me ha encantado como lo has escrito, tendré que ver a Dexter. Besos.

el nombre... dijo...

No he visto a Dexter, pero sí al rey, con esa penosa expresión.
Es que cayó en la trampa. En los exabruptos se suelen mostrar bizarramente, lo que tanto nos esforzamos por "matizar" en la vida cotidiana!


besos.
excelente reflexión.

nancicomansi dijo...

JA,ja,ja...¿pero de verdad crees que se hubiera atrevido con los "super?
tuvo que ser con el bocazas ese, que lo es...

Un beso.

Margot dijo...

Andanzas reales a un lado, ays que venga la república ya!, diré que no he visto esa serie pero hablaré con mis piratas habituales para que me proporcionen algún capítulo y poder juzgar... jeje. No pinta mal lo que leo.

Lucía dijo...

Primero ¿qué pintaba el rey en esa reunión? Seguro que estaba invitado por pura cortesía. Segundo ¿Ya está chocho?
La serie Dexter la he visto anunciada en la tele pero me animé a verla, yo sigo abonada a Ley Y Orden.
Besos.

Miroslav Panciutti dijo...

No sé nada de Dexter ni he visto ningún episodio. No obstante, justo mientras leías este post en el ordenador de casa de mi hermana aparece mi sobrina mayor y me empieza a contar que hay una serie nueva que mola mogollón; vaya con las sincronías.

En otro orden de cosas, por supuesto que no me molesta que me enlaces; por el contrario, me envanece. Un saludo.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Fue un numerito, rídiculo, pero solo eso.

HAy otros discursos menos vistosos pero más peligrosos y sangrientos. Bush, Blair y Aznar son expertos en eso.

Lilian dijo...

a) Discrepo de Fanmaki mas arriba en cuanto a Bush dando un discurso "peligroso y sangriento" ... el hombre -G.W. Bush - simplemente no puede, ni sabe hablar por mas que lo han tratado de educar.

b) El Rey se salio de las formas; muy entendible, simplemente dijo lo que casi toda Hispanoamerica quiere decirle a Chavez.

c) Nunca he visto "Dexter" pero eso si me fascina Michael C. Hall y dada tu buena recomendacion la buscare en Fox.

Saludos!

Antonio Tello dijo...

Aunque no estoy en tu galería de ilustres retratados, he sacado de mi colección privada el careto que me hiciste para ilustrar mi "¿por qué no te callas?" también con la esperanza de que telecinco o A3 me citen.

Antígona dijo...

Pues sí, que venga la República ya, como dice Margot, que si este rey no sabe ni guardar las formas no sé de qué puñetas nos vale... aunque tampoco sabía de qué puñetas nos vale antes de perder las formas, claro.

La serie, uff, como que me da repelús... Me temo que no, no la veré. Además de que hace ya meses que no la enchufo como no sea para ver un DVD.

Ah!, y ¡¡¡felicidades!!!, aunque sea con retraso, tanto por tu propio cumpleaños como por el de tu blog.

Gise =) dijo...

Que buenos son tus articulos, a decir verdad la seri Dexter no la he visto pero ahora me pico el gusanito y la tendre que ver nada peor para una Ariana que sembrar la intriga, en fin...
Y con respecto al Rey se podra estar de acuerdo o no con la monarquia pero en lo que creo todos los seres con inteligencia estamos de acuerdo es que a Chavez habria que haberlo hecho callar mas de una vez... se salto el protocolo? si; no considero su condición de mandatario? si; no previo las consecuencias que podría traer semejante acotación? si; pero sobre todo tiene algo que lo hace común al resto de los mortales... La paciencia tiene un limite y Chavez la agotó...
Besotes guapisimo!!!!!!!!!!!

Noemí Pastor dijo...

Justo lo que necesita una teleadicta como yo: quitarse un ratito con los blogs y que le recomendéis series. Te mando un beso republicano.

elperdedor dijo...

Te respondo aquí.

Es un misterio cómo estas cosas están encerradas en la memoria. Cuando Patty Bravo cantaba la Bámbola yo estaría por ahí gateando, pero probablemente con el oído atento, por lo que parece. También es una de las canciones de mi vida, revivida cuando visioné aquella horrorosa película de Bigas Luna, malgré Valeria Marini

ava gardner dijo...

me morí de la risa con el comentario sobre charles bronson! sí, sí, coincido. tiene pinta de actor porno.
(aquí, en este lejano rincón del mundo, no hay señales de dexter).

un beso con miguitas.

Gwynette dijo...

Lo del rey, bochornoso ! aunque se lo dijera al impresentable de Chávez, con demasiada cara roja de ira reprimida...si aún le hubiera dicho:"ud. no sabe escuchar?", pero una frase tan primaria, es que este hombre chochea y se le acumulan los despropositos...

En cuanto a la série Dexter, te diré lo que me responde mi amigo Enric cuando intento convencerlo de ir a ver una cosa que no le interesa:" podemos quedar para No verlo ? =_O

Besitosss

vladimir maiakovski dijo...

chávez se ha llevado todos los comentarios. ya sabemos quién es este hombre que, además de presidente que aspira a convertirse en mandatario vitalicio, se las da de cantante (y lo hace muy mal). el rey y su hybris ha quedado en segundo plano. debería darse cuenta de que ya no corta ni pincha. su corona es de papel y él tampoco debería olvidarse que (por suerte) ya no representa a dios en la tierra ni nada de esas bobadas. así que no le gusta ... a llorar al cuartito!

saludos, querido cacho de pan!

cacho de pan dijo...

tarántula, ed, zbelnu, 3musas, waiting, el nombre, nanci, margot, lucia, miroslav, fan, lilian, tello, antígona, gise, el perdedor, noemí, ava, gwinette, maiacovski: los visito, los quiero, los tengo presente...pero si contesto puntualmente (que no siempre es necesario) no podré hacer ninguna otra cosa...así que a perdonar(me), que es ¡divino!

un abrazo a cada uno y todos para todos...

Melina dijo...

...mhhh. Me da un poco de miedito esto. No creo que los señores dueños de los canales que pasan estas series sean precisamente “loquitos lindos”... Si están ahí, dirigiendo medios que mueven millones, por algo será; no te parece??. No creo que los vayan a censurar, más bien temo que “arriba” los esponsoreen y aplaudan. Y eso me pone la piel de gallinácea. ¿¿Cuál es el mensaje?? todo vale?? matemos que está todo bien?? y hasta es simpático, mire! (...sería muy conveniente para más de uno de los que nombrás al inicio de tu post)
Te mando un beso grande, CachoArrojalabomba. jajaj (en el fondo me encanta). Tus blogs siguen tan polémicos y llenos de sorpresas como siempre. Y los prefiero mil veces a la TV que no tengo.

cacho de pan dijo...

a melina, que sí pregunta y no tiene tevé, le contesto: los creadores de las series no son necesariamente los dueños de la tele y a estos les importa poco con qué ganan el dinero. Si hay buen rating es bueno. Si da mucho dinero es excelente. Pero además están los encargados de cuidar la moral (arbitrariamente, por supuesto) y más de una vez un producto es tergiversado a medida que va teniendo éxito. Yo sólo me pregunto a dónde llegará esta, porque es muy extremada. Sin embargo plantea problemas morales a montones y eso me interesa.
Dexter no es simpático, no al menos para mí. Es un sádico psicópata con una excusa ética.
Un beso y gracias.