sábado, mayo 08, 2010

las Mentiras como Arte


- Bueno, lo entiendo, pero para vos, como director y guionista de la película, al final, ¿Pablo regresa o no?
Diego Sabanés me mira algo sorprendido. Cerca de donde estamos, Pascual Maragall y su mujer conversan con el músico Rudy Gnutti y el director de fotografía Julián Elizalde, mientras Andrés Mangiarotti, cónsul de Argentina, intercambia tarjetas con una joven poeta barcelonesa de largas y despeinadas guedejas. Por suerte no me escuchan. Esas preguntas no se hacen, no suelen hacerse, porque si te atreves a hacerlas corres el riesgo de quedar como un idiota nada principesco, un oligofrénico sin remedio ni asilo, o, simplemente, como un cutre que no entiende que algunas obras son ambiguas y pretender que no lo sean, pedir explicaciones sobre ellas, es ofensivo para el artista que las ha creado.
- ¿Por qué sonríe la Gioconda, don Leonardo?
- Señor Picasso, Pablo, ¿no cree que dos ojos sobre el mismo perfil conforman una cara un poco extraña?
- Don Milo, ¿usted no sabe esculpir brazos o la modelo había sufrido un desagradable accidente ferroviario poco antes de posar para su Venus?
En el último festival de Lleida me molestó muchísimo que una señora, por lo demás simpática, insistiera en saber si el final de una película era de una manera u otra, sin entender que ese detalle resultaba accesorio, no agregaba ni quitaba nada al verdadero meollo del asunto. Crimen y castigo, que diría el atormentado Fiodor, mi intolerante incomprensión se veía descubierta pocas semanas después con una pregunta que, conocedor de las leyes que rigen ciertos ambientes artísticos e intelectuales, nunca debería haber hecho.
¿Atolondrado? ¿Inconsciente? Para nada; más bien me definiría como un aventurero de los pequeños gestos cotidianos.
Aunque me había parecido sorprendido, el director de Mentiras piadosas contestó con absoluta precisión lo que le había preguntado. No transcribo su respuesta porque supongo que a muchos les fastidiaría conocerla.

La noche del viernes me invitaron al cine Alexandra, único de la ciudad con coronita incorporada, para la premiére en Barcelona de esta nueva película, opera prima de un joven director argentino. Me enteré de su estreno en Madrid la semana pasada y la esperaba con bastante curiosidad porque en ella trabaja Marilú Marini, compañera de algunos anhelos y varias correrías durante nuestras lejanas juventudes porteñas. Excelente bailarina devenida actriz, le otorgaron el premio teatral Moliére, el más prestigioso de Francia, por su actuación como protagonista de La mujer sentada, una comedia atípica escrita por el también argentino Copi en base a sus tiras cómico-satíricas de Le Nouvel Observateur. Marilú vive hace años en París y a pesar de su contundente carrera artística nunca antes había hecho un protagónico en cine. Como todo el resto del elenco, importa decirlo, está simplemente perfecta en el papel de esa enferma saludable -el título original del cuento de Cortázar en el que está basado el guión de la película es La salud de los enfermos -, una señora de buen ver, que, desde una supuesta, casi angélica inocencia y escudándose en la coartada que le brinda su imperturbable fragilidad de acero, acaba devorando todo aquello que la rodea.
En la breve presentación previa, Diego Sabanés dijo que en algún festival europeo había causado asombro su más que notable juventud, excesiva, según parece, para el responsable de un film de factura clásica, de una narración sin desmadres ni golpes de efecto, continuación madura del cine argentino de los años sesenta, aquel donde reinaban los nombres de Torre Nilsson, Fernando Ayala y Leonardo Favio e intentaban hacerse un espacio David Kohon, Manuel Antín, Osias Wilensky y Rodolfo Kuhn. Un film que, además, opta por un final trágicamente contenido que me recordó lejanamente al de La heredera de William Wyler (1949). Todas excelentes compañías, sin ninguna duda.
Emparentada con otras vibrantes narraciones sobre la decadencia de una clase, una sociedad, una forma de vida, un país -Casa tomada y Cartas a mamá, también de Cortázar, El salón dorado de Manuel Mujica Láinez-, en Mentiras piadosas aparece además, no se si voluntariamente, una sutil, levemente irónica, metáfora descriptiva del hacer literario. "Cada día escribe mejor", dice la madre cuando terminan de leerle la que para ella será última carta del hijo ausente. Esa laboriosa red de engaños, ideada aquí por todos los habitantes de la casa y realizada con meticulosa habilidad por el hermano nostálgico, principal sostén del estricto orden familiar al mismo tiempo que de las fantasías esperanzadoras que permiten la supervivencia del grupo, podría entenderse también como una parábola sobre la ética siempre ambivalente de la creación artística, esa invención que transforma la inaprensible realidad ocupando momentaneámente su espacio.

