sábado, noviembre 14, 2009

de Los Ángeles en Barcelona


Leonor Alazraki, tarotera mayor del reino y vieja amiga, decide visitar tan sorpresiva como inesperadamente mi casa.
L.A. -presten atención a las iniciales de su nombre- lleva en Madrid una auténtica Asociación de Ángeles inscripta como tal en los dominios pertinentes. Cuando visité el local donde suelen reunirse los fans, seguidores, adeptos o adictos a estas criaturas celestes, había un gran ramo de margaritas frescas en un rincón del salón principal. Supuse que las habían llevado aquel mismo día e hice un comentario sobre la belleza de esas flores aparentemente sencillas y la vibrante luminosidad que parecía desprender su presencia. Leonor me miró, miró el jarrón con las flores y después preguntó con cierta desgana:
-¿Quién ha traído esas margaritas?
Alguno de los que, sin ser alados, andaban revoloteando a su alrededor, le contestó con similar desinterés:
-Doña Tal y cual...pero de eso hace más de dos semanas...
Nadie pareció asombrarse por la sostenida frescura de aquellas flores mientras yo ponía en duda mi habitual incredulidad. Para acentuar su valor de metáfora las margaritas eran blancas: tanto como uno puede imaginar a los ángeles bondadosos; del mismo color no descompuesto conque suelen ser retratados por los artistas dedicados a ello.
Sin embargo esta anécdota es accesoria, irrelevante. Lo realmente notorio es que a partir de la visita de Leonor Alazraki los ángeles aparecen sobrevolando mi vida como si de mariposas primaverales se tratara. Les cuento: hace dos o tres noches tuve un larguísimo, intrincado, emocionante sueño, donde el coprotagonista resultaba ser mi más que cariñoso primo Ángel. Casi al mismo tiempo Pilar B. cuelga en su facebook el tráiler de Angels in América , declarándola la mejor serie televisiva de los últimos años, Noemí comenta con su boquita pintada una novela de Sue Grafton que trancurre en la ciudad de Los Ángeles y Taschen me envía la publicidad de uno de sus maravillosos libros gráficos en el que se narra la historia de esta ciudad californiana a través de numerosas, impactantes fotografías.

Conocí esa ciudad tan peliculera el mismo año 2000 en que Almodovar ganó el Oscar al mejor filme extranjero con Todo sobre mi madre. Por entonces Rajoy era Ministro del Interior y paraba en el mismo hotel del Hollywood Boulevard donde estábamos alojados monsieur Chapuis y yo como invitados de un premio insólito que incluía los pasajes desde Barcelona, varios días de estancia en la ciudad, traslados en limousine, comidas en los mejores restaurantes -entre ellos el Spago de Beverly Hills- y una fiesta de las muchas que se celebran la noche de entrega de los tiesos y dorados premios. A Rajoy no le permitían fumar dentro del hotel, y él, entre suaves pero constantes quejas, obedecía las estrictas ordenanzas fumando en la calle, al lado mismo de la entrada principal de aquella construcción pretendidamente afrancesada; tanto como para que el restaurante tuviera los techos decorados con falsos picassos y todas las postales existentes en su pequeña tienda de souvenirs lucieran la imagen icónica de la Tour Eiffel.
De puro curioso, porque me interesaba saber cómo era un ministro tan importante cuando se encontraba en terreno extranjero, me acerqué a Rajoy con la mano extendida.
"Señor ministro...", le dije, y después de las presentaciones pertinentes nos quedamos hablando mucho más de media hora; casi todo el tiempo que duró el cigarro que estaba fumando. A ninguno de los dos nos gustaba demasiado la película que presentaba España como candidata al Oscar, sin embargo los señores de la Academia opinaron lo contrario y aquella noche pude comprobar lo poco que importa a los estadounidenses el renglón de premios extranjeros: mientras se entregaban, casi todos los presentes en la fiesta abandonaban su ubicación frente a la enorme pantalla y aprovechaban para buscarse otra copa, comer algún bocado más de salmón o de roastbeef o acercarse corriendo hasta los particulares aseos del muy particular "House of blues" para evacuar los numerosos gin-tonics que habían tomado un momento antes.
El libro sobre Los Ángeles de Taschen ha desatado todos estos recuerdos y varios más que me guardo para otro momento. Los Estados Unidos son tan poderosos y diversos como pueden serlo las innumerables anécdotas que guardo de los viajes que hice por sus tierras.
Por si todo esto fuera poco angelical, durante los dos últimos días un angélico amigo con nombre de apóstol y residencia habitual junto a un vasto mar de plata, visitó Barcelona y se acercó hasta mi casa. No me extrañaría nada que mañana por la tarde, cuando Eugenia venga a limpiarla, se queje porque hay cantidad de plumas, tan blancas como las margaritas madrileñas, iluminando cada uno de los rincones del piso donde vivo.
Posdata: sin siquiera pensar en la coincidencia, anoche, lunes 16, fui a la presentación de una antología poética de José ANGEL García en el Aula de Escritores de ACEC. Vaya!
Posdata dos: llamo por teléfono a Taschen para hacer un pedido. "Hola, sí", dice una voz agradable de mujer desde el otro lado de la línea. "Hola, ¿con quién hablo", pregunto yo. "Soy Ángeles...", me dicen.
Sin palabras.

fotografía de Josef Koudelka

35 comentarios:

dondelohabredejado dijo...

