jueves, julio 24, 2008

Paquetes

Me llega el adelanto publicitario de un nuevo libro de Taschen. Trata sobre el packaging y su importancia en el mundo actual. La gacetilla dice: Ningún otro libro explora el diseño contemporáneo de packaging alrededor del mundo tan extensa y detalladamente como lo hace Package Design Now! Casi todo lo que compramos viene envuelto con algún tipo de envase: algunos son meramente funcionales, mientras otros tratan de atraer nuestra vista cuanto pueden.
Ayer mismo pude ver la gala final de Operación Triunfo. Me interesaba saber cómo le iba a Cheeper, un buen cantante estadounidense que vive con su pareja valenciana en un pueblo de Tarragona. Estaba entre los tres finalistas y contaba con el rechazo casi físico de uno de los jurados. Este tipito del que niego hasta su nombre, es un especimen desagradable de esa nueva raza de periodistas televisivos con formación en oscuras academias de la actual Inquisición o en las mazmorras de vaya a saber qué régimen. Cheeper no debería haber estado nunca en este concurso. Quizás sí como profesor de canto y baile, o como instructor de buenos modales, saber hacer y conocimiento del espectáculo, materias todas, según parece, con muy poco morbo televisivo. Como concursante marcaba demasiado la diferencia existente entre un puñado de gente que quiere cantar cualquier cosa de cualquier manera, en plan karaoke pero más producido, con alguien que se toma el espectáculo a la manera clásica, pretendiendo mostrar al público lo mejor de sí de la mejor forma posible. Quedó tercero, por supuesto. Ya les pareció bastante para un negro homosexual que ni siquiera entiende demasiado bien el castellano. La ganadora es una niña de Córdoba, con ojos increíbles y piel de anuncio a toda página; un auténtico hallazgo para los ojos. Pero, ¿es necesario que además se suba a un escenario y cante? Milagros del packaging actual. Una envoltura bien diseñada puede vender cualquier producto, más allá de sus auténticas bondades y prestaciones. Después del programa, incentivados por el concurso de los pobres triunfos pasajeros, intercambiamos nombres de cantantes femeninas inolvidables con los dos amigos que nos visitaban. Gió me preguntó si conocía a Giuni Russo y yo le hablé de Timi Yuro. Nos metimos en You Tube y quedamos, -por igual, aunque de forma cruzada-, fascinados por el reencuentro con una y encantados de conocer a la otra. A Timi la había oído por primera vez en Ibiza, durante un invierno calmo y musical en el que pude bucear en la discoteca de un amigo uruguayo que me había dejado las llaves de su piso para que pudiera hacer precisamente lo que hice: grabar dos docenas de casettes mixturados con muchas de las mejores canciones populares editadas entre principios de los cincuenta y mediado de los ochenta. Resultaron ser -y por cosas como esta la gata insomne me tacha de egocéntrico- unos casettes de lujo. Banda sonora habitual de nuestra tienda (Dadá) por aquellos años, desde hace tiempo y debido a los subyugantes avances de la técnica, se han convertido en cintas arrumbadas que ya nadie escucha.
Fue extraño terminar la noche así. Nunca antes me había interesado por el destino final de Timi Yuro. Preferí mantenerla para siempre jamás en un limbo particular, junto a sus rítmicas canciones desgarradas. También ayer, buscando más detalles sobre su vida, acabé enterándome de su muerte. Fue en el 2004, con poco más de sesenta años. Hacía veinte que sufría un cáncer de garganta, terrible castigo para alguien que vive de su voz. Timi, hija de unos restauradores italianos de Chicago trasladados a Los Angeles para seguir de cerca la carrera de su hija, no era especialmente bella, sexi ni llamativa. Se podría decir que tenía un packaging poco apropiado para una figura de primera línea del show business internacional. Seguramente hubiera sido la tercera finalista de algún programa televisivo como Operación Triunfo.
ilustran : David Beckham en una publicidad de Giorgio Armani, y Nicole Kidman, foto de cubierta para Vanity Fair.

32 comentarios:

Gise =) dijo...

Cacho me encanta como escribes te lo dije alguna vez??? Lo de Cheeper (siempre me sono a barato, o a regalo para semejante programa de poco nivel) me pareció muy injusto desde el prmier día sentí que el innombrable se ria de él.
Acá la gente dice ser moderna y acptar cosas que en el fondo no acepta, Ot es un program que ve todo el mundo, y el otro dia en la recepción del despacho dond etrabajo, había tres iaios esperando y decían que Cheeper no debe´ria estar en el programa porque no hablaba castellano, y porque no era de aca y porque tenía demasiado nivel para el programa...era una forma de no aceptar su condición sexual y su color...
Es que parece que no supieran que el producto, tiene que ser bueno sin importar el envase en el que venga....sino mirá a MAria Marta Serralima....
Besitos corazón y espero que estes mejor de animos!!!!!! Cuidate corazón!!!

