miércoles, julio 09, 2008

extremófilos

En estos días alguien, muy al pasar y en evidente tono de broma, me llamó "extremófilo". Yo me quedé mudo; no pude contestarle nada porque ni siquiera sabía de qué me estaba hablando.
"Debe haber tenido en sus manos mi prontuario juvenil", pensé.
"O te habrá observado con atención esta mañana, mientras leías el diario en la terraza del Italian Job."
Tal vez se haga necesario aclarararlo de inmediato: esta última opinión no procede precisamente del mismo tipo que está escribiendo este post. Es apenas la voz de mi conciencia, la insobornable voz de mi otro yo. Según dijera Antonio Machado y cantara el joven Serrat cuando era un tipo más tierno, anterior a sus actuales apasionamientos taurinos, la de "ese otro hombre que siempre va conmigo". En España lo llaman Pepito Grillo por ese pequeño personaje de Pinocho al que los dibujantes de Disney vistieron como un dandy del novecientos, con frac negro, galera, polainas y un bastón-paraguas.
Grillo o superyó, nunca le hago demasiado caso. Siempre está lanzando frases molestas en un intento a todas luces innecesario de hacerme sentir incómodo. Seguramente lo dice porque esta mañana me mostré indignado al encontrar en la primera plana de La Vanguardia a nuestros mandatarios globales plantando retoños de árboles en una isla japonesa que, a juzgar por lo que permitía ver la fotografía, no tenía demasiada necesidad de ellos. Todos estaban oficialmente vestidos (traje-chaqueta y corbata, menos la canciller Merkel, que evitó el colgante artilugio masculino), pero mientras algunos blandían la pala en plan Scorsese Factory, otros esperaban su turno jardinero mostrándose de lo más divertidos, riendo como sólo suelen hacerlo ciertos niños satisfechos del primer mundo frente a las películas Gore de asesinatos masivos. Sí; no exagero. Se carcajeaban a mandíbula batiente, igual que los personajes supuestamente anónimos que ilustran los últimos carteles publicitarios del Ayuntamiento Barcelonés. Hace pocos días un columnista del vanguardista diario de la familia Godó se quejaba de esas risas tan grandilocuentes, compañeras a todo color de una frase-eslogan con doble sentido: ¡Visc(a) Barcelona!; algo traducible como ¡Viva (a) Barcelona! El periodista catalán estaba convencido de que toda la campaña era una auténtica burla para los sufridos habitantes de la Ciudad Condal, hartos de cortes de luz, incidentes ferroviarios, repentinos hundimientos sin explicación ni disculpas, talas injustificadas de árboles centenarios, obras faraónicas inacabables e ilusionantes promesas incumplidas. El periodista recordaba el viejo refrán de las hienas y terminaba pidiendo, enfervorizado, una disculpa, pública y a toda voz, del senyor Hereu y sus ingeniosos publicistas distribuidores de carcajadas.
Uno se pregunta por qué están contentos los mandamases. Es como si la actual y muy difundida Crisis, dispuesta, según ellos mismos anuncian, a instalarse entre nosotros por varios años, les devolviera las ganas de vivir y ser felices. Hasta la nueva máscara plástica de Berlusconi lleva ahora una sonrisa fluorificada, de amplia e impecable dentadura.
Acabo de pasar unos días de descanso en bellos rincones de Gerona, primero en Cadaqués y después en Besalú, cálidamente acompañado de buenos amigos. Entre nosotros no faltaron los risas, por supuesto, pero ninguno llevaba sobre su conciencia una moratoria de otros cuarenta años para un problema que quema la piel y desertiza el alma, al mismo tiempo y en estos mismos momentos. No sé qué pensará de ello la gente que hoy tiene más o menos veinte años. ¿Llegarán a conocer ese futuro incierto? Mis amigos y yo lo tenemos difícil. Si se nos ocurriera sumar nuestras edades obtendríamos como resultado varios siglos de aprender a vivir capeando temporales y desastres de muy diverso tipo. Y ninguna otra cosa es -acabo de enterarme- un extremófilo, sino un ser que vive en condiciones extremas, alejadas de las consideradas normales. Posiblemente este sea el destino de todos los que no consiguen, y/o ni siquiera intentan, convertirse en dirigentes de nadie ajeno a ellos mismos. Finalmente el sujeto que me llamó extremófilo tenía razón. He decidido asumirme como tal y hasta vanagloriarme de serlo. Al menos en este momento me parece aceptable, y mañana... mañana con seguridad nos olvidaremos de todas estas pequeñeces. Arranca Barcelona Harley Days, un multitudinario encuentro de propietarios de motos Harley-Davidson. Serán más de quince mil participantes y cada uno llegará cabalgando su vociferante cacharro. Prometieron por email hacer temblar toda Barcelona. Quien esto firma, además de extremófilo, es un auténtico adelantado. Ya está temblando.
Ilustración encontrada en la red. Autor anónimo.
Posdata: una nueva reseña al libro de poemas infantiles de Carson McCullers ilustrado por mí:
http://www.icatfm.cat/ (sección Llibres de Jordi Cervera)
Gracias, muchas gracias.

