miércoles, mayo 18, 2011

Cada vez que decimos adiós...


Cole Porter, autor de esta canción -chaqueta abierta, pierna cruzada- de paseo feliz por Venecia en compañía de tres amantes amigos...
















Y para terminar, Cole Porter otra vez, aquí solo, en un dibujo del maestro David Levine.

16 comentarios:

Bel M. dijo...

No sólo esta canción, adoro a Cole Porter. Es un amor ciego e incondicional. Gracias por re cordárnoslo. Tal vez haya algún motivo velado para que lo hayas hecho. Si es así, un abrazo cómplice.

Dante Bertini dijo...

BelM:
se parece al mío, tu amor por él, digo.
Siempre tiene una canción que va como anillo al dedo a cierto momento de mi vida. Aquí falta una de las versiones más prodigiosas, la de Annie Lennox, pero ya la había puesto antes en otro blog dedicado a ella en exclusiva.
La razón no es oculta: me despido por segunda vez de alguien, y aunque en principio no es un adiós, duele como si lo fuera.
Acepto ese abrazo, gracias.

Vanina dijo...

Querido Dante,

Yo sé exactamente cómo te sientes. Y el dolor es desgarrador.
Voy a seguir visitando tu blog porque lo adoro pero no voy a compartir tus archivos en el mío, por lo menos por un tiempo.
Este es el unico rincon donde mi alma está a salvo.
Un beso

39escalones dijo...

Últimamente me encuentro a Cole Porter por todas partes. Por supuesto, un gusto mucho mayor que encontrarme en todas partes la basura electoral.
Abrazos.

Dante Bertini dijo...

Vanina,
no entendí, no entiendo, tu comentario...lo siento...¿quieres decir que no volverás por aquí?
Es tu decisión, muy respetable, aunque desearía que no se deba a algo que te ha herido.
Un abrazo

Dante Bertini dijo...

Alfredo,
infaltable y estimado amigo, también yo preferiría encontrarme con el prolífico y talentoso Cole Porter antes que con alguno de los cantamañanas habituales.
Al menos nos reiríamos juntos de tanta tontería supuestamente trascendental.

Vanina dijo...

No Dante, al contrario creo que tu blog esta expresando mucho mejor que el mio cosas que me pasan y que por algun motivo no puedo estar expresando en mi blog.
Así que tu blog es como un refugio para mi en este momento
No me hieres, me sanas porque sin querer tocas fibras que ni yo misma me reconozco.
Un beso

Caruano dijo...

Me gusta mucho la versión de Nina Simone (porque me gusta Nina), aunque también me gusta en la voz de Sarah Vaughan. (¿Viste ya la peli de Woody Allen?. Cole Porter sale al piano en una escena)
Gracias por traernos este precioso tema.
Abrazos.

Dante Bertini dijo...

Vanina:
estoy sensible y algo fuera de mi.
Me alegra lo que me dices, gracias.
Un abrazo



Caruano:
voy a verla esta noche , viernes...
Ya te diré que me parece, aunque CP es de mis predilectos habituales, como Woody Allen.
Un placer que te guste el regalo.

Dante Bertini dijo...

Isabel M,
Caruano:
si les gusta Porter, les recomiendo los dos cedés de Ella Fitzgerald con sus canciones. Insuperable.

el objeto a dijo...

Querido,
cada vez que decimos adiós un trocito del corazón se parte y por otro lado crece y se ensancha,
preciosa foto... sé que la despedida debe costar estos días, te pienso y te vesso,
Van

Dante Bertini dijo...

Vanessa:
quisiera pensar como tú, pero será después, cuando pueda superar el momento de la despedida y todos los rastros, algunos imborrables, de la ausencia.
Gracias por comprender y gracias por esos vessos bizarros.

Lirium* dijo...

Quizás es tarde, pero cuando leí esto en mi reader no pude venir porque estaba en un torrente interno y sabemos que cuando escorpio anda en esos movimientos no tiene abrazos precisamente contenedores.
Hoy, sumamente tranqui y medianamente equilibrada te dejo un fuerte fuerte abrazo, espero que te llegue y de algo sirva.
Te quiero mucho mucho. Cuídese, guapo. Todo se supera y las heridas cicatrizan, por imposible que parezca.

El post? bello como siempre. Hermosa música, hace unos días lloré algunos temas al verlos.
Y a Levine lo conocí aquí por un link que publicaste alguna vez.
Gracias, muchachito, por ser como sos.

Dante Bertini dijo...

Lirium:
conozco muy bien esos torrentes con características demoledoras de tsunami...pasan por casa cada cierto tiempo y hay que acomodarlo todo después, aunque, por suerte o por carácter, las paredes, agrietadas, se mantienen en su sitio.
Gracias por el apoyo, el abrazo reconstituyente y el cariño: llegan con toda su calidez, atravesando el Atlántico y los vientos en contra.
Besos, querida.

mi nombre es alma dijo...

Decimos adiós muchas veces y pareciera que deberiamos estar acostumbrados a hacerlo, y sin embargo, cada vez que decimos adiós (de verdad) se nos escapa un trocito de alma.

Dante Bertini dijo...

Alma:
a veces se nos escapa el alma entera...