martes, enero 13, 2009

Milk: la buena leche

Manifestaciones anti-israelíes atraviesan la ciudad de Barcelona. Algunos de los participantes habituales en este tipo de protesta prefieren llevar armas en vez de pancartas, aunque por suerte la mayoría de esa minoría belicosa parece conformarse con alguna piedra o cualquier otro objeto igual de contundente y arrojadizo. Mientras tanto, los ansiosos propietarios de las tiendas comerciales sobrepasan cualquier previsión gubernamental e intentan enchufarnos todo lo que les ha quedado sin vender en estanterías y almacenes, anunciando con enormes carteles descuentos de hasta un setenta por ciento. No es ningun regalo de reyes, no se ilusionen: con los precios actuales siguen ganando más del doble de lo que han invertido en la producción de sus suntuosas, poco necesarias mercancías. Y ya que estamos hablando de inversiones -soy un maestro enlazando temas muy dispares: una técnica aprendida en los zafiamente encadenados noticieros de la televisión española- acabo de ver Milk, una película que aquí han traducido como Mi nombre es Harvey Milk, no vaya a ser que los posibles espectadores pensaran que se trata de un documental sobre la producción de lácteos en el Principado de Asturias y no la historia de un gay judío estadounidense, carismático y concientizado luchador por los derechos homosexuales durante la década de los setenta del siglo pasado. De aquí lo de la bromita con las inversiones, ya que hasta hace nada la palabra invertido -al igual que palomo, comilón, sarasa, tragasables, mariposón o simple y llanamente puto- se usaba con absoluto desparpajo como aceptable sinónimo de homosexual. Es que no siempre se pudo decir abiertamente "soy homosexual" -y aún menos oficiar de tal- y seguir gozando de las mieles que la sociedad guardaba para los seres considerados "normales". Salgo del cine caliente y emocionado. Como por estos días ya se empieza a hablar de la ceremonia de los Oscar, si hubiera sido por mi côté Otro Yo del Doctor Merengue hubiera abandonado la sala en plan manifestante airado, exigiendo, además de una estatuilla para Gus Van Sant en cualquiera de las categorías posibles, otro Oscar anticipado para Sean Penn, ese actor de gesto preciso, sensibilidad desbordada y entrepierna sin complejos. Supongo que durante la última semana habréis leído más de un comentario de tipo descalificador o directamente despectivo sobre este filme honesto y, más que conmovedor, conmocionante. Sabemos bien lo alérgicos que son muchos periodistas a las obras comprometidas con algo más cercano y arriesgado que la demagógica difusión de los conflictos suficientemente distantes, cómoda y nada riesgosa posición que les permite gozar de una vida relajada, sin demasiados apremios, y con incontables, y generalmente pecuniarios, premios "de consolación". Yo que vosotros me pasaría por el forro esas opiniones ajenas y trataría de formarme una propia, viendo cuanto antes esta lúcida, documentada, muy entretenida película.
Retrato de Harvey Milk por Denise L. Eger

20 comentarios:

Noemí Pastor dijo...

¡No me lo puedo creer! ¡Soy la primera en comentar! Lástima que mi comentario no vaya a estar a la altura de su posición. En fin, que sólo quería decir que todo el mundo habla bien de esta peli y que Sean Penn está guapísimo, motivos suficientes para que servidora vaya a verla en cuantito que pueda. Beso.

zbelnu dijo...

Anoto esa película. Yo vivo en otro mundo, donde los que objetamos contra la política belicista de Israel también estamos contra Hamás y sólo pedimos que haya alto al fiego, desocupación y paz. Es curioso que en tu mundo, la muerte de un millón de personas, entre ellas tantos niños, sea vista como algo necesario y los que nos quejamos, seamos acusados de llevar piedras. Yo nunca llevé piedras, ni siquiera cuando Franco, y no las voy a llevar ahora. Pero no creo en la infalibilidad del Papa, ni tampoco en la de ningún gobierno ni grupo.

Gise =) dijo...

Que bueno que te haya gustado, yo no he leido ninguna critica pero estaba segura que seria buena porque a mi me parece que es importante conocer la historia de gente que se moviliza para el bien de los demás. Aunque ceo que por mucho casamiento gay que se haya permitido hay muchas sociedades que aun discriminan a los homosexuales... La veré en cuanto pueda!!!!
Me encantó verte el domingo te echaba de menos!!!!
Besukones amore!!!

Lucía dijo...

Pues claro que me lo voy a pasar por el forro y veré la película, faltaría más.
Besos.

Luc dijo...

