sábado, junio 14, 2008

¡Hola!, Michael Clayton...

Después de una pérdida dolorosa, ¿puede haber algo mejor que una sesión con el dentista? Ayer al mediodía, mientras otros abrían la boca para zamparse un bocado, yo mostraba mis muelas al siempre agradable e impoluto doctor M... Al menos no se había programado una jornada de dolor, solamente una revisión de rutina. Como había llegado algo tarde, la enfermera más joven del consultorio me introdujo rápidamente en uno de los pequeños boxes decorados en tono verde desvaído, sin siquiera darme tiempo a hojear los ¡Hola! de la salita de espera.
-Un momento -le dije-, voy a buscar una revista.
La elegí al voleo, ya que todas están cubiertas por unas carpetas negras de cartulina brillante que enmascaran sus portadas originales, coloreadas en amarillo chismorreo. Me tocó una pagada por los de Porcelanosa. Ya desde la tapa, la oriental Isabel Presley posa junto a George Clooney, el amigable. Milagro de la tecnología, Isabel luce espléndida, como recién egresada del Liceo Francés. Cloo, a quien se le ensanchó un poco la distancia entre la base de la nariz y el labio superior, siempre algo arqueado por esa sonrisa entre simpática, irónica y autosuficiente, parece un marido muy satisfecho con la mujer que lleva al lado. En ese momento pensé dedicarles un post; comentar, en plan ejercicio de género, este número preciso del Hola! con Isabel y George disfrutando de los alicatados españoles. Posiblemente por puro resentimiento, porque en ese mismo ejemplar andaban un montón de famosos exhibiendo sus formas y sus lujos al mismo tiempo que nosotros nos desabastesíamos en un ensayo general de tercermundismo globalizado y los irlandeses osaban decir no a Europa sin despeinarse un pelo. Mientras hojeaba la revista recordaba esa frase atribuída a diversos pensadores de fuste: "Hay otros mundos, pero están en éste". De tener allí cerca algún amigo, seguramente hubiéramos comentado la monumental presencia de Julia Roberts al lado de un cada día más carbonizado Giorgio Armani. También lo delgaducha que se veía a la hija de doña Donatella Versace -se llama Alegra, sin embargo va siempre la mar de trista-; un perfil escaso, probablemente deglutido por esa madre ¡encantada! de aparecer en todas partes con un mismo vestido de luces. Dos páginas más allá, Tom Cruise, el retacón, subía una escalera arrastrando a su impávida y blanca mujer, vestida de rojo y calzada con zapatos azules. ¿Una alusión al emblema de su país o una declaración de amor a la République Française? Saben mucho estas estrellas: dos o tres escalones por encima, Tom se ve más alto que su abanderada pareja. En este mismo ejemplar, de verdadero lujo, varias de sus páginas estaban dedicadas a un encuentro casual entre Claudia Bruni y su marido, monsieur Sarkozy. Supongo que ella había salido a comprar el pan suyo de cada día y ya en la calle cayó en la cuenta de que no llevaba el monedero. "Aprovecho y le doy una sorpresa al petiso", habrá pensado cariñosamente. ¿Quién iba a imaginar que podía haber un artero paparazzi escondido detrás de aquella encantadora butaquita Luis XVI?
No me cabe la menor duda: hubiera sido un post de lo más divertido. Pero, a pesar de mis pesares, se me hace imposible programar algo con antelación. Pocas horas después de la visita al dentista se me ocurrió ver en casa, y gracias al Pay Per view de Imagenio, al mismo actor que en la susodicha revista ¡Hola! interpretaba el rol de marido satisfecho de la Presley, aunque esta vez en el personaje principal -modélicamente interpretado- de Michael Clayton, un film muy recomendable que logró el Oscar para Tilda Swinton, perfecta en su papel de profesional manipuladora y sin escrúpulos que habla con los espejos y se retuerce y suda en los lavabos. No pensaba escribir sobre esta película. Ni siquiera tenía intención de verla. Últimamente me aburre e incomoda ver actores famosos haciéndose pasar por otra gente. No puedo creer que Richard Gere sea un defensor de los monjes tibetanos en el diario de la mañana y esa misma noche aparezca en las cada día más estrechas pantallas de los cines o en los cada vez más apaisados plasmas de nuestros televisores, convertido en un atildado macarra de los años treinta que baila y canta arriba de las mesas.
Pero esta película intensa y precisa hizo que olvidara casi por completo el cotilleo satinado y retomara nuevamente mi prolongado romance con el cine. Con guión y dirección de Tony Gilbert, también guionista de la saga Bourne-Damon, Michael Clayton tiene como actor al recientemente fallecido Sidney Pollak, quien figura además en la nutrida lista de productores del filme, junto a Clooney, el mismo Tony Gilbert, Steven (Erin Brockovich) Sorderbergh y Anthony Minghella, muerto el último mes de marzo. La historia, un sofisticado thriller, va de abogados corruptos y compañías superpoderosas que envenenan con sus productos aparentemente inofensivos a gente tan inocente como nosotros. En pocos meses, dos de estos individuos entrañables, dispuestos a jugarse los cuartos con una película difícil, han desaparecido para siempre. ¿Será este filme tan gaffe como The Misfits o es que la ficción ha decidido dejar de serlo?