Las3Musas dijo...

Lo bueno viene en frasco chico, según el imaginario popular.

Nada se dice respecto al tetrabrik... ¿serán todos iguales? Algunos packaging son muy atractivos, pero a la larga para todos sólo queda un idéntico camino igualador: el reciclaje.

bss ;)
musa
musa

Idea dijo...

Cacho, tal vez o precisamente porque la prevalencia del packaging es, en el mundo moderno casi lo único importante, todo se vuele tan efímero como el envase. Vivimos en la cultura de lo efímero, del use y tire, incluido el ser humano, de dónde sus virtudes trabajadas se ven relegadas a un plano ya no segundo sino invisible. Los ídolos modernos son eso, los que se jactan de no haber leído jamás un libro o aquellos cuya única cualidad es no poseer virtudes trabajadas sino envases perecederos que se pagan caros porque no tienen ningún valor. Lúcido y valiente Post.
Un beso grande

Adriana Lara dijo...

en estos tiempos es tan importante el envase que es increíblemente cruel el medio con los que no lo poseen adecuado al modelo de belleza imperante. Mirar televisión en Argentina es penoso. Aquí domina todos los programa uno que hace el formato de Bailando por un sueño, y uno ve cómo chicas bellísimas y desnudas se someten a que les enfoquen prácticamente sus hoyos más íntimos (jajajajja, mirá lo que escribí, jajajjaa)para... ¿para? No se puede tener una pequeña cicatriz, ni una estría, ni una arruga, no se puede ser un simple humano para tener talento. Hay que cantar como Beyoncé pero también ser como ella físicamente, y encima los programas de la tele dicen que ESTÁ GORDA!!!!

cacho de pan dijo...

entro y salgo, salgo y entro, como un botón de su ojal...
Gise, 3musas, Adriana, Idea: habría tanto para decir que no se por donde empezar.
Tratamos de encajar los golpes y para eso nada mejor que unos baños de mar y un cambio de paisaje. Así que seguimos con las vacaciones intermitentes. Hay muchos amigos descolgados de la red, una pena. Como si la crisis llegara también a los blogs. Mal asunto.
Si comento no cuelgo post, si cuelgo post no comento.
Tampoco tengo demasiado más que decir sobre todo esto. Es una realidad, aunque duela. Estoy dejándome llevar por las prisas y quiero agradecerles las visitas. Yo no abandonaré mi espacio, al menos no pienso en hacerlo. Tampoco lo hagan ustedes. Se las necesita.
Un abrazo y hasta el próximo regreso, en dos o tres días.

el nombre... dijo...

Despu+es de leer el título y ver la primera foto, pensé que te habías ido al ...
Bueno, estamos con el tema del packaging, los envases, y lo de la Operación Triunfo.
Estamos un mundo consumista, Cacho! No importan casi los buenos modales, y el talento...
Sinó, acá tenemos una versión bien nacional con el "Bailando..."
Buena observación.
Besotes

Walter L. Doti dijo...

Me pregunto, ¿Es nuestro aspecto físico el envase?
Me da la impresión de que en cualquier caso la ropa podría serlo. Huelo en lo que se dice un aromilla a rechazo del cuerpo, a platonismo, a cristianismo.
Estoy de acuerdo en el hecho de que no se juzgue nuestra materialidad en relación a un modelo ideal. Eso también es enfermizo platonismo. Pero no creo que esa extraña dualidad de mente y cuerpo tenga algún fundamento en la realidad. No somos mucho más que lo que se muestra, que lo que se puede ver. No hay necesidad de postular que uno es más de lo que aparece a los ojos del otro. En todo caso, propongo ejercitar la amplitud para ver la belleza en la diferencia, en la particularidad de cada caso.

Walter L. Doti dijo...

El packaging no es un agregado al producto. Es un aspecto más del producto mismo. No un rasgo accidental y contingente: un elemento sustancial.

cacho de pan dijo...

El nombre: pensaba que no iba a tener internet y resulta que ahora tengo línea al menos por un rato, así que puedo contestar algunas cosas. Generalmente mis posts son el resultado de asociaciones libres que no pretenden dictar verdades ni nada parecido. Consumir por consumir, también se podría consumir menos estereotipos y más cultura, menos ruido y más música.