Posdata:
como si fuera un agradable comentario, me escribe Diego Sabanés para comunicarme que el equipo de Mentiras piadosas ha colgado en su web este post. Gracias por tenerlo en cuenta.
Posdata dos:
FILM ARGENTINO EN ESPAÑA. José Miguel Onaindia asistió en Barcelona al estreno de la película argentina Mentiras piadosas, de Diego Sabanés, basada en cuentos de Julio Cortázar. El film reunió, en una sala belle èpoque llamada Alexandra, a un importante grupo de personas, entre los que se encontraban algunos argentinos como Dante Bertini, escritor radicado en aquella ciudad desde 1975 y que ganó el Premio Tusquets en 1993 por el libro El hombre de sus sueños. En el brindis posterior a la proyección, se comentó la calidad de la película y el recuerdo que había provocado el cine más intimista de Leopoldo Torre Nilsson.
© LA NACION
(publicado en Gritos y susurros, suplemento cultural del importante diario bonaerense)


Ilustra el post una obra del pintor y escultor argentino Pablo Suárez: Ahogado en la cacerola doméstica.

35 comentarios:

Gise =) dijo...

Holaaa!!! apareci, si lo se te tengo abandonado, pero el curro, la radio, y algun paseo fuera de barcelona me tenian sin tiempo para escribirte pero no para leerte...
Justo el martes proximo hago el programa sobre Cortazar y sus poemas, ahi estoy indagando en su bibliografia a ver cuales elijo...
La peli por lo que contas promete, tratare de verla y te digo algo.
LA gente a veces por quedar bien o por hacerse la interesante pregunta cada cosa... a vos te debe haber pasado seguro en alguna presentacion no???
Besote amore!!!! y no te escriba no quiere decir que no te recuerde!!!!

Julia G.Z. dijo...

Perdona mi intromisión, pero a mi me pareció que la película no le hacía honor a Cortazar y el trabajo de tua miga no me gustó nada. El primer actor está buenísimo. Julia

DanteBertini dijo...

Gise:
no logro escuchar esa radio, lo siento.
Los blogs, face, internet, son una campo fértil, sembrado de casualidades.
Te deseo suerte con Julio, un poeta nada fácil de leer. Un beso


Julia:
para gusto los colores, dicen por aquí.

Nahahya dijo...

Hola Querido amigo,

Siento que la obra creada, solo el autor es responsable de todo el proceso, solo él siente y cree como debe ser un principio, desarrollo y final. Se debe respetar la creación. Otra cosa es que la obra provoque efectos colaterales a las personas que la observan, ven o leen.
La película que mencionas tiene buena onda. No sé sí llegaré a verla. Lo más probable es que sea, en video cuando salga.

Según el título del post : "las mentiras como arte"...Una mentira puede llegar a ser una obra de arte por su gran credibilidad. Hay muchas expuestas por el mundo.


Gracias por el abrazo de pan recién hecho ummmmm rico, rico.
feliz fin de domingo..

Te dejo un abrazo silencioso con aroma de manzana...y a Fede acuchones

Naia

Lansky dijo...

Y sin embargo, si no hubiera gente, mucha gente, que necesita finales precisos no tendrían sentido otras pelis sin final

Mary Poppins dijo...