32 comentarios:

frikosal dijo...

Terrible lo de las harleys migratorias. Mira que llega a ser absurdo ese artilugio que gasta como un coche y hace más ruido que un camión, sin dejar de tener los inconvenientes de una moto. 15.000 dices, que os sea leve, de todo corazón os lo deseo.

Extremófilo.. yo el primero, pero sin molestar a nadie. Jamás en ninguna de mis actividades "raras" hay que cortar una calle o hacer ruido en la vía pública ni nada por el estilo. Y, por poner un caso extremo, si alguna vez tuviera una harley, no me harían falta 14.999 tipos más para disfrutarla.

En fin, perdona el exceso verbal y tomaroslo con calma.

3a dijo...

hola pequeño extremofilo, no me extraña el paralelismo del periodista,la peremne sonrisa de Berlusconi y cia. se parece mucho a la inquietante risa de las hienas (y a la del cerdito que ilustra).

Estuviste cerquita de Ordis, otro día avisa y tomamos cafés u otras viandas. Hablando de obras faraónicas en Ordís están cableando subterráneo y en lugar de abrir, cablear todo y volver a cerrar, abren y cierran para cada acometida: luz, teléfono, gas y otra que no recuerdo ahora. Cada apertura y cierre implica pasta para la compañía y también para el ayuntamiento, y a los sufridos ciudadanos que nos zurzan, por decirlo suave. El capataz dice que es el método habitual de cualquier obra pública.

Son muchos days el Harley days?

En cuanto a Grillo, yo también intento no darle bola, es un impertinente.
un beso

Idea dijo...

Cacho, bienvenido al club!!! Es que en el Nuevo Diccionario de la "Academia Real y allende los mares" se define al Extremófilo : el que llama a las cosas por su nombre.
Beso grande

cacho de pan dijo...

frikosal: y tú cómo te salvas de los 15.000?
estás lejos de aquí, afortunado?
Yo huiré apenas se pongan muy pesados.
Nunca te excedes, friko, te lo aseguro. Me agrada verte por aquí.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Hice la tesina del doctorado sobre unos extremófilos. Unas bacterias que viven en medios muy ácidos y a temperaturas bastante altas. Unos seres que si les sacas de esos medios tan duros son incapaces de sobrevivir.

Es más......a mi se me morían. Se ve que no conseguía el ambiente tan duro que necesitababn para vivir.

Después de esta explicación cientifica, te pregunto....Crees que eres un ser extremófilo?

frikosal dijo...

No, más quisiera que estar lejos.. Es que yo vivo (o sobrevivo) a unos 30km de la capital, en una ciudad-dormitorio que a mi me parece horrorosa.

Pero es posible que a esa distancia el estruendo de las harleys se oiga.

Ese Pepito Grillo es un pesado.

cacho de pan dijo...

3A: pasamos por el cartel de ordis ayer al mediodía. Volvíamos corriendo a barcelona después de unos días de nada pasmosa tranquilidad. Pensamos en tí, en ustedes, pero nos esperaba trabajo urgente y deshechamos la idea de llamarlos. Los días Harley son tres, una eternidad si están muy pesados. Por suerte, Pepito está de vacaciones en el desaparecido limbo. Besos

Idea: gracias por la calurosa bienvenida al club de los extremófilos, a pesar del calor reinante en esta europa del siglo XXI. Necesitamos amigos para sobrevivir a tanta locura. Besotes

cacho de pan dijo...

