domingo, abril 12, 2009

Madrid, Madrid, Madrid (segunda parte)










































¿Queda algo por decir de mi corta visita a la capital de España? Poco y nada, salvo explicitar mi gozosa tranquilidad mientras me paseaba por sus calles repletas de gente variopinta, mientras caminaba sin rumbo fijo por sus amplias y arboladas avenidas. Podría recordar también la amabilidad de las cuidadoras del Reina Sofía y su interés por comunicarnos una opinión personal sobre las obras que custodian celosamente, el maravilloso desayuno al sol en la Plaza de la Platería, la algo decepcionante, más que escueta, exposición sobre La sombra -una invención pour la gallerie, sin ninguna trascendencia-, la comida en el bruñido restaurante modernista El espejo y la cena con Leonor Alazraki y Eduardo Mercado en un tan sabroso como pequeño y bullanguero restaurante siciliano de Chueca -¡adiós a la dieta, benvenutta la pasta!-, las copas de vino rojo iluminadas desde un carrito de bebé, obra de la domésticamente imaginativa Eulalia Valldosera, el altercado con un desagradable guardia jurado de las salas Mapfre, dispuesto a amargarme la visita porque entré al edificio con mi inseparable cámara fotográfica en la mano -¿habrá pensado que yo iba a callarme validando su comportamiento, más propio de un portero de discoteca cutre o de una señorita Rottenmayer devenida guardiacárcel?-, y lo gratificante que resultaron un momento después los collages de Max Ernst y los grabados de Picasso. Civilización y Barbarie, catalogaría toda esta experiencia un prócer argentino llamado Domingo Faustino Sarmiento.
¿Debería además hacer un alto sobre los maravillosos mármoles escultóricos de los Leoni y la mediocre restauración del pabellón de San Jerónimo donde están ubicados, o remarcar la puerta vegetal en bronce de la donostiarra Cristina Iglesias, el bien plantado Parque del Retiro, el distinguido barrio de Salamanca, la elegante calle de Claudio Coello...? Supongo que nada de todo esto sería novedoso y, de pretender ser exhaustivo, no podría dejar fuera otras realidades que también golpean nuestros ojos y no son tan satisfactorias. Así que, valgan o no por mil palabras, les dejo algunas imágenes más de mi breve estadía en la ciudad de los gatos.
Todas las fotografías son de Dante Bertini

33 comentarios:

maria poppins dijo...

lindo Madrid!!!!

A mi me fascina el metro IMPECABLE y las Vistillas

Un beso

She (dos) dijo...

¡Me encantó!
¿Sigues sin saber quién soy?

Beatriz dijo...

No sé si quedarme con aquello de "una imagen vale más que ... o decirte que tus palabras me han inundado de imágenes. Obviando lo del guardia jurado, maravilloso recorrido. Saludos pares.

Darth Tater dijo...

Bienvenido pues a la realidad... qué maravillosos días y qué hermosísimas fotos... de los textos me ocupo luego, aunque adivino que son maravillosos.

cacho de pan dijo...

Mary P:
lo del metro impecable me ha dejado pensando. No lo tomé ni una sola vez. Caminé siempre. Lo dices por toda la red o por alguna estación que se llama así?


She:
sigo en la misma...


Beatriz:
revitalizante al menos.
Y hoy me entero que comienza Madrid en Danza en estos días!
Dan ganas de volver. Aún lo del guarda jurado estuvo bien: algo más para contarles. Un beso

Gise =) dijo...

Las imagenes de tu camara me gustan y lo sabes es como ver la ciudad con tus ojos, no los posas donde cualquiera, siempre nos muestras puntos bellisimos...el guardia jurado??? no sabia con quien se topaba...
Amore me repito Madrid desde tu relato es aun mas bella e interesante!!!!!
"Civilización y barbarie" me llevaste de vuelta la cole...
Besukones y a ver cuando te puedo ver y tomarnos un cafe, en B!!!!

39escalones dijo...

Que nadie lea dobles intenciones en este comentario, pero curiosamente, cuando mejor se está en Madrid es cuando se van la mayor cantidad de madrileños posible...
Un abrazo.

dante dijo...

Darth:
me tomas como a las medicinas, en tandas sucesivas. Espero hacerte más bien que mal, no tener contraindicaciones. Como habrás visto, en Lleida le hemos dado el gran premio a una hermosa, aunque durísima, película mexicana.
Se ha visto allí? Un beso

Alma dijo...

Repetiría mi comentario de la entrada anterior pero como me gusta ser original preguntaré: ¿dónde encontraste la figurita del salvador de la patria junto a otros magníficos próceres?. Tus retratos dicen mucho de lo que fuimos y somos.

Beso desde Valencia donde también cuecen habas (con ajos tiernos y morcilla)

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

me encanta el espejo, tanto la terraza acristalada como el restaurnate en si, más por lo que veo que por lo que se puede comer.

cacho de pan dijo...

Gise,
cariño, al fin has reaparecido.
Te supongo ocupada con cosas de verdad importantes -trabajo, amores, familia- pero se extraña tu andadura por estos lares. Besos
Con lo del café: ¡siempre listo!

dante de barcelona dijo...

39E:
no me encontré con esos que tú
estimas poco, salvo en el caso del guardiacárceles devenido guardián a secas. Y la ciudad es tan mayestática que lo cubre todo con un contundente manto de sabia belleza. Un abrazo, y dos

Anónimo dijo...

Un viaje encantador.
¡Qué ganas de estar allí contigo!
Marta L.

Darth Tater dijo...