Creo que el arte termina en el espectador de manera activa, por ello la subjetividad del que observa será siempre elemento integrador de la experiencia artística

(Ando medio perdida a ver si me decido y escribo algo)

besote cachito de pan!

39escalones dijo...

Igual es que la señora le hincó previamente el diente al cocido de la foto... Buena película, me ha gustado.
Abrazos.

Vanbrugh dijo...

Dante, disculpa. Como te explico en mi blog, tengo en él un estúpido mecanismo por el que los comentarios en posts de cierta antigüedad necesitan ser autorizados. Para evitar spam, pero con molestas consecuencias cuando no se comprueba a diario. Lamento haberte dado una acogida tan triste.

Anónimo dijo...

Dante me ha pedido que comunique su imposibilidad momentánea de contestación.
Está hecho, gracias a todos.

Guido Finzi dijo...

Si una obra la tenés que explicar, creo que está fallando algo y, en general, esto es más culpa del autor que de cualquier otra persona. Por lo demás, en nombre del arte se comete tantas herejías, que uno se instala una duda sobre el criterio propio. Es como esos galeristas que ante un aborto pictórico y tu gesto de desagrado te sueltan el consabido: "es que usted no está al tanto de las últimas tendencias..." o el menos diplomático "es que usted no sabe de arte...". Y resulta jodido escuchar esto, sobre todo si estás parado ante un cuadro al que le podés cambiar de título cuantas veces quieras o colgar a lo largo o lo ancho (casi sería mejor al revés). Yo, todavía sigo intentando encontrar a alguien que me explique "Abre los ojos", porque así me ahorro el sacrificio de volver a verla.

Un saludo

PD: fue una pena la desaparición de Bielinsky quien, además de su talento, tenía la virtud de ser un buen tipo (casi una anomalía hoy en día).

Fernando dijo...

Particularmente, me gustan los finales abiertos. Como las historias de la vida, que al final sólo se cierran de una misma forma para todos. O, si acaso, sugeridos para quien sepa ver y leer.
Y suelo predicar con el ejemplo, para que no se diga.

dondelohabredejado dijo...

A lo largo de mi vida he tenido distintas teorías del por qué de la sonrisa de la Gioconda, y en cada caso estuve totalmente segura de que no podía ser de otro modo.
Hace algunos años dejó de interesarme el porqué de esa sonrisa, pero cada vez que presencio o leo una obra con final abierto imagino una posibilidad y la doy por segura (de acuariana caprichosa, nomás)
Me ha encantado tu entrada. Voy a ver esa película.
Marilú Marini me encanta, es excelente actriz.
Un abrazote grandote, Dante, de a poquito voy volviendo a la red.

DanteBertini dijo...

Vanbrugh,
Naia,
Marina,
Fernando,
Lansky,
MaryPop,
Alfredo 39,
Guido F:

los leí atentamente, mil gracias como siempre por la visita y el comentario, pero en estos días no puedo contestar de la misma manera. Estoy muy liado, con muchas historias que resolver, así que sabrán disculpar esta contestación masiva y apresurada.
Trataré, mañana, de puntualizar un poquito más.
Abrazos y todas esas cosas del cariño, incluídos los aromas...
Besos también, para el que los quiera.

Luzdeana dijo...

Me intriga ver la peli. Supongo que no será fácil atreverse con Cortázar y salir bien parado ante las opiniones de forma masiva. Espero verla cuando esté a mi alcance.
Ojalá resuelvas todo para bien.
Me llevo uno de tus besos y te dejo uno mío con mucho cariño.

Julio dijo...

Perdón pero, ¿no es Sabanés con b?

DanteBertini dijo...

Julio:
tiene usted toda la razón. Gracias. Ya está corregido. La prisa no suele ser una buena compañera de trabajo.

leon no es feroz dijo...

Habrá que ver la peli. Adaptar a Córtazar tiene su aquel.! ES uno de mis preferidos!!! Viva la Argentina che!!

Besos Dante

DanteBertini dijo...