Yo debo estar muy conectada, porque preparé en el DVD, para ver dentro de un rato, Cielo sobre Berlín.
Si yo viviera allá seguramente iría a esa casa de ángeles de tu amiga. Desde siempre andan dando vueltas por mi vida muy concretamente, no me dejan plumas pero sí regalitos.
Muy lindo post, y muy lindo el libro, me encantó el modo de dar vuelta las páginas...
Un abracito.

Noemí Pastor dijo...

Mañana mismo me tiro a la calle a por el libro de Taschen. LA es la anticiudad, vale, pero ¿a que no es tan horrible?

Raquel Barbieri dijo...

Qué hermoso lo que te está pasando, Dante y qué imagen más bella la de las plumas que va a encontrar Eugenia mañana... ¿Por qué no? Quizás, estén visibles ante ciertos ojos...

Dos besos de RR para DF :)

Dante B. dijo...

Marina:
conexión angélica, según parece.
Me encanta el sistema conque Taschen deja husmear página a página sus libros, sobre todo la ideología nada rácana, casi impensable en países donde todo se cobra y encima se sirve mal.
Abracitos marinos


Noemí:
muy práctica tu idea.
Es cierto que L.A. no está nada mal, aunque pensar en vivir en allí me parece imposible.


Raquel:
pasan cosas agradables, sí.
Como dicen en España: que me quede como estoy; un imposible, ya que la vida nunca es permanente, todo cambia segundo a segundo.
El gato de la casa y su humano mascota besan a las Erres.

carmen dijo...

Pués que me encanta todo lo que cuentas, como siempre ,y como lo cuentas.
No sé si existiran o no los ángeles.Pero tu con tanta coincidencia seguro que has estado más cerca de uno de ellos que yo.Ahora ,con Federico en casa no creo que nadie con plumas ose acercarse por ahí.
Mañana Eugenia creo que encontrará más bolisas que plumas.......
Saludicos.

Luzdeana dijo...

Los ángeles te tienen rodeado. Y tus lectores, de parabienes. Te aseguro que hay plumas en tus palabras. Qué frescura de posteo.
Mandame alguno para acá... algún ser alado, digo, o por lo menos alguna margarita que prometo ni intentar deshojar.
Si un día lograra soltar textos así de voladores como éstos tuyos... no pierdo la esperanza.
Un beso blanco y suave.

Dante B. dijo...

Carmen,
Luzdeana,

como estáis?
llego de la calle algo cansado después de un domingo bastante ajetreado (rima) y mi único deseo es dormir y dormir...
pero no puedo dejar de contestar vuestros comentarios tan gratificantes
Gracias!
mando ángeles, plumas, bolisas y todo lo que necesitéis
y besos, por supuesto
me voy a soñar con los angelitos

39escalones dijo...

No sé, hay algo entre tantos ángeles que me chirría. ¿Será Rajoy...?
Abrazos.

Miroslav Panciutti dijo...

Pues a mí que los ángeles me dan un poco de grima ... Claro que deben ser consecuencias de una educación muy poco recomendable. Pese a ello, me ha gustado el post.

Raúl dijo...

Nos invanden Dante, nos invaden....

Dante B. dijo...

Alfredo 39E,
Rajoy estaba allí y no puedo pasarlo por alto, sobre todo a partir de su cada vez mayor protagonismo. No es un ángel, pero sí una persona muy educada y amable con la que se puede dialogar en una esquina de Los Angeles.

Dante B. dijo...

Miroslav:
gracias...yo me eduqué con los salesianos y los curas eran lo único etéreo, volátil, que había por allí.


Raúl:
a pesar del post hay más demonios que ángeles, no te preocupes.

Chrysagon dijo...

Es mi primer comentario que hago en tu página y no quisiera parecer impertinente, también es verdad que aún no te conozco lo suficiente, pero he notado que el post que nos brindas pasa de puntillas por dos hechos muy inquietantes: tu media hora de conversación con Rajoy, y la existencia de una asociación de ángeles. ¿De qué hablasteis con Rajoy? Y sobretodo: ¿A qué se dedican los ángeles asociados?

