miércoles, julio 27, 2011

corina, oslo, amy winehouse


-Un pez y un pájaro pueden enamorarse, pero ¿dónde construirán su nido?
Lo dice Woopy Goldberg en Corina, Corina, una comedia inocente que resulta no serlo tanto. ¿Cómo podría ser inocente siendo que plantea una relación amorosa, en realidad el lento crecimiento de ella a través del contacto cotidiano y los pequeños (des)encuentros domésticos entre una sensible mujer negra y un joven hombre viudo, blanco y con hija pequeña al que interpreta ese mafioso asesino de ojos claros que se llama Ray Liotta?
Era sábado y me había tirado a dormir alguna película digestiva de la tarde para prevenir posibles cabezazos en una reunión nocturna con comida japonesa y, supuse mal, no menos oblicuas charlas psicoanalíticas.
Me desperté para ducharme y lo hice entre escalofríos. El agua estaba en su punto justo, pero el mundo había girado algunos grados más hacia el horror y la desesperanza.
Noruega, sí, pero también Amy Winehouse: ¡pobre muchacha loca, qué poco le duró la vida! Mientras veía por la tele estropicios variados y cadáveres nórdicos afeando el plácido orden de las calles céntricas de Oslo, no podía apartar de mi cabeza la imagen de la incómoda cantante, ahora ya muerta y, para mí, con las medias rotas.
No podía imaginarla de cuerpo entero, ni siquiera pretendía hacerlo -algo me decía que la situación en que la habían encontrado no sería para nada agradable, muy poco apropiada como aperitivo de mi sushi dinner posterior- sin embargo se me aparecían una y otra vez sus piernas quietas, cubiertas con unas medias largas, calzas en realidad, de tejido grueso y dibujos de colores vivos -calaveras, estrellas, corazones, porros o jeringuillas- profusamente salpicadas de enganches, corridas y grandes agujeros.
Como nunca fue una top-model anoréxica, ni una actriz joven con problemas amorosos, ni una antigua miss en depresión aguda, ni una pobre heredera desgraciada, abundarán los tópicos lagrimeos mediáticos, aunque esta vez nadie dirá, espero, aquello tan resabido de la muñeca rota.
Mientras tanto, los que de verdad la querían, los que amaban su voz especial, ella sí rota con la desgarrada ternura de un viejo par de medias, encenderán una vela en su memoria, escucharán sus pocos discos editados, aumentarán las ganancias de la casa productora.
Pasado algún tiempo -él siempre pasa, inexorable- su imagen icónica se convertirá en póster y película, en chándal, coche o camiseta; será una ilustración más en la Guía Universal de Muchachas Descarriadas.
Y es que la cosecha de mitos malditos nunca se acaba.

Retrato de Amy en técnica mouse por Dante Bertini.

24 comentarios:

Laquée dijo...

Descarriada de qué?

Dante Bertini dijo...

La¿qué?e,
te contesto.
Descarriada: apartada del camino que DEBE seguir.
Cuando se refiere a animales, apartada del rebaño.
Buen nombre el tuyo, sugerente.

Laquée dijo...

Gracias, pero insisto en lo de ¿DEBE?...lo de descarriada suena extraño, no voy lacada, laqueada como un pato, como ella pero...además me has sugerido mi próximo nombre, eso de poner los interrogantes no está mal...

Dante Bertini dijo...

Laqueada de qué:
el debe lo pone el diccionario, no yo. Ellos son los que dan lustre y esplendor, aunque no se si lo hacen con laca.

carmen dijo...

Que sensibilidad la tuya al escribir sobre algo tan triste como la muerte joven.
Me encanta leerte.
Saludicos.

carmen dijo...

Se me olvidó decirte que me gusta el dibujo.
Saludicos.

Dante Bertini dijo...

Carmen por dos:
gracias al cuadrado...jamás pensé que escribiría sobre esta mujer, pero mi cabeza me da sorpresas que el corazón entiende muy bien.

Laquée dijo...

vale...volvamos al camino...el nombre que me pones es sugerente, es lo que realmente pensé cuando me lo puse, pero escrito suena un poco demasiado aristocrático y eso solo ¡DEBE SER IMPUESTO¡ nunca escogerlo libremente, aunque no descarto usarlo de vez en cuando, solo en fiestas...el tuyo viene directo o ha pasado por algún renacimiento?

Dante Bertini dijo...

La que...
más que sugerente, abierto a mil posibilidades.
El mío, y ya lo conté aquí, se debe a un impulso momentáneo. El primer blog, este, me lo regaló una amiga para mi cumpleaños. Cuando hubo que bautizarlo me miró interrogativa y yo le dije: pon cualquier cosa, cacho de pan, por ejemplo.
Después le di un contenido.

Laquée dijo...

me refería al dante...

Dante Bertini dijo...

Laquée:
¡qué torpeza la mía!
Viene de mi madre, enamorada de mi padre, un italiano de Lucca llamado Giovanni Dante.

Laquée dijo...