Fan, a veces, cuando lo que me rodea se pone demasiado insoportable y yo insisto en seguir anidando allí, pienso que debo tener algo de esas bacterias tan resistentes.
Tú que vijas tanto, ¿verdad que hay lugares más duros pero también los hay mucho más blandos?


friko: se pasearán por todas partes haciendo ruido; por el eixample andan desde esta mañana. Una pena de máquinas. Bellas, aunque gobernadas por seres de dudosa catadura. Y vuelvo de un precioso rincón de pájaros y flores.

zbelnu dijo...

Espero no coincidir con los moteros! Huy, la sonrisa del cerdo...

Noemí Pastor dijo...

El cerdo tiene una bonita sonrisa y la extremofilia es una hermosa perversión. Te beso.

cacho de pan dijo...

zbelnu: mejor la sonrisa de los cerdos que el silencio de los corderos, verdad? creo que es el de clooney, desde el porcile paradise.

noemí: me gusta lo de la perversión; suena mejor si hay una pizca de elección posible, aunque sea inconsciente.
Besotes perversos.

estnoM dijo...

Ayer me topé con ellos intentando acceder al castillo de Montjuic recién entregado al pueblo (ahora sí que 'semos' felices)
P.D. El e-mail que tiene en su perfil está operativo?

39escalones dijo...

Hay que mandar a ese Grillo-Superyó de vacaciones.
Cuidado con las Harleys, que las carga el diablo.

cacho de pan dijo...

estnom: está operativo, ya que me has mandado, y te contesté, varios emails, verdad?
conocía el castillo anterior, el "no democrático"...supongo que será el mismo aunque con más shopping.

cacho de pan dijo...

Zbelnu, Noemí: es guapa verdad? parece una publicidad de mi dentista moret.
prefiero esta sonrisa batífica del chancho de clooney al vengonzoso silencio de los corderos. besos "puercos".

cacho de pan dijo...

Zbelnu, Noemí: es guapa verdad? parece una publicidad de mi dentista moret.
Prefiero esta sonrisa beatífica del chancho de clooney al vengonzoso silencio de los corderos. besos "puercos".

39E: no te preocupes, me encerraré a ver pelis por televisión. abrazote
Al bicho ese lo tengo bien enjaulado.

cacho de pan dijo...

Zbelnu, Noemí: es guapa verdad? parece una publicidad de mi dentista moret.
Prefiero esta sonrisa beatífica del chancho de clooney al vengonzoso silencio de los corderos. besos "puercos".

39E: no te preocupes, me encerraré a ver pelis por televisión. abrazote
Al bicho ese lo tengo bien enjaulado.

Las3Musas dijo...

"extremófilos" me gusta ese término... Fundamos un club?

bssssss
muchos
musa

cacho de aquí dijo...

3musas3: qué te parece Unión Extremófila Universal? Lo capicúa trae suerte. besos y besitos

Adriana Lara dijo...

bueno, yo también soy extremófila en muchos sentidos. Estoy leyéndote a la vez que me has leído (acaba de llegarme tu comentario a mi bicho canasto) y eso me ha producido una sensación extremófila y agradable. Y conste que no es ser exagerado sino siempre estar en el extremo, en el borde... bueno, che, así somos los artistas, qué lo tiró.
Un gusto conocerte.
Adri.

Raúl dijo...

Pues no has dejado títere con cabeza, y no creas que me parece mal.
En cuanto a la palabreja (sonrío) por un momento pensé que tenía algo que ver con el patronímico de la maravillosa Extremadura.

cacho de pan dijo...

adriana, raúl: tendremos que hacer caso a 3musas y crear la UEU (la sigla es mía; se puede mejorar)
Gracias de nuevo, adriana, por el bicho canasto. Me llamaban así, de niño, mis padrinos uruguayos. Soy el mismo de La verdad verdadera, ¿lo sabes?