42 comentarios:

Lilian dijo...

Admirado Cacho--
Que hay que hacer para escribir tan bien como tu? Hay algun secreto? Firmaste un pacto con aquel senhor de cuernos a quien le gusta mucho el calor?
Un abrazo :D

zbelnu dijo...

Reconozco que me has escandalizado. Mi ex leía el Hola! en tiempos y yo recuerdo que me gustaban algunos pies de foto. Por ejemplo, en un funeral decían: "X, visiblemente afectado" y sólo era una foto de alguien que se estaba mirando el cordón del zapato. O lo crueles que eran con los que no les daban exclusivas: "Cristina Onassis ha engordado y además lleva el mismo bikini que el año pasado", o los adjetivos que usaban al traducir "Es femonenal" declaraban americanos o franceses en las entrevistas...

Miho Sakato dijo...

hello Bertini!

our Love letters:
http://sakatoloveletter.blogspot.com/2008/05/dear-and-from-bertini-2.html

kiss!
miho

...antidoto esencial dijo...

Suelo hojear el Hola y similares en cuanto sitio público aparecen, como peluquerías o cualquiera de los médicos que visito. Como una puerta al más allá, algo fantasmagórico e irreal, sobretodo irreal... Yo confieso.

Gise =) dijo...

Cacho con vos hasta la revista Hola resulta interesante, nosotros en la pelu la tenemos obvio, y la verdad que cuando vi esta portada pense, que pasa con porcelanosa que tiene que pagar por una portada para la imagen de la empresa...
Sabes yo observe lo mismo en los zapatos de la mujer de Tom Cruise, y me dijeron que lo qu equeria era hacer un homenaje a Spiderman, porque esa semana se conmemoraba algo del personaje... Espero que la peli no sea gafe sino justo ahora que Cloone esta libre se ira al otro mundo, y otra vez me pierdo de casarme, jajajajajaja!!!!
Besikis guapo!!!!!!!!

Noemí Pastor dijo...

Me gusta este Clooney que sabe estar en todas partes y está envejeciendo con mucha dignidad.

cacho de pan dijo...

Lilian, Isabel, Antídoto, Miho, Gise, Noemí: gracias por pasar.
Hay días con más tiempo, también con más energías.
Hoy ni uno ni otras están en su mejor momento. Necesito un domingo bíblico, de absoluto descanso. Pasaré a verlas y conversamos.

Arcángel Mirón dijo...

¿Es que el motor de Tom Cruise es parecer más alto que los demás, todo el tiempo, siempre, eternamente, como si de eso dependiera... algo?

cacho de pan dijo...

Arcángel: cuando Nicole Kidman se divorció de Cruise, le preguntaron su opinión sobre el asunto y dijo:
"A partir de ahora voy a poder usar tacones altos". ¿Tú crees que le importará?

Anónimo dijo...

Todo es falso, todo es de papel.

Domi dijo...

¿Está bien?
un beso

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Ya te vale, al dentista se va cuando uno está de ego inflado y con mucha energía.

el objeto a dijo...

letrado iluminado de la dinastía Tang(o), me ha gustado mucho eso de que cada vez te molesta més que esos actores famosos que aparecen en todas partes luego intenten ganarse la vida haciéndose pasar por gente como nosotros... lo encuentro algo obsceno. me da la sensación de que gente como angelina joli (no digo su marido) ya sólo debería aparecer en festivales tipo Cannes,

y por último un alegato en defensa del Hola!, en este mundo multidimensional, el HOla! sigue siendo una de las fuentes de realidad que nos quedan

Me apunto a la recomendación, aunque el viernes estrenan una peli que llevo tiempo esperando,

abrazos y buen comienzo de semana, qué tal la boca/dientes??

Isa S.B dijo...

Yo para evitar pringarme de siliconas varias, o quedarme con sonrisa estirada por simpatía mimética cuando voy a la consulat del dentista me llevo un libro.
Unm placer leerte, como de costumbre.

Gastón Martorelli dijo...

Dante, me alegra que te haya gustado mi último cuento. Aunque reciba críticas y cometa errores propios de mi inexperiencia y juventud, uno hace lo que puede. Peor no hacer.
Respecto a tu pregunta, de grande quisiera ser escritor, o un intento de ello.

