sábado, julio 16, 2011

de Tigras y otros animales no menos feroces


Gracias a Diego Sabanés, anoche me invitaron al cine Alexandra para el pase único y semi-privado de una película argentina.
Se llama como el pueblo donde transcurre la historia, La Tigra, Chaco, y Fernando Godfrid, uno de sus dos jóvenes directores, contestó a mi pregunta sobre las características de su obra definiéndola como "muy chiquita". No se equivocaba. Si la comparamos con Avatar o Los diez mandamientos resulta minúscula: pocos actores, en su mayoría no profesionales, escenarios auténticos y ni un solo peso gastado en deslumbrantes efectos especiales. Aunque en realidad no tiene sentido compararlas. Una posada con encanto enfrentada sin ninguna necesidad a un mayestático hotel de siete estrellas.
Se preguntarán si me gustó.
Dan ganas de quedarse por un tiempo allí; sumergido en esos paisajes de ensueño siestero, viviendo una vida real -transparente según Godfrid- entre un puñado de personajes no menos reales, sin guión ni cuento.


Otrosí. Algunos cuantos humanos anónimos -maltrechos, lesos, indignados- hartos de ciertos feroces individuos, han decidido estropearles el disfraz, despeinarles el tupé, sacarles la careta de persona; borrarles de una buena vez y a ser posible para siempre, esa sonrisa dentífrica que se dibujan en la cara cada día, después del afeitado o los afeites.
Utilizando las pocas fuerzas que les quedan, los últimos vestigios de una cada día más desesperanzada esperanza, estos cuantos, los damnificados, acechan frente a los edificios que albergan los "téjeme un maneje" de los bien trajeados y allí los esperan, los individualizan, se les acercan y los cercan, para, después de recriminarles que sean tan indiferentes, tan corruptos, tan (in)felices sin que haya verdaderas razones para que lo sean, increparlos, insultarlos, empujarlos, zamarrearlos, patearles el culo e, inclusive, si la oportunidad se tercia, lanzar algún puñetazo directo a sus rostros rastreros, sin rastros de humanidad alguna.
No, queridos míos, mis desgraciaditos anónimos, que eso no se hace.
Es que no me gusta la violencia. La detesto. Más de una vez -disfrazada de paz, de amor, de democracia o populismo- golpeó a mi puerta, y yo, ingenuo, la abrí de par en par, para comprobar unos segundos después que ahuyentaba a mi querido gato, meaba en los rincones, destruía sin razón las plantas y, por pura aprensión al color rojo, vaciaba de carpas la inocente y muy, ¡vaya!, transparente pecera.
Entiendo que los ahora golpeados se han pasado varias estaciones y ni siquiera pueden escudarse tras el desconocimiento: la Gran Historia Universal les anuncia con fecha, hora y lugar precisos -ya sea desde el Pequeño Larousse, las innumerables mediatecas o la Gran Enciclopedia Británica- los resultados, habitualmente sangrientos, de otros casos de abuso de poder parecidos a estos. Recordemos si no, aunque con notorio gesto de desagrado y ceño adusto, al Dr. Guillotine y su afilado invento para recortar pelucas.

Llegado a este punto de tarantinesco perfil, prefiero olvidarme del mundo exterior, abandonar aquí mismo esta divagación sobre los efectos imprevisibles de la Gran Crisis y pasar con evasiva, displicente actitud, a la otra pantalla casera.
Me espera una película del mismo director de la que supongo claustrofóbica, para mi insoportablemente angustiosa, Buried.
No la he visto y no la veré. Creo que este, su primer largo, es una comedia muy, más que muy divertida, con el guapo y mullido Leonardo Sbaraglia como protagonista. Por aquí al lado, muy curioso que soy, tengo una escena de ella bajada del youtub. Se las dejo, aunque yo prefiero no verla. Me gusta llegar fresco a los filmes, que no me develen el final de los chistes y, no se muy bien por qué, me parece que esta escena contiene uno tan,pero tan grueso, que puede hacernos desternillar de risa.

Los dibujos que ilustran el texto, preciosos, son del Muy Honorable maestro Grandville.

14 comentarios:

39escalones dijo...

"Buried" es muy decepcionante. El reto técnico que supone no puede esconder el tremendo absurdo de su trama, los huecos de guión del tamaño de un portaaviones, y lo ridículo de su premisa. Pero "Concursante" es tremendamente lúcida, no divertida para carcajearse pero simpática. Los discursos de Chete Lera, lo mejor.
Abrazos.

Dante Bertini dijo...

Alfredo:
admirable fidelidad la tuya, gracias.
Anoche vi finalmente Concursante. Encuentro que el cine español no se puede permitir ignorarla. Aunque más no sea por la explicación de nuestro absurdo sistema en pocas palabras y bellas imágenes. Y el elenco: un casting preciso, a la americana.
Mi comentario era irónico. Sabía que de comedia poco, aunque tiene un guión sabroso y por momentos muy gracioso. Para mí, de obligada visión.
La del enterrado no la veré jamás, supongo. Un abrazo

Caruano dijo...

1. Estoy leyendo el Amorimás de tu barra lateral. Un gran regalo. Gracias.
2. Algún día veré La Tigra,... no en el Alexandra, pero quizá pueda verla... no sé, ya me las apañaré. Vi hace poco "Un cuento chino" y la tengo anotada en mi lista de imprescindibles.
3. Qué bueno tu "otrosí". