martes, agosto 05, 2008

Barbudos y cirujeados

La segunda cadena de televisión española, supuestamente alternativa(?), pasó Comandante, el filme-ntrevista de Oliver Stone, tres días de charlas y paseos con Fidel Castro y un montaje final que nos aseguran "sin censura alguna" por parte del gobierno cubano. Encantadora propuesta para una calurosa noche de lunes. Lástima que el documental estaba mechado cada poco tiempo con tandas publicitarias casi más extensas que el material fílmico proyectado. Interesante experimento el de nuestros programadores, también supuestamente progresistas. ¿Podría pesar más la palabra revolucionaria que la sociedad de consumo capitalista, o ésta y toda su variopinta parafernalia sería más fuerte que cualquier dictatorial conductor de masas con pretensiones reformistas?
No llegué hasta el final de la experiencia. Me costaba mantener la atención sobre la película porque además de los spots publicitarios se sucedían sobreimpresiones anunciando otros programas del canal. Fácil distraerse cuando sobre el rostro del barbudo comandante -dice haber ahorrado varios años, a razón de quince minutos diarios, no afeitándose- aparecía un cartel recordándonos que al día siguiente transmitían una peli de Harrison Ford o que faltaban cuatro dias para el inicio de las Olimpíadas chinas. Se me ocurrió que el programa podía incluír una de esas encuestas a la que es tan afecto el gobierno y los medios de Zapatero, viéndome obligado a responder sobre el estilismo de Fidel o el acierto en la decoración de sus interiores. Un momento antes, en el noticiero de Antena 3, me obligaron a ver por segunda o tercera vez -sí ya sé, podría haber cambiado de canal, pero estaba tirado en un sofá con el mando lejos de mis manos- me obligaron a ver, repito, una nota publicitaria disfrazada de noticia que también había visto y oído en los avances informativos de Telecinco y la cadena SER. En ella nos contaban que los inmigrantes eran clientes asiduos de las clínicas de cirugía estética (España ocupa el cuarto puesto en el ránking mundial de operados, detrás de USA, Argentina y México), porque los recién llegados quieren cambiar sus rasgos acentuadamente araucanos, mayas o pekineses por otros más "europeos". O sea, no contentos con asentarse en este continente casi por la fuerza, quieren, además, parecerse a los auténticos nativos. Un toque de nariz cuesta unos cinco mil euros, algo así como el sueldo de un guineano medio en su país de origen, aunque durante toda su vida. Me pregunté si para que pudieran elegir entre los rasgos más inobjetablemente europeos, les mostraban fotos de la Pantoja, el Fary, Rosy de Palma, Santiago Segura o Ana Obregón, clásicas bellezas de este continente. Mientras tanto, Josep Lluis Carod Rovira, preocupado porque un pariente suyo pueda pasar penurias en un país extranjero, ha decidido nombrar a su hermano Apel.les "embajador oficioso de la Generalitat" en la vecina Francia. Su sueldo, cercano al millón de euros anuales (La Vanguardia dixit), le permitirá operarse todo lo que quiera para parecerse a quien le venga en ganas.

Posdata: ¿terminará cambiándose la cara el recién liberado etarra Iñaki de Juana Chaos? En tren de hacerse ajustes, también debería cambiarse el apellido. Quizá llamarse así (Chaos no es otra cosa que la raíz latina del español caos) sea una impronta algo difícil de eludir.
ilustran : fotos publicitarias de Rossy de Palma y Ana Obregón.

23 comentarios:

Gise =) dijo...

Por favor que esta pasando por la cabeza de la gente??? yo que me quejaba que en Argentina la cultura del afuera era la que predominaba ahora se instala acá tambien!!!!!! Donde iremos a parar!!!! Con estas noticias más que nunca paren el mundo que me quiero bajar!!!!!!
Besotes amor y mejor mirate pelis que sino entre el calor y las noticas terminaras destruido!!!!

cacho de pan dijo...

Gise, cariño, no te preocupes por mí. Soy hueso duro de roer. También hago otras cosa más gratificantes, no te creas. Y al calor lo odio, ya definitivamente.
Pero es que no puedo dejar pasar estas noticias. Son muchos años de redacciones y periódicos. Es más fuerte que yo.

Idea dijo...

Uau Cacho, creo que el punto exquisito de tu post está precisamente en emular esa bastardización que los medios de comunicación se encargan de hacer con todo lo que roza sus manos. El Documental de Oliver Stone – discrepancias o afinidades políticas aparte – es un material interesante de ver y el director debería poder impedir de alguna forma que un canal (público?) de televisión lo reedite a su gusto imprimiendo basuras varias con fines comerciales .
Lo de las cirugías ya lo había yo leído por ahí y me parece tan atroz que creo que más que un compacto, merece la pena un documental sobre el tema. ¿Por qué - ya no alguien, sino algunos - querrían cambiar sus facciones para parecerse a otro grupo étnico? La respuesta parece obvia por momentos, alienados como estamos en este mundo globalizado, por un ideal de belleza que sólo es conquistable con determinados rasgos y no con otros, pero seguramente ha de tener otras aristas e infinitas ramificaciones.
Parece que el calor ambiental ha hecho germinar tus ideas en una noche de insomnios – y aunque espero que pronto vuelva el frío para que puedas sentirte a gusto – lamentaré lo provechosas que han sido para nosotros lectores, las altas temperaturas. Besote grande.

cacho de pan dijo...

Ideavonne: creo que ni siquiera es verdad. Un bastardo cirujano tuvo la ocurrencia porque algún ecuatoriano (siempre muestran el mismo caso) decidió que su nariz aquilina era demasiado para su cara. Como el racismo menospreciante está a la orden del día, ¡opérate y vamos! No se oculta el nombre de la clínica anunciante, por supuesto. La mayor parte de las noticias que dicen preocuparse por la salud de los españoles son publicidades encubiertas, así como las encuestas están siempre dirigidas para obtener los resultados que convienen al partido o grupo económico promotor de ellas. Mi insomnio (veo que lees entre líneas)ha durado menos de una hora, pero tuvo resultados blogueros. Un abrazo, querida.

NoSurrender dijo...

También vi el documental de Oliver Stone anoche. Y también me hice esa misma reflexión acerca del contraste entre el mensaje de Castro y la publicidad eterna, es curioso.

Mi conclusión fue la más pesimista de todas: La Revolución es un producto comercial más. de hecho, veía al Che Guevara y se me venían a la cabeza toda esa cantidad de camisetas, mecheros y merchandising en general que promueve esa marca comercial.

La televisión es nutritiva.

Saludos.

cacho de pan dijo...

Sí, todo es comercio, pero el Che se lo creía, y Eva y hasta Castro. Al menos son protagonistas de su vida y de sus fantasías. Los programadores de la tele son sólo comerciantes, los que producen y venden las camisetas.

No sé si la tevé es nutritiva o solamente engorda. un abrazo

Anónimo dijo...

こんにちは。Google マップで「Barcelona」という地図を作ったので、ぜひ使ってみてください。
この地図はこちらで表示、編集できます:
http://maps.google.co.jp/maps/ms?hl=ja&ie=UTF8&oe=UTF8&msa=0&msid=109192811475354840620.00045292a04a8b3b795a2

hola bertini!

i made my barcelona map! jaja

sakato

39escalones dijo...

De Juana en vez de operarse debería fumigarse...
Creo que la historia de las operaciones de cirugía comenzó en Japón con las mujeres que querían operarse para adquirir rasgos occidentales; al parecer es lo que pone a tono a los nipones.
Por lo demás, yo también padecí el documental de Oliver Stone en La2, y tampoco lo terminé por culpa de lo mismo que señalas aquí. Es evidente quién ganó el combate.
Un abrazo

cacho de pan dijo...