Leyendo este post, recordé un pensamiento que siempre tuve. El competidor más aguerrido de las peluquerías, sin ningún tipo de dudas, son las salas de espera de los dentistas.
Entre ambos, se disputan, como diría Serrat "A ver quién es el que la tiene más grande", y compran extensos números de revistas cuyo contenido es irrelevante pero que nadie desconoce.
Mientras tanto, los puestos de diarios y revistas, agradecidos...

Abrazo fuerte, Dante...

39escalones dijo...

Ja,ja, me ha encantado lo de Cruise, el retacón... La película es recomendable, aunque haya algo que le falte y algo que le sobre. Pero no está mal. Coincido en que últimamente me revienta ver a esos modelos que de vez en cuando actúan, pero en esta ocasión merece la pena. No así "Ella es el partido", la nueva de Clooney, que es una tontada como un piano.
Saludos

Benjuí dijo...

Estiramientos e inyectables...Cleopatra se bañaba en leche de burra, y loas demás hacemos lo que podemos.
Hubo unos años en que las feministas aconsejaban no depilarse, no maquillarse, ir a lo natural, pero parece que no cuajó: las/os de medio pelo tenemos que conformarnos con afeites baratitos.

Entiendo que la gente cuyo cuerpo es su herramienta de trabajo la mime y trate de estirar su vida laboral hasta un límite razonable. La duda que me queda es si, además miman su inteligencia.

... Y habrá que ver la pelí, ¿o el gafe afecta igualmente a los espectadores? ;)

Raúl dijo...

Buena película, bastane buena, diría yo (espero eso sí que no se cumpla ningún maleficio teniéndola a ella omo piedra angular).
En cuanto a tu crónica (¿de qué coloer, era?) me quedo con un hecho que casi ha pasado desapercibido; Te has fijado que cinematográfico que ha quedado bauizar al dentista como Doctor M? Fascinante.

cacho de pan dijo...

anónimo: no todo, pero casi.

domi: todo bien, sí, gracias.

fan: al dentista se va cuando lo necesitas, tienes el montón de dinero necesario para pagarle y la fecha acordada. El otro día hubiera preferido irme contigo a entrevistar rusos.

cacho de pan dijo...

gracias vanessa: yo defiendo las diferencias, sobre todo cuando no intentan venderme a la fuerza su "realidad". Ellos son así y divierte verlos, aunque a veces con cierta indignación algo envidiosa. Tu peli esperada debe ser oriental, o me equivoco? La boca marcha lentamente.
Un beso, muñeca.

Isa: yo no podría concentrarme en un libro, y además me gusta encontrar algo diferente, aunque sean revistas como Hola! Siempre espero sorprenderme y a veces lo consigo.
Me alegra causar placer. Me halaga que me lo digas. Un abrazo.

Gastón: solés escribir muy bien, y no agrego para tu edad, que lo sepas. A las críticas, si te interesa saber de qué van, tenés que darles la importancia justa. Es más simple criticar lo hecho que crear desde tu mundo personal y posiblemente único. Y no digo genial ni extraordinario. No creo que se pueda apuntar a ello, aunque se fantasee con esa posibilidad. ¿Auténtico? Una palabra que me gusta y un camino suficientemente difícil. La genialidad no nos pertenece. Es una medalla que algunas veces te dan los otros.
Un abrazo tan fuerte como el tuyo.

cacho de pan dijo...

39E: me gustaría discutirla contigo. La compré y la tuve todo un día. Volví a ver la mitad al día siguiente. Ganó enteros. Clooney está impecable, rayando la genialidad. Haciendo caso omiso a don Alfred, hace caras todo el tiempo, actúa cada frase del diálogo. Y el guión y la dirección, metiéndote en la historia desde diferentes ángulos, siempre con un encuadre y una fotografía impecables. Pero bueno, a mi me gusta apasionarme. Un abrazo.

Raúl dijo...

Sí, ciertamente, es un clima similar el que consiguen en Nothing.
De todas formas, como me sería fácil pecar de cultureta diciendo que aquel glamour impostado que tenía la cinta de de G. Cukor es difícil, ya no de trasladar a un barrio londinense con su solemnidad y abolengo, sino simplemente de reproducir, por lo muy conseguido que está, no lo diré. Bueno, ya lo he dicho.
Gracias por tu comentario.

cacho de pan dijo...

benjuí: todo está bien, finalmente; todos hacemos lo que podemos para sobrevivir, gustar, ser amados. Prefiero, sin embargo, a Jane Fonda, que puede reírse de forma abierta y con arrugas...

No creo que la peli sea tóxica para los espectadores...

cacho de pan dijo...

raúl: gracias por fijarte en el detalle, nada casual por cierto, del doctor M.
Siempre es más glamouroso el cine USA de esa época, entre otras cosas porque el blanco y negro tiene un algo de refinado per se que Woody, por ejemplo, pesca muy bien. Pero lograr cierta elegancia de formas en un Londres actual, en colores y con esos personajes...
No lo veo como cultureta; es tu visión del asunto. Tenían menos medios y mucha sensibilidad, estaban inventando el cine.