Raúl: es que estos títeres ni siquiera la tienen, es fácil quitársela.
Los extremeños también han sido muy extremófilos, según se.

Miho Sakato dijo...

hola Bertini!

are you stay in Girona or Barcelona??

thanks for your great pictures!!!

have a happy weekend:)

besos

cacho de pan dijo...

Miho: I'm in Barcelona now. I'm going to the beach tomorrow, for two days.
thanks for your words and kisses

Walter L. Doti dijo...

Cacho: Me reintegro despacito. No pienses que no he posteado en tu blog por nada personal. El único problema es que he estado internado por unos dolorosísimos cálculos renales los últimos días y esto ha alterado el ritmo de mis actividades, haciéndoseme muy difícil llegar a abarcar toda la producción bloggera de mis amigos. Prometo que´en los próximos días reapareceré por aquí. Saludos.
Ah, no sé si ya te había respondido a aquello de la dirección de mi librería, pero en cualquier caso te cuento que queda en la calle Corrientes 1731 de la ciudad de Mar del Plata.

cacho de pan dijo...

Walter: lo siento de verdad, son jodidísimos. Acupuntura? A veces resulta milagrosa. También la homeopatía, aunque depende mucho de quién la practica.
Yo seguí pasando por tu blog, no te preocupes, pero siempre es gratificante que las visitas rompan el silencio.
Me lo habías dicho. Es muy céntrica o a mí me lo parece?

Gise =) dijo...

Por suerte este finde no estaré por Barna porque la última vez que anduvieron las Harleys por allí recuerdo que fué terrible, no se podia hablar por la calle, yo estaba en el Liceo y llegar al curro desde casa era imposible todos estaban hospedados en los hoteles de por alli...un caos relamente. Con lo de la portada del periodico, yo cuando lo vi le escribi un coment a Bel porque me pareció despresiable tanta sonrisa hipocrita y tanto arbol donde hay tanto verde, y mientras tanto aca los verdes los tiran a bajo o no los protegen, de vergüenza relamente.
Que buena la foto es igualita la sonrisa a la de los mandatarios plantando arboles!!!!jajajaja!!!
Extremofilo...no suena mal la palabrita, jejejeje!!! y no creo que tenga nada de malo por el contrario...
Beostes cielo y ojo con las motitos, creo que te deberias haber ido este finde...Muakkksss!!!

cacho de pan dijo...

Gise, muñeca, por ahora lo de las Harley ha sido más amenazante que real. Espero no tener que sacrificar macetas. En cuanto a las sonrisas, prefiero al hijito de George Clooney, por más que Sarkozy luzca un carisma insoslayable. Haremos una liga de extremófilos. Estás invitada. Besos

el objeto a dijo...

hola hermoso! pasé por aquí hace un par de días pero no dejé palabras, llegó una amiga de toda la vida que vive ahora en Bariloche... os pensé,

yo también me siento extremófila, algunos días más que otros, y me ha gustado mucho cómo hilvanas en este post como siempre tan psicoanalítico para mi, y ese pepito grillo con frac, y las preguntas,

vessazos

el objeto a dijo...

por cierto, está cayendo una tormenta!! dónde andaran los de las Harleys?? ;-)

Heriberto dijo...

No sabía cacho de pan de cuentos infantiles de Carson MacCullers ,deben ser muy buenos provineindo de ella que siempre fue unaniña y que dijo aquello de que todo lo necesario para ser un escritor ya se había obtenido a los 4 años, para entonces ya se hab1a experimentado suficientes odios, rechazos, digo la cita de memoria que le1 en un libro de Alice Miller, la autodenominada experta en abusos a infantes y en su relación con la creación artística. Disfruto leyendo tu blog, saludos.

cacho de pan dijo...

Heriberto: no son cuentos sino poemas.
Yo tampoco los conocía hasta que cayó a mis manos para que los ilustrara, comenzando una colección de la editorial que también diseñé.
Gracias y un abrazo.

Vanessa: encuentro tus comentarios algo tarde, pero supongo que los de las Harley se habrán ido a secarse al Reino Unido...
Un Besazo de Bertini