viernes, febrero 16, 2007

partid@s


Ayer por la mañana el sobrino de Jorge volvió a alejarse de nosotros...
Los puntos suspensivos indican que detrás de la frase hay un silencio, una pausa, una circunstancia atenuante, la sombra de una duda, una nube pasajera que en muchos casos se queda allí mismo, sobre, dentro, en medio de nuestra cabeza, sin permitirnos acabar la idea que empezamos a enunciar (enunciar es una palabra idiota, una equivocación del diccionario: "venga, vamos, en lugar de borrarla, que me cuesta un verdadero huevo, ¿qué te parece si te inventas una acepción y la dejamos como está?" Y el otro, el semántico, se dijo "le diría que no, sólo para joderlo al muy cabrón, perezozo de mierda, pero en realidad es una buena forma de alimentar las neuronas, un reto para mi inteligencia" y, sin pensar más de un instante, se sacó de la manga algo bien diferente a aquella otra, "anunciar", aunque con parecidos razonables: "Enunciar es expresar una idea de forma breve y sencilla". "Joer, tío", dijo el que escribía, llamado también Escriba, "si has sido más rápido tú que la tinta. Eya entuavía no sea secao". Al día siguiente los bandos municipales anunciaron con bombos y platillos la creación de una nueva palabra, y el edil, entrevistado por la cadena de radio "ToBe", la más oída del reino, dijo estar orgulloso de que entre sus conciudanos hubiera gente tan capacitada y sensible como el lingüista Fulano, "que nos ha legado una palabra super necesaria para el desarrollo social y síquico de cualquier persona medianamente alfabetizada". Los programas televisivos de la tarde parecían haberse puesto de acuerdo. Ana Marirosa, Veronica Ladeada, Virgencita Subidón y el inigualable Igor Delaburra comentaron las palabras del edil diciendo cosas como: "un cálido y democrático enunciado", "un enunciado sensible como la mismísima nueva palabra", "¿has visto qué enunciado tan majo el del edil?" y "¡vaya pedazo de enunciado!.
No lejos de allí, Al Ërgis de Betún, semántico también, aunque menos carismático y más lento que las tortugas del Titicaca (sí, aunque no lo creáis, las tortugas son plaga en ese recóndito lugar de Sudamérica), se vió corroído por la envidia, y después de romper todos los espejos, se dedicó a pensar una palabra que pudiera hacer sombra a esa que todo el mundo encontraba tan inspirada. Ni onunciado, ni inunciado, ni ununciado tuvieron el más mínimo éxito, a pesar de que el mismo Al Ërgis se ocupó de escribirlas por todas las paredes de la ciudad con gruesos caracteres negros. Fue tal su desazón -bonita palabra de ambiguo sabor- que decidió hacerse analfabeto. Pocos años después ganó las elecciones para ponerse al frente del joven Ministerio de Cultura.


¿Y el sobrino de Jorge? Ya está en su pueblo, contando acaloradamente sus andanzas europeas. A nosotros nos dejó un pedazo de ausencia sobre el viejo sillón de pana marrón chocolate que yace semi abandonado en el vestíbulo de casa.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

No me hubiera o hubiese importado, made in tu bobo, haber enunciado a viva voz: Soy SHO, la sobrina que inspira esa bella melancolia de ausencia color chocolate (bien conocido como sustituto del amore) Queris ser mi tio? JUAAA
Te puse esta piguita en tu cacho e pan y,
no me deja. Sera porque es miguita de integral?

Que debo hacer?
la Flora

(preguntarle al autor, y ya lo has hecho)

zbelnu dijo...

Creí que ibas a contar la historia del sobrino de Jorge! Las razones de por qué no estabas allí tenían que estar en esa historia, pero yo, tal vez ofuscada aún por la tormenta que me ha caído antes de llegar a casa o por unas llamadas que me han convertido en doris day en el sofá al teléfono durante un rato (pero sin su aspecto!), no las vi. Por qué?

Empiezo a entender dijo...

Mmmmm, relindo. Besos cachito, me gustó leer tu amor...muá muá. Cuando quieras me voy a tomar un té sentadita en ese sillón marrón...;-) más bsos.

Miembro dijo...

Sha sé.
La musiquita que hacen los palitos de rosa al compas del entrar y salir de Trufa al patio me traia recuerdos de infancia que no llegaba a descubrir. Y hoy, día pintado con el sol de Parque Chas a la hora de siesta, entré la ropa que acababa de descolgar de la soga y al atravesar con impetu los palitos de rosa... Si, aparecio la imagen de una nena de 10 años entrando en el almacen de Don Celedonio (maestro en el arte del repulgue del papel de almacen) por 200 gr de express.
Gracias por la música de hoy Cachoepan
Esha, quien va a ser?