...si es que a veces nos confundimos entre el yo y mi circunstancia, y si encima el yo es muchoyo o pocoyo, no veas...

Ātman dijo...

Cuando oí lo de Amy supe que obtendría tu adiós. Efímera estrella fugaz, quizás también ella se había enamorado inadecuadamente y no supo o no quiso construir su nido en ninguna parte. En cuanto a tu texto quiero manifestar mi admiración por esa forma que tienes de contar las cosas, escribiendo desde lo cotidiano haces que todo encaje y que las palabras y los pensamientos fluyan con naturalidad. Por último y dentro de las tragedias que nos acechan, quisiera recordar a los angelitos negros que diría Machin, esos que se mueren de hambre en el cuerno de África y que deberían ser tenidos como los mayores protagonistas de la actualidad. Los políticos de los que normalmente renegamos, merecerían nuestro aplauso más sentido si fuera cierto, como dicen las noticias, que ya se han movilizado para detener la catástrofe.
Un abrazo.

Dante Bertini dijo...

Átman,
antes que nada, gracias. Esa forma que dices admirar es la única que tengo y es una suerte que me sirva para contar según que cosas. Estas deben ser tan cercanas a mí como mi gato o mis dolores físicos. Algunas, como en el caso de Somalia, me superan por inmensas, otras por demasiado ajenas. De los políticos ya no espero nada. Es una pena.
Abrazos

Simbad y Arundathi dijo...

¡Hola Dante! Cuando escuché por primera vez a Amy Winehouse, lo segundo fue comprarme un CD de ella, sin saber mucho más, tanto me impresionó su voz. Así es que este fin de semana pude oírla de nuevo, aunque de otra manera.
Tenía una mirada intensa y una imagen, aunque estudiada supongo, algo trágica. O a mí me lo parecía, no sé.
Tengo entre manos un libro que lleva por título "Cut" y habla de estrellas de cine muertas prematuramente. "Nos ahorraron ver su decadencia", dice su autor. Tal vez. La vida también le ha dicho "Corten" a la cantante, aunque había rodado pocas secuencias. A mí me gustaba.
Cariñosos saludos.

Dante Bertini dijo...

S&A:
perdona, pero he decidido sintetizar vuestro nombre...
Qué nombre brutal y sincero a la vez: Cut...¿será el corte del que hablan los psicoanalistas, el gran corte?
Me gustaba la voz de Amy, mucho, aunque después, viéndola en el escenario, me pareció imposible...

Yo prefiero mostrar mis decadencias y los que no quieran mirar que no miren. La vida, a veces, es bella.

Cariños para ti, para vosotros.

Heme Brazo dijo...

Simbad y Arundathi:

Parafraseando a Andés Neuman: "Según un manoseado adagio argentino, desde su accidente, Gardel canta cada día mejor. A Winehouse, por desgracia, la muerte le ha evitado cantar cada día peor". Creo que reafirma tu teoría, ya que su muerte prematura, "nos ahorró su decadencia", baste ver el concierto de Belgrado, recital que ocuparon los medios de información para ridicularizarla y burlarse de su bochorno musical, los mismos medios que ahora la están enalteciendo y que dicen sentirse muy dolidos.

Dante Bertini dijo...

Heme Brazo:
yo prefiero ver mi decadencia, al menos hasta el momento, pero supongo que ella, contumaz suicida -saber los porqués no está a nuestro alcance, si bien pareciera no ser genético- estará satisfecha con su final.
Para esos otros, que en su momento supieron darle el empujoncito justo, ahora resulta demasiado apresurado.
¿Quién le teme a Amy Wine-house?

Tarántula dijo...

hermoso texto sobre Amy W.

pensé, antes de que muriese, que sucumbiría en cualquier momento, se apaga el cuerpo, la voz se calla-

Dante Bertini dijo...

Tarántula,
gracias;
sin pretender ser irónico, aunque tal vez lo sea, el de Amy era un destino cantado.

Gise =) dijo...

te dije alguna vez que me encanta como hablas de la muerte de las personas??? eres capaz de tocar un tema tan temido como cotidiano, que lo es y no dejara nunca de serlo.... Amy tenia una voz diferente, que podia gustar o no, pero siempre mostro esa imagen de niña rebelde, salida de una familia judia ortodoxa de Londres.... no entendere porque sus representantes la undieron con el concierto de Belgrado dejando en descubierto sus ya conocidas debilidades.... me pregunto Hacia falta dejarla en ridiculo tanto????
besotes a montones!!!!!!

Dante Bertini dijo...

Gisella:
dejó de ser un negocio y la clausuraron como a una hamburguesería que da pérdidas...
Peligroso destino ser estrella en tiempos de oscuridad.

Gise =) dijo...

para eso sirve la fama para que te suban a un pedestal y te bajen de un plumazo al menor indicio de perdida...

Dante Bertini dijo...

Gise:
el vértigo, feliz o no, de estar arriba, pareciera que cubre todos los riesgos posteriores.
Y eso que la fama es puro cuento...