Diablos Cacho, mira que compararte con un medicamento... en todo caso serías un cocktail, no crees? Me lo llevo de tarea para pensarlo.
Por cierto, la cinta fue premiada aquí también en Mëxico pero no recuerdo que tuviera distribución comercial... de cualquier modo ya me dejaste intrigada, buscaré a verla o bien esperaré a que la editen en DVD (especie de premio de consolación para los que no tenemos la posibilidad de disfrutar cine de adultos en cartelera)... snif...
p.d. esa culpa que dices... sí, me llevo tarea contigo.

cacho de pan dijo...

Alma:
la figurita, encarcelada junto a otros próceres del mundo, estaba en un souvenir de la avenida del Prado...Es mi ojo el que ve, no mi cabeza. Y después crean lazos de conciencia. Un abrazo con habas y morcilla pero sin ajos (soy alérgico)

Gise =) dijo...

Sigo liada con el trabajo y la verdad que ahora bastante ocupada buscando compañero de piso, ya que Ivan se va con su chico y sola no puedo mantener el piso...la verdad super preocupada y moviendome para ver quien puede venir, pero eso no me impide disfrutar de tus escritos aunque llegue un poco tarde...esta semana te llamo y quedamos para el cafe!!!!
Besukones y buena semana!!!!!!!!

el objeto a dijo...

No vi esa puerta de mi admirada Susana Solano, ¿era en el nuevo Prado? qué bueno que suena todo,

querido, hoy nos ha fallado la fiesta, pero nos vemos en breve!

vsso

cacho de pan dijo...

Darth:
me quedo como cocktail, vale. Es menos peligroso y más feliz.
Y mira la peli, está muy bien.


Gise:
espero tu llamado
y también que encuentres un compañero de piso como se debe.

Besos por dos

danteb dijo...

Vanessa:
la puerta está en la ampliación del Prado. Me gusta mucho y hasta tengo alguna foto con la nariz de Chapuis asomando entre sus hojas.
Nos vemos.

Alado dijo...

¡Sé feliz!
Los ángeles te acompañan.

Margot dijo...

Veo que has disfrutado de lo lindo... así me gusta!

Nos hemos cruzado, fijo, en alguna bocacalle, en alguna esquina... jajaja.

henohenomoheji dijo...

Veo que has aprovechado el tiempo.A mí no me disgustó la exposición sobre La sombra. La verdad es que casi resultó un alivio ver -por ejemplo- "La doncella corintia", de Derby, después de los sangrantes lienzos de Bacon.

cacho de pan dijo...

Alado,
agradezco tu batir de alas.


Margot:
en cúal supones?
Atocha, Gran Vía, el Paseo del Prado, Chueca, la Plaza Mayor...
También tienes alas?

Martin dijo...

solo decirte que es un placer el reencuentro (después de un par de semanas). Decirte que sacar un billete a Madrid para encontrarme con Bacon fue lo primero que hice nomás quedar en el paro, necesitaba eso. Tambien decirte que también tuve una desagradable experiencia con un guardia de seguridad en "Une Semanine de Bonté", esta vez con mi pequeña mochila. Será el mismo?...los chicos de la Mapfre se equivocaron de lugar!... y tambien hacerte una pequeña observación, la puerta de la ampliación del Prado es de Cristina Iglesias, no de Susana Solano, como se ha comentado.
Dicho todo esto, te dejo un fuerte abrazo y hasta un próximo encuentro.

Dante B dijo...

Heno:
yo solo ví a los no contemporáneos, pensando que sería la mejor de ambas, e insisto: me pareció algo pobre. Aunque ya estaba muy agotado. Demasiada información visual en tan corto tiempo.



Martín:
(¿cuál de ellos eres?)
gracias por desburramiento. Alguien dijo Solano y me quedé con la copla, cuando en realidad es de Cristina Iglesias. Ya está cambiado, como verás. Supongo que el personajillo, de gran tamaño, debe ser el mismo que trató de estropearme la tarde. ¿Un racista?
Pues no controla. Un abrazo

Fogel dijo...

...Madrid, Buenos Aires, Paris, New York, tanto para ver, y uno se siente tan pequeño y suburbano aquí en Las Dalias...

Un Abrazo Dante.

cacho de pan dijo...

Fogel:
estimado, usted es un astro rey dondequiera que esté, y, sin restarle importancia al enriquecedor vagabundeo curioso, el único mundo que de verdad nos pertenece es nuestra casa, ese lugar que hemos convertido día a día en nuestro hogar.
Un abrazo

Martin dijo...

Martín de segundo nombre, ex tienda de camisetas. un abrazo
Gino

zbelnu dijo...

Valen, valen más que muchas palabras! En cuanto a Rottenmeyer, siempre anda por ahí...

Dante dijo...

Martín,
qué alegría!, y gracias de nuevo por la precisión.
Cómo van las cosas?
Te dejé mi teléfono?
Podría estar bien cafetear algún día de estos. Un abrazo

cacho de pan dijo...

Zbelnu:
Si tú crees que las imágenes hablan por sí solas, ¿para qué
hemos hablado por teléfono?
Una broma. Besos

Raúl dijo...

Pues dígale usted al fotógrafo, al tal Dante, que con sólo sus instantáneas, uno ya puede hacerse un pequeño ideario de lo que ha sido esa pequeña visita a la capital.

Pd.- En especial, me ha gustado mucho la cuarta de las fotografáis colgadas en esta entrada. Dígaselo.

Dante dijo...

Raúl:
gracias de parte de DB, el fotógrafo. Aunque le has hecho crecer la autoestima y ahora dice que ya no me necesita como comentarista.
Una morena y una rubia...muy zarzuelero, muy de Madrid.
Un abrazo