No sé si hablaba de dualidad, Walter, sino de un todo muy preciso con modelos fijos que exigen sacrificio de las diferencias. Una cubierta ayuda a la venta de un libro pero no es el contenido del libro. El texto podría no tener tapa ni encuadernación y seguir existiendo como tal, ser maravilloso.
No somos más de lo que se muestra, ¿en qué momento y de qué manera? Kidman, muy buena actriz en sus comienzos, bella mujer, se ha destruído a fuerza de cirugías, supongo que para conservar una figura y una edad que en ella valen millones. Es una realidad, si, pero ¿necesaria? La imagen de Beckham, para mi gusto muy bella, sexi, seductora, ¿no es producto de un montaje que imprime carácter de prototipo a un tipo muy específico de rasgos y de estilo?
Los brazos de Nadal, muy atractivos, además juegan muy bien al tenis, y viceversa. ¿Tendrían el mismo interés si fallara alguno de estos factores?
Esto es lo que hay, sin ninguna duda, pero ¿no debería haber menos manipulación en un solo sentido?

cacho de pan dijo...

el nombre: también me gusta jugar con el equívoco en las imágenes y en las palabras, con el resultado ambiguo de su interacción. Una sola letra fuera de lugar puede causar tal desbarajuste...un abrazo.

Juan 43 dijo...

Si al bueno de Cheeper se le hubiera ocurrido cantar en pose Beckam y a paquete descubiertamente cubierto otro "gallo" hubiera cantado.
Si es que el Paquete del regalito lo es todo en el Show de esta década.
Desde que trabaja el innombrable en dicho producto he dejado de ver OT. Sabía del guapetón de Cheeper y su buena voz, pero no he visto ni 10 minutos seguidos de concurso.
Y eso que me tragué las ediciones completas de TVE, pero lo que ha hecho tetacinco con ese producto es de juzgado de guardia.
Un abrazo.

¡ Salud !

Carolina dijo...

Cacho: Coincido con lo que decis: actualmente cualquier cosa se vende bien envuelta, bien presentada.
Pero a la vez creo que (si se entiende lo que quiero expresar) el aspecto físico está paralelamente devaluado y sobrevaluado. Adhiero en parte a lo que dice Walter: es una característica más de la persona, así como lo son la inteligencia o la piedad. Por lo que debería ser juzgada como tal y no como un simple accesorio del individuo.
Pero no: por un lado se pone al aspecto en un escaparate, con parámetros de lo ideal, de lo deseable casi imposibles de alcanzar para el 90% de la población. Se aparta de esta manera a la mayoría, dejando de ser estos mismos “aprobados socialmente” por decirlo de alguna forma.
Por otro lado, se intenta exponer (no sin ciertas “buenas intenciones”) que la apariencia NO IMPORTA, NO INCIDE EN NADA cuando la realidad nos dice que no es así. Nadie, por ejemplo, se enamora de alguien que no le atrae físicamente. Pero lo atractivo físicamente no siempre es meramente físico, ¿no?. Y hay veo un punto muy importante de analizar en toda esta cuestión, algo en lo que los productos y las personas no coinciden (por suerte).

De Lirium soy dijo...

Por lo que decís Operación Triunfo es como ha sido aquí: mucha guita detrás de poco talento y para que no sea tan evidente algún talento real recibe algo así como un "premio consuelo".
Me encantaron los videos que elegiste... El primero (Giuni) por la voz y el packaging, ese look andrógino y a su vez tan femenino, transgresor y extraño comparado con "lo normal"... y Timi con una voz tan desgarradora como su historia. Debo confesar que desconocía a las dos. Y es eso justamente lo que me atrae de tu blog, que hay una coincidencia de gustos en lo que conozco y me sorprendo gratamente deleitándome con lo que descubro.
Un beso y respondiendo a tu respuesta del post anterior: No, la vida no ha sido difícil para mí, tampoco fácil (quizás por mi temperamento), pero si de algo estoy segura es de que ha sido "vivida" y pretendo vivirla más intensamente. Chaucito y que sigas disfrutando tus vacaciones, así... a tu manera.

odette farrell dijo...

Como comentó el Nombre... yo también pensé que hablarías del OTRO libro de Taschen :)))

El empaque...siento que es muy importante...pero el pecado de esta sociedad es que muchos sólo son empaque, y eso es monstruoso, no?

Raúl dijo...

Disfruto con tu entrada, con su contenido entre crítico y nostálgico, sin fijarme en el envoltorio. Creo que ésto es lo que querías; creo que lo estoy haciendo bien.

Єѕтησм dijo...

Pues mira que yo no te hacía a ti viendo un programa como operación triunfo.
Está claro que el hábito no hace al monje.

entrenomadas dijo...

Conozco bien a Giuni Russo. Adoro su voz, me emociona cuando la escucho.
Giuni se fue hace un tiempo. Hace unos días escuché en directo una canción suya por Franco Battiato.
Fue bellísimo.

Estoy de acuerdo con lo de Chipper, es un artista, no sé qué hacía allí.


Besos,

M

entrenomadas dijo...

Ay, quise decir Cheeper. Jo, toy mal, es el calor, sorry,



Marta

Anónimo dijo...

Pelos como escarpias con Timi. Gracias!!
jazzy

Miho Sakato dijo...

hola Bertini!

your summer vacation was over??

enjoy weekend!

besos:)

ALMA dijo...

A mi lo que me inquieta no es que las cosas vengan envueltas en atrayente apariencia, lo que me preocupa y a veces me indigna es que al compra o desear algo, solo anhelamos el envoltorio y no lo que este (bueno o malo) contenga.

Un saludo

Antígona dijo...

Bueno, Cacho, supongo que hay que aceptar que vivimos en la cultura de la imagen, de lo visual, y cada vez más. Se presupone que, en primera instancia, las cosas deben entrarnos por los ojos y sólo entonces tendrán la oportunidad de mostrarnos los demás valores que puedan contener.

Por no hablar de todo el componente sexual que se explota a través del packaging más al uso, al menos para el gran público.

Nadie dice que un buen envoltorio no sea el complemento perfecto para un producto de calidad. Pero siempre y cuando eso no nos nuble el entendimiento para discernir lo que es sólo envoltorio. Creo que un objetivo tan simple como éste no es de los que se puedan reclamar a "Operación Triunfo".

¡Un beso!

el objeto a dijo...

a mi me gustan los paquetes proporcionados y empacados con amor, con cuidado..

qué sorprendente la portada del vanity fair, ha sido lista nicole kidman porque como no ponga un poco de mimo en reiventarse pronto la confundiremos con uno de esos envoltorios tontos sin nada dentro

NoSurrender dijo...

Claro que es importante. Las personas consumimos imágenes, vidas vicarias, conceptos... y no productos. Todos los publicistas lo saben y lo explotan.

Salud!

Juan 43 dijo...

Un abrazo.
Nos vemos a la vuelta de las vacaciones.


¡ Salud !

Miho Sakato dijo...

hola Berttini

i received your letter! muchas gracias.
http://sakatodesign.blogspot.com/2008/07/from-altafulla.html

kiss kiss kiss..!

Darth Tater dijo...

¡Oiga pues qué paquete...! Como dice Alma, a veces compramos o deseamos las cosas sólo por el envoltorio, el contenido no es importante. ¿O no sucede así con los regalos japoneses, tan exquisitamente envueltos?

cacho de pan dijo...

darth, vanessa, colette, raúl, alma, carolina, delirium, miho, nosurrender, antígona, juan 43, marta entrenómadas, carolina, jazzy, estnom...falta alguien?

es un lujo volver a casa y encontrar vuestros comentarios esperándome: gracias, como siempre.
Voy visitando vuestras casas entre desvanecimiento y ducha...esto es el cambio climático?
¡No se puede aguantar!

Tarántula dijo...

Cacho:

Tiempo sin pasar por aquí, pero eres un blog que obligadamente tengo que visitar porque ¡Siempre me nutro contigo, che!


Totalmente de acuerdo: Pero sabes que creo que las OT y los American Idol y todos estos concursos son realmente embacaudores de ilusiones adolescentes de aspirantes a cantantes. La industria es algo más complejo, el packing siempre prepondera y también muchas cosas más.

Qué interesante tema has planteado, pienso, pienso él. Eres polémico, chacho, siempre.

Un beso y siempre contenta de leerte, te admiro.

cacho de pan dijo...

tarántula: una arañita de tejido muy apreciado...
gracias por pasar; como imaginarás, a mí me hace feliz ponerte contenta.
Me encanta lo de ¡ché, Cacho!: estaba implícito en el nombre del blog. Abrazotes.

Darth Tater dijo...

No permita que el calor lo enerve, cacho. Sigo su comentario donde Luc y me doy cuenta que un espíritu multibloguero como usted vale la pena. Tome una toalla, mójela y pásela por su cara y cuerpo para aliviar el calor. Si esto no ocurre, nada como una buena cerveza helada a las 6 am. ¡Y siga multiposteando!

cacho de pan dijo...

gracias, darth
pasaré a verlo cuando me despierte,
ahora tengo sueño nuevamente y voy a aprovecharlo...