Diana:
supongo que los "expertos" que nunca faltan se pondrán las botas diciendo cualquier cosa sobre ella, pero a mí me gustó mucho. Es una buena película, hecha con el respeto justo, no exagerado, Sabanés se permite toda la libertad que le confiere el que sólo se haya "basado" en el cuento de Cortázar.
Hoy me levanté más temprano, dormí menos, y espero solucionar ciertos problemitas. Un abrazo

Raúl dijo...

Leyendo la sinopsis de la peli (yo no la he visto) es casi necesario preguntarse si Pablo vuelve o no. Ocurre, sin embargo, que la curiosidad (también en cine) suele matar al gato.

DanteBertini dijo...

Raúl:
todo un honor ver sus pies descalzos por aquí.
¿Sigue con la resaca de las presentaciones?
El final del film es ambiguo; el cuento de Cortázar lo es menos, sin embargo en ambos la realidad y los deseos se confunden. Abrazo


León Carmen:
creo que está muy bien, aunque para gustos...ya se sabe.
Yo diría: ¡vivan los buenos argentinos! que también los hay impresentables, como en todas partes. Un beso

Nahahya dijo...

Hola Dante,
¡Yo quiero algún beso...de esos que repartes!. Ya que en estos tiempos que estamos, los besos, los abrazos y aromas, nos ayudan a seguir el camino.
De retorno más Besos, Muak..muak... con aroma de manzana..
Deslíate...

Naia

mi nombre es alma dijo...

La verdad es que tal como la retratas, no tendré más remedio que ver esta película, y digo no tener más remedio en el sentido de apetencia, de ganas de verla.

Un abrazo virtual pero verdadero

DanteBertini dijo...

Naia:
tienes razón...seguir el camino importa mucho, ya habrá tiempo para detenerse.
Estoy intentando deslíarme, pero quizás para hacerlo debría liarme primero un poquito más.
Besos, abrazos, aromas y todos los mejores deseos.
Para tu camino.


Alma:
sabes que suelo ser sincero con lo que escribo aquí, lo cual no quiere decir que mis recomendaciones no contengan errores. Casi podría asegurar que en este caso no me equivoco, sin embargo dejo a cada uno la posibilidad de elección. Por otra parte, no me queda otra.
Ya me dirás si permitirías que te obligara...
Un abrazo de alma

carmen dijo...

Estupenda crónica,como siempre.
Personalmente me encantan las pelis con finales que no te hagan pensar. Si pueden ser felices ,mejor.
Saludicos.

Darth Tater dijo...

Cacho:

¿Versión libre sobre un cuento de Cortázar? ¡vaya audacia! Yo misma no puedo tener mi versión libre sobre una lectura, la que sea, del poeta... ¡es tan complicado para mí! Aunque escucharlo leerse a sí mismo me relaja tanto... Valdrá la pena pues festejar la audacia buscando en los videoclubes ésos que manejan películas de arte no comerciales en México, buscar dicha peli en unos meses.
Por otro lado, me encantó éso de "aventurero de los pequeños gestos cotidianos", ¡dice tanto de ti!
Gracias Cacho, por hacerme pensar con tus textos.
Un beso pues.

DT

Frank Invernoz dijo...

Bueno, te contaste la película casi entera, las películas. Muy buena la información, me gustó. En la referencia de Cartas a mamá de Cortázar siempre recuerdo la metáfora del puente que utiliza el escritor, yo la interpreto que muchos (vos y yo incluidos) estamos con un pie en cada orilla. Por lo que escribiste se nota este estado multicultural. Quedé satisfecho y volveré a leerte. Ciao.

Anónimo dijo...

Caro Quique, soy fiel diariamente al PAÏS(nadie es perfecto)y a sus columnistas como Boyero o Trueba,por ejemplo,lo que no quita que lo sea con tu blog, aunque me los amontono para leerlos en plan "Relatos breves"como si de un libro se tratara,los disfruto mas y
no tienen la fugacidad del diario.
Aunque a veces no comparta tus opiniones, creo que a Cortazar hay que leerlo o escucharlo recitar sus poemas,tu pluma,o tecla, me embelezan, tus temas me interesan y tu mirada exquisita también.Creo que sos el mejor columnista del "Diario Vivir", o por lo menos mi preferido.
H.Z.de Almagro

DanteBertini dijo...