39E: creo que es lo que esta gente, tan astuta, llama mano izquierda o quedar bien con dios y con el diablo. Lo pasan, pero de forma tal que nadie pueda verlo.
Ganaron ellos, yo los desprecio mucho más. Y me borro de sus canales.

En unos años, ¿seremos todos iguales?
Un abrazo.

cacho de pan dijo...

Sakato, darling!
your barcelona map is my barcelona map! kisses
I have many interesting adress for you...

elita dijo...

No tengo tele con lo cual no pude gozar del reportaje del que habláis. Por vuestros comentarios me hago una vaga idea... El mundo está más que loco. Desisto de entenderlo por si me hunde.

cacho de pan dijo...

elita: no tienes tele!
eres una heroína del mundo moderno!
No quiero pensar cuánto duran tus días, cuántas cosas puedes hacer en uno de ellos. Alguna vez estuve sin el aparato demoníaco y no le encontraba fácil substitución...

elita dijo...

Jaja, la verdad es que cuando accedo a una de ellas me atrapa sin remedio. Es un magnetismo tonto, pero existe. Y por ese famoso dicho de "más vale prevenir que curar", prefiero no tenerla. En su lugar la radio me acompaña todo el día, pruébalo, es genial. Y el resto del día, es decir el que me queda después de trabajar, es para mí y mi perra, Lux.

cacho de pan dijo...

hago cuentas, elita: una peli diaria, 2 horas, dos noticieros, una hora más...horror! ¡Tres horas diarias de tele! Me cuesta vivir sin ella. Es como ser dueño de un multicine y no entrar a ver las películas que dan. También yo escucho radio: por la mañana, mientras ordeno mis cosas y doy de comer a Federico, mi felini.
Besitos a esa Lux de tu vida.

Anónimo dijo...

Podrías abandonar el blog y dedicarme algo de tiempo?
Gracias

elita dijo...

Bueno, en ese caso no es tan grave. Son tres horas en principio bien aprovechadas (teniendo en cuenta la peli, claro, porque a veces echan cada una que...). Besitos también para tu Federico.

cacho de pan dijo...

Ya voy, ya voy, "conocido anónimo"


Elita, desde hace muuuuuuuucho tiempo no veo las que ponen los canales "comerciales". O en cedé o de Imagenio, sin cortes publicitarios. (No me pagan por la pub, aunque podrían)

Daniel Rico dijo...

Hola cacho:

¿No estaremos viendo demasiada televisión?. Recuerdo una serie yanqui llamaba Max Hedron, donde los televisores no tenían botón de apagado y no tener al menos una pantalla por cuarto era un crimen.

Ahora se viene la biografía de Bush por Oliver Stone. Se llama "W"

cacho de pan dijo...

daniel: sé hacer algunas pocas cosas y entre ellas está lo de mirar pantallas. Siempre me atrajeron, bicho de luz.
No me gusta mucho Stone, no se crea.
Acabo de ver dos pelis seguidas para olvidarme del calor (imposible), en TCM, sin cortes y con respeto: Last night (rara, canadiense, con detalles de
interés) y una magistral Gods and Monsters de Bill Condon (tercera vez y resiste). Bienvenido.

zbelnu dijo...

Buen post de telespectador ni pasivo ni resignado ante las interrupciones constantes. Lo de Carod, su hermano y su comitiva inglesa, que tenemos que pagar todos, me enfurece. Esos gastos de representación en plena crisis dan mucha rabia. Y los del estado, también. Como medida ante la crisis, ¿qué tal un recorte de dietas, coches oficiales y lujos de ministros? ¿A nadie se le ha ocurrido?
Reconozco que la segunda foto me ha producido un sarpullido. Prefiero tu onda otra, de fotos buenas...

cacho de pan dijo...

Zbelnu: realismo español o gran guiñol internacional, es algo qe tenemos allí, al alcance de los ojos.

satxoska dijo...

puaj!

cacho de pan dijo...

SATXOSKA: QUÉ PASÓ?
SE TE ATRAGANTÓ UN PELO EN LA GARGANTA?