Dante B. dijo...

Chrysagon:
bienvenido, nuevo y misterioso comentarista!
De impertinencia nada, me parece bien que preguntes si te interesa saber más.
Los ángeles suelen contactar con Leonor para dar por su intermedio mensajes a los interesados. Nunca usé sus servicios.
Con Rajoy hablamos de lo que pongo en el post, también de fumar o no fumar, de lo difícil que resultaba moverse sin coche por LA y de los Oscar y el cine. Yo intentaba conseguir una entrada para la Ceremonia, pero ni siquiera él estaba invitado a ella. Después lo encontraba por los pasillos y siempre se paraba a comentar alguna cosa más o menos casual.

Chrysagon dijo...

Gracias por tu amable contestación. Sin embargo, en cuanto al encuentro con Rajoy, no puedo creer que una persona de tu sutileza e inteligencia no haya aprovechado una ocasión así para sacar algo más que lo que cuentas. ¿Quizás vas a dosificar tus impresiones? ¿O quizás te debes a la discreción? Lo mismo para Los Ángeles… Como ves soy un tonto materialista que sólo quiere pelos y señales… ¡Cuando tú ofreces plumas!

Dante B. dijo...

Chrys:
yo seré sutil e inteligente pero él es un político gallego que contesta una pregunta con otra.
Hablamos sobre todo de cine, aunque no te lo creas. A ninguno de los dos nos gustaba demasiado la peli y discutimos muy educadamente sobre ella con el director de la Academia Española (en ese momento) y con el cónsul de España en LA, también presentes. Reconozco que me pareció una persona mucho más agradable que la que mostraban los medios.
Con los ángeles de Leonor A. no me metí ni me meto. Solo sé que a través de ellos Leonor ha logrado la tranquilidad de muchas personas.
En algún momento contaré anécdotas más sabrosas, no te preocupes.

mi nombre es alma dijo...

Ya se sabe que la vida por no se que extraños vericuetos produce esas ¿coincidencias?. Durante un tiempo más o menos largo nos persiguen o seguimos a los angeles y sin darnos cuenta desaparecen y entramos en un ciclo de pongamos por ejemplo Sue Grafton, de la que estoy leyendo su útlima novela, me he encontrado comentada en varios blogs, gente que ni siquiera sabía que leia me hablan de ella y ahora vengo aquí y la encuentro. No se lo que es, solo se que ocurre.

Un beso reiterativo

Dante B. dijo...

Alma:
trato de escribir historias y no siempre lo consigo. Los ángeles, como el amor o el odio o la lucha de clases, son temas a los que recurro para hablar finalmente de lo que me está sucediendo en el momento preciso en que escribo ese post. Tampoco se lo que es, un vértigo quizás, una vía de escape, un confesionario abierto a todo el mundo. Y las coincidencias, tampoco sé nada de ellas, salvo que existen.
Abrazo reiterado, que no reiterativo.

Tarántula dijo...

Las plumas somos comos los gajos de las mandarinas, como los pétalos de las margaritas, como la tupida mostacilla de un collar indígena.

Y ahí va la pregunta : ¿Qué marca de cigarrillos fuma Rajoi?
Un saludo, cacho, me gustaría leer esas crónicas.

Dante B. dijo...

Tarántula,
escurridiza amiga: me has dejado pensando en el poético plumaje de las manadarinas.
Por aquella época al menos, Don Rajoy fumaba habanos de buen tamaño. Parsimoniosamente, como corresponde. Crónicas de los ángeles: así será. Un abrazo

Gise =) dijo...

Una amiga con una casa de angeles??? necesito saber quien es donde tiene la casa, plissss!!! yo croe que los angeles nos protegen de todo!!!!!
Rajoy lo menos angelical de todo el post...el fumaba y vos le hacias el aguante?? con lo poco que te gusta a ti el humo espero que hubeira mucho viento para poder alejar el molesto olor de tu nariz...
Cada receurdo tuyo hace que admire mas el tipo de vida que has vivido, has estado en montones de lugares, con monton de gente imteresante y famosa... Si Eugenia encuentra alguna pluma blanca guardala para tener cerca a tu amigo...
Ah por cierto conoces a Ana Guillot?? una escirtora que esta en BArcelona pressnetando su ultimo libro???
Besotes principe azul!!!!!

Dante B. dijo...

Gise:
qué tal, princesa?
La casa de ángeles está en la Capital del Reino, como debe ser.
Si quieres comunicarte con Leonor cuando quieras te doy su número, aunque supongo que picándola en Google aparecerá fácilmente.
Con Rajoy estábamos en medio de un chiflete que por momentos amenazaba con hacernos volar y él, te guste o no, es un tipo muy educado y a la antigua que no te fuma en la cara.
Me llegó el anuncio de la Guillot, pero no la conozco. Tiene el apellido de una cantante muy famosa, Olga.
Ayer estuvo Eugenia: no habló de plumas.
Besos angelicales

Poli dijo...