Carmen:
no puedo mentirte; a pesar de que nada es más subjetivo que la felicidad, esta película tiene un final que te deja pensando, y eso, me parece, no es muy descansado para tí.
Fui con dos amigos, una mujer francesa y otro argentino, y alli me encontré con otro buen puñado de conocidos. A la salida hablamos hasta por los codos del filme.
Pero no llorábamos ni estábamos angustiados. Tampoco va de eso.

Un abrazo para tí y otro para

Darth,
que últimamente se prodiga poco.
Sabanés se atrevió y muy bien que hizo. No pretende ser Cortázar ni reescribirlo, sólo apoyarse en una de sus imaginativas historias para seguir creando. Si buscas Cortázar ilustrado no lo encontrarás.
Ya me dirás qué te pareció si algún día te haces con ella. Y no te pierdas tanto. O hazlo, pero avisa. Beso

DanteBertini dijo...

FranK,
no creas que conté tanto: hay mucho más para ver y decir.
Traté de no ser un aguafiestas. Cartas a mamá, que tú nombras, también tiene que ver con esta peli, aunque yo no podría asegurar, después de tantos años, que tengo un pie de cada lado. Quizás solamente se trate de las raíces: aún trasplantadas siguen recordando su origen.
Que vuelvas. Un saludo

DanteBertini dijo...

HZ de Almagro:
hay por aquí un aroma de Violetas que ni un 9 de noviembre para mi cumpleaños...
gracias, amigote, te perdonaré tus debilidades periódicas porque ya son demasiados lustros de historias compartidas.
Un abrazo a la Rimaz.

Adriano dijo...

leí ese cuento de cortázar (la salud) en el secundario, lo analizamos y recuerdo que la profesora dijo que no sería difícil llevarlo al cine. quién hubiera dicho. blow up se inspira en un cuento de jc también

Raquel Barbieri dijo...

Dante,

Aquí estoy trasnochando porque es cuando más lúcida me siento como para la lectura y la escritura, cuando los demás han hecho silencio y no suena el teléfono ni nada; hasta Renata duerme.
Me gustó pasear por tus preguntas tan graciosas del principio, por el saber que la Marini protagoniza una película, qué bueno... yo no doy abasto con la información, ni siquiera con la ópera que es mi área, imaginate que muchas veces me entero de ciertas cosas porque las contás vos aquí en tu espacio, en donde siempre entro sabiendo que me llevaré algo de provecho.
Me hiciste acordar de "La salud de los enfermos"...

Te mando besos y abrazos con erres para vos y Federico :):)

DanteBertini dijo...

Adriano:
Blow Up se inspira bastante libremente en Las babas del diablo, si recuerdo bien.
Creo que JC tiene, además de buena escritura, buenas historias, algunas muy cinematográficas.
Con Bioy pasa otro tanto.
Ambos eran muy peliculeros.


Raquel:
qué imagen de paz, con Renata durmiendo, y las plantas, tus cosas, la ópera y tu escritura.
Voy saliendo de un marasmo incontrolable pero ya controlado (cruzo los dedos) y te visitaré, a ver por dónde van tus tiros, creo que nostálgico-amorosos.
Un abrazo con erres para las erres.

Beatriz dijo...

Querido Dante
Esta vez llego tarde a mi visita. También te leo ¡siempre! y a veces (muchas) te releo. Pero pasan cosas (es la vida) que nos distraen y que nos encogen el tiempo.
¡Tú siempre escribes bien!-

He descubierto a Lidia Lamaison en el trailer (la película aún no la he visto).
Hoy llueve y es un buen día para ir al cine( aunque últimamente llueve todos los días).

DanteBertini dijo...

Beatriz:
sabes aquello de "nunca es tarde cuando la dicha..."
Espero que esas cosas que pasan sean llevaderas.
Un abrazo
Buena tarde para mentiras piadosas...