martes, mayo 03, 2011

MUERTOS FAMOSOS


Podría decir que estos son días de muertes y asesinatos, pero, ¿acaso hay algún día que se evada de las necrológicas? Tan normal como el transcurso de las horas, las muertes se suceden de la misma manera que lo hacen los nacimientos, sin que nada podamos hacer para detener este proceso.
En los últimos días falleció con casi cien años el escritor Ernesto Sábato. Amargo y contradictorio, el ex matemático que devino celebrado literato y mediocre pintor, desbarató con una última huida varias celebraciones preparadas para festejar su primer, y con toda seguridad último, siglo de vida.
Algo más afortunado que Borges, si bien tampoco logró el Nobel, al menos no tuvo que agradecer como este un Premio Cervantes inexplicablemente demediado.
Autor poco laborioso -confesaba que la escritura no lo hacía feliz, que, por el contrario, lo enfermaba y deprimía- con páginas tan contundentes como las de su Informe sobre ciegos, pequeña obra maestra del terror contenida entre las páginas de su novela más exitosa, Sobre héroes y tumbas, ha dejado de vivir en la que fue su casa durante décadas, una construcción sencilla ubicada en un pueblo con nombre literario y vocación oscilante, entre religiosa y fúnebre: Santos Lugares.
Con menos difusión mediática, ha muerto también Gonzalo Rojas, generoso poeta a quien no llegué a conocer porque su estado de salud no le permitió acercarse a España para presentar un libro en el cual fui responsable, junto a Jorge Chapuis, de la colorida imagen gráfica.
De los asesinatos mejor no hablar. Vivimos en una época pragmática donde las palabras se redefinen de acuerdo a las necesidades de los poderosos que las pronuncian.
Que los dioses se apiaden de nosotros.

Ilustra: calavera pintada de Gabriel Orozco.

15 comentarios:

Gise =) dijo...

Casi me muero al leer el titulo,crei que hablarias de la muerte(?) de Bin Laden y pense que raro.... No habia oido lo de a muerte de Sabato, mi desconeccion de la prensa empieza a preocuparme, hace dias que me entero de los acontecimientos por lo que me cuentan.La verdad me parece horrible lo que se vive hoy en dia y prefiero vivir en mi pasi del nunca jamas... no se si sera lo mejor pero por ahora es lo mas sano....
Besote hermoso!!!!!TQM!!!!

Dante Bertini dijo...

Gise,
tú andas por los caminos de Santiago y yo sigo aquí, anclado a los míos habituales...
Hablar de la muerte (?) del desenmascarado solitario parece innecesario: hay tantos diciendo de todo por allí...
Todos tenemos nuestro país-islote de las maravillas para curarnos del mal del mundo, sólo que algunos usamos más los medios de supuesta comunicación.
Te mando besos.

Vanina dijo...

Todos tenemos nuestro pais islote de las maravillas para curarnos del mal del mundo... y resulta cada vez mas imprescindible...aunque a veces corramos el riesgo de querer quedarnos alli.
Las muertes nos recuerdan la fragilidad de la vida y nos reclama trascender el sueño
Un beso desde Buenos Aires!

Dante Bertini dijo...

Vanina:
creo que el tuyo, tu islote, es particularmente amplio y hermoso, con cielos altos y claros, con lluvias torrenciales y días de pleno sol.
Lo extraño, aunque se que no es inocente y suele engañarnos.
Un abrazo desde Barcelona.

VACACIONES EN ROMA dijo...

La vida misma, el nacimiento y la muerte, como bien dijiste.
Solo pienso que se habla màs de la muerte y no se hacen anuncios sobre los nacimientos, las resurreciones, la vida misma.
La muerte es un hecho del cual nadie puede salir airoso, porque no festejar la vida.?
Comparto tu pensamiento sobre Sabato, algo he publicado en mi blog al respecto.

Un abrazo Dante.

39escalones dijo...

Creo que los dioses nos han dejado por imposibles. Es que a ellos también los inventamos mal; no tenemos remedio.
Abrazos.

Dante Bertini dijo...

V en R:
tiempo de vivir, tiempo de morir, tiempo de festejar, tiempo para llorar...
No todo ha de ser jolgorio, alegría, diversión. Sería pasar por la vida con frivolidad, sin ver toda la diversidad que la compone. Mirando con un solo ojo. Hay tiempos, además, donde la tristeza se encarna, donde los días, bienvenido sea cada uno, nos muestran realidades desgraciadas.
Si no somos conscientes de la muerte y su trascendencia, tampoco podremos ser conscientes de las muchas maravillas de la vida.
Un abrazo, paso a verte.

Dante Bertini dijo...

Alfredo:
a algunos de esos dioses no los pensamos demasiado mal, pero ocupados como estamos en nuestra estúpida manera de vivir, solemos olvidarnos de su existencia.
Un abrazo y otro

Liliana dijo...

Aunque evadamos hablar de lo que habla todo el mundo, déjame decirte que estoy aterrorizada. La barrera del horror se mueve cada vez más allá y la marca la hacen los que mandan. ¡Qué impotencia!

Dante Bertini dijo...

Liliana:
recién acabo de ver Redacted de Brian de Palma, un poco antes había visto el noticiero, ¿qué es fición, qué realidad?
Tiempos oscuros llenos de enceguecedora claridad.
Un abrazo

Vanina dijo...

Tiempos oscuros llenos de enceguecedora realidad... Será así o será que ahora a esta edad vemos lo que antes no queríamos ver porque preferiamos ver la vida como V en R.?

Dante Bertini dijo...

Vanina:
supongo que la fuerza de la vida es tal (¿cómo si no explicarse algunas supervivencias en medio del horror?)
que necesitamos tiempo para comprender y aceptar, si es que aceptamos.

carmen dijo...

Me da la impresión de que los dioses no están por la labor de ayudar a este "pobre" género humano.
Saludicos.

Dante Bertini dijo...

Carmen:
tal vez sean espectadores silenciosos, tal vez se diviertan morbosamente o no sepamos descifrar sus signos.
Quizás ni siquiera existan.
¿Tienes tu página? Me alegro.

mi nombre es alma dijo...

Y es que en este mundo raro es el día en que no muera alguien a quien conozcamos. Es lo que tiene la globalización de la información. Para bien y para mal.