Sos la segunda persona en una semana que cita al Dr. Merengue. Me da mucha risa ese nuevo Jekyll.

Saludos

RAÚL dijo...

todavía no he visto la película, pero voto por el segundo oscar para sean penn a ojos cerrados. este hombre merece un par, por lo menos!

Fogel dijo...

Dificil que la den por estos lares, donde reina la distracción y para nada el compromiso, pero estarémos atentos, por si algún video club la incluye entre los titulos "drama y comedia" Un saludo a Sean de mi parte.

De Lirium soy dijo...

Como siempre disfruto de tu estilo para mezclar temas, o mejor dicho hilarlos perfectamente llevándome de uno a otro sin darme cuenta de la mezcolanza! Es que sólo vos podés poner en un post a Divito junto a Penn, já! Sos un genio.
Veré si encuentro aquí esa peli, y si no aparece en cartelera encontraremos alguna trucha, no?
He dscubierto que Blogger discrimina a los obesos pero no a los homosexuales: lo digo porque en mi Reader no aparecía tu anterior post.
Un fuerte abrazo.

39escalones dijo...

Es espléndida, de lo mejor de su director, un señor que para mí iría directo al infierno sólo por el "remake" plano a plano de "Psicosis" que se marcó. Con esta se ha redimido.
Un abrazo.

...antidoto esencial dijo...

Algo entendí mal; no he leído que tu mundo sea aquel que justifica y considera necesaria la muerte de un millón de personas (aludiendo al comentario de Zbel). Lo que si creo entender es que te referías a ese incongruente participante, protagonista de los medios, que blandió una pistola de juguete en la manifestación. A ése, yo tampoco lo considero de mi mundo.

En otro orden de cosas, iré a ver la peli. Ya la tenia en mis intenciones.

Walter L. Doti dijo...

Your wish is my command! Iré a ver la película cuando la proyecten en Mar del Plata (quizás en abril, cuando termine la temporada y quiten de cartel "Los colimbas se divierten" con Porcel y Olmedo).

Y hablando de Olmedo (al tiempo que copiando ese maravilloso estilo asociativo que lo caracteriza) ¿no tiene el actor que ilustra la entrada un parecido de familia con nuestro gran comediante desaparecido?

Allá dijo...

son dos grosos gusvansant y Pean...no podìa fallar.
Gracias

Anónimo dijo...

veré esa película que relatas como interesante. Y entiendo lo que dices, ya que los artistas han recibido menosprecio, descrédito, etc, por una obra que hacían con honestidad.
iluminaciones.

Vivian dijo...

Esta todavía no la vi, pero tengo intención de verla en cuanto tenga un tiempín, y después de leerte, todavía más.

Un beso

P.D: Me sumo a las felicitaciones por tu habilidad para enlazar temas.

Liliana dijo...

Muero porque llegue esa peli a las pantallas porteñas. Sean Penn y Gus van Sant deben hacer una dupla genial. La ansiedad me carcome... ayyyy, seguro que esperarán que pase el verano, las vacaciones y la estrenarán en plena premiación de los Oscars, cuando no se alcanza a ver todo lo que hay.
Un abrazote.

Margot dijo...

Peli de batalladores y Sean Penn... ays, ya la tenía en la lista. No podía ser de otra forma.

Y a los bienpensantes normalizados les pueden ir dando con el tatachín.

ALMA dijo...

Ya la tenía apuntada para la próxima semana por todos los condicionantes que comentas y alguno más. Y uno de ellos es que a ti te haya gustado. Prometo volver y comentar con conocimiento de causa.
En cuanto a lo del título en español, por una vez no esta mal que pongan el nombre completo del susodicho, ducho mucho que nadie o casi nadie (entono mea culpa) haya oido hablar del personaje y de su lucha antes de la película.

Saludos y vuelvo con mi opinión

Anónimo dijo...

Me ha gustado muchísimo la película, una vez más de acuerdo no puedo añadir nada.
Un saludo afectuoso, Cacho
Jazzy

NoSurrender dijo...

las películas americanas de héroe-con-valores-que-lucha suelen tener todas un corte demasiado parecido. Pero el señor Penn tiene una manera diferente de estar en la industria. No la he visto, pero lo haré, sin duda.

Aprovecho para brindar por todos los héroes que hacen de este mundo algo un poco más humano y libre, como el protagonista de la cinta.

Salud!

zbelnu dijo...

Cambiaste el abrigo? O te lo quedaste a condición de llevarlo con tu gorra anarquista? Se lo enseñaste a Vanessa Chic?