Idea dijo...

Hola, como todas las revistas de su género tienen una cualidad particular, se venden como la leche pero nadie se acusa de leerlas.
De pronto, salido de la galera, Cacho dice “mea culpa” y escribe un post “maravilloso”, y uno no puede más que felicitarlo y decirle gracias. Los chismes de las revistas viven una vida muy breve, sin embargo, tus historias Cacho, se resisten al olvido. Beso grande

Bambu dijo...

Pobre Tom... se siente pequeñito, cada año decrece un poco, será cosa de la cienciologia?

nomesploraria dijo...

¿Quién son esas personas?
¿Qué es porcelanosa?

cacho de pan dijo...

Idea: ruborizadas y sonrientes gracias. Un beso.

Bambú: le ha costado mucho llegar a donde está.
El ego crece y el cuerpo no,
según parece.
¡Vaya! si me ha salido una rima.

Només: yo tampoco lo sé, por eso al encontrarme con tanto saber desconocido, he intentado vanamente filosofar alrededor de eyo, o esho, o ello, o elio (berhanyer?)...

De Lirium soy dijo...

Cacho: qué quiere que le diga, solamente usted puede luego de una visita al dentista escribir un post asi y sobre una revista tan frívola. Puro talento. Además esas acotaciones sobre el carbonizado, el retacón, la de zapatos azules, los monjes tibetanos y muchas más son geniales. Un beso.

cacho de pan dijo...

un beso, delirium. Y usted sabe que es difícil responder comentarios tan elogiosos. Aunque se agradezcan.

zbelnu dijo...

Por cierto, a mí me pasa algo similar cuando me he encontrado a una conocida millonaria (no famosa) comprando en Zara, Mango o Benetton. ¿Qué hace aquí? me indigno. Pero el viernes comí con una amiga concienciada, inglesa y ecologista que me recomendó no comprar jamás en esas tiendas que contribuyen al trabajo esclavo: vale más, dijo, comprar poco y a un precio normal.

cacho de pan dijo...

Zbelnu: Tal vez tu conocida tiene criterio propio y encuentra cosas bien diseñadas a un precio accesible. ¿Cuál es un precio normal para tu amiga inglesa?
¿El de Burberry o el de Harrod's? ¿Es sólo esclavitud la que se muestra como tal?
¿No tienen ellos dependientes pobrísimos disfrazados de seres normales? Al menos ahora, a partir de la producción masiva -y ecológicamente alarmante- mucha de esa gente "esclavizada" come algo.
Me suena igual que lo de quitarle la producción de coca a los campesinos colombianos. ¿Para producirla dónde? ¿Para darles qué a cambio? Como si ellos fueran culpables del tráfico y el consumo, sus publicistas y distribuidores.

Lilian dijo...

Leo tu ultimo comentario y no puedo sino admirarte aun mas... Muy lucido pensamiento. [Parece que mi puesto en esta vida es alabarte jojojo por lo menos en este post, pero que conste que todo es verdadero.]

nomesploraria dijo...

¿He sido yo? ¿He escrito "quién son"? A este paso un sillón en la Academia no me lo dan. Me temo.

En 1974 me compré una camisa, así me va.

Clarice Baricco dijo...

Què divertido escribiste! jaja...yo de plano hubiera optado por dormirme.


Abrazos lindo.

La Gata Insomne dijo...

Cacho, menos mal que no ibas a hablar del Hola, porque si llegas a hacerlo el post es de medio metro!!!igual me río, mejor dicho sonrío con tus ocurrencias y acidez!!

de paso: insisto este es el mejor Obituario de la web

un abrazo

cacho de pan dijo...

lilian: només gracias por mil. beso

només: arroja al baúl de los olvidos esa horrible camisa estampada con palmeras, helechos y lagartos y vuelve a escribir como antes...

clarice: riéte todo lo que quieras. es salud. y se duerme mejor. abrazotes.

cacho de pan dijo...

Gata: es que me sobran las plabras; brotan libres y no me gusta cortarles el chorro.
Y en cuanto a lo del obituario, ya sabes, insomne felina: antes de dormirte del todo me avisas. Te lo haré super bonito.
Un abrazo y hasta tres.

nomesploraria dijo...

¿Cómo antes? ¿Cuándo?

cacho de pan dijo...

sin preocuparte demasiado por esos pequeños errores de teclado o por esa fusión que, al menos los que vivimos en Cataluña, entendemos sin problema.

nomesploraria dijo...

ah, buenu, ahora lo entiendu, oiga.

cacho de pan dijo...

encantador lenguaje, Només, digno del señor Mantilla...