Cada vez me quedo más anonadada con tus andadas! Invitado en Los Ángeles y charloteando con Rajoy!!!?
Parafraseando a Sabina una vez puse de nick "así se burlaba, a través del olvido, Cupido de mí"
y una amiga me puso: "Poli no confíes en Cupido! Es el único ángel al que se le ve el sexo y encima está armado!"
a lo que me quedé más que asombrada O_o
que tul? jamás lo había visto de esa manera. Ella es muy creyente, cosa que yo no.

Besos alados Dante!!!

Dante B. dijo...

Poli:
he sido, soy, un tipo con bastante suerte, es verdad. Aunque digo bastante porque conozco algunos que tienen muchísima más. Con Rajoy, como ni siquiera pedí, tampoco conseguí nada, salvo darme cuenta que era un tipo de carne y hueso como todos. En mi lista de personalidades cercanas puedo poner a unos cuantos y no creo que eso sea como una medalla que te cuelgas. Soy caradura, curioso, no me corto frente a según qué cosas y además tropiezo con gente que lo es mucho, sin paranoias ni falsos endiosamientos.
Yo tampoco soy creyente, será por eso que nunca recibí la visita de un Eros doblemente armado (vaya, no puedo dejar de pensar en el Ramazzotti!)
Devuelvo los besos con un aleteo de pestañas...

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

me llamarás pesao' y cansino, pero he visto hoy un libro de taschen sobre pelis japonesas que voy a pedir a los reyes....ahora estoy viendo el de los angeles virtualmente

Dante B. dijo...

Fanma:
jamás te diría pesao y cansino por tener una pasión, cualquiera sea.
Para repetitivo, ¿qué te parece este cacho de pan de régimen sin mantequilla?

Lutsek dijo...

Qué emoción haber podido ver un poco el behind scenes de tus post. Realmente fue todo un placer conocerte Dante. Me fui con la cabeza muy pensativa de Barcelona, pensando en la poesía cotidiana, en mi vida, en los exilios, en el ser en dos lados y no ser en ninguno. Muchas gracias por ser tan buena gente. Y prometo abandonar el Cacho jajaja.

Un gran abrazo y saludos al sectario!

Luc

Dante B. dijo...

Luc,
no nos creas hermanitas de la caridad: nosotros también lo pasamos muy bien contigo. Si no hubiera sido así no hubiésemos repetido la experiencia.
Creo que sos bastante más relajado que mucha otra gente que ha pasado por aquí; valor propio o de los aires marplatenses. Supongo que este viaje te va a hacer pensar y hacer muchas otras cosas importantes, sobre todo cuando te enfrentes al regreso.
AL sectario le encantará que en algún momento contactes con él por facebook.
Abrazos para tí, Walter, Nico, Adrián y Carolina...Falta alguien?

Fernando dijo...

Bueno, a don Mariano no le pediste nada (bien hecho), pero ya puestos en este plan, a los ángeles sí que podrían dejar caer algún favorcillo majo, de esos fuera del alcance de los humanos...
Un abrazo.

Lutsek dijo...

Gracias Dante. Me inspiraste para revivir una vieja sección de Filosofía de la Ducha: "Blografías". Me encantaría hacer una tuya, para eso necesito una foto de niño, porque la estética es siempre así. Un abrazo.

Dante B. dijo...

Fernando:
igual la ayuda ya ha caído y el milagro lo han hecho desde la modestia silenciosa...Nunca se sabe cuánto más desgraciados podríamos ser sin la ayuda de los ángeles. Abrazos


Luc:
estaré encantado de colaborar con su proyecto, aunque la foto deschave que no soy un producto de los últimos siglos.
Un abrazo

Yoni Bigud dijo...

Eso ocurre con los ángeles. O no aparecen nunca, o aparecen todos juntos.

Pero bueno... también ocurre con otras cosas.

Muy interesante.

Un saludo.

Dante B. dijo...

Yoni,
tú lo has dicho, usted lo ha dicho, vos lo dijiste...
Gracias y un abrazo desde BCN

angelmanaque dijo...

Me gusta "Cielo sobre Berlin". Los ángeles, haberlos hailos, seguro. ¿Sabes que en realidad yo debería llamarme Angel? Me lo cambiaron por Antonio porque había ya muchos en la familia.

Dante B. dijo...

Antonio, ángel:
cómo estás?
Si tienes una familia con muchos ángeles, qué puedo decirte que no conozcas ya?
Gracias por la visita
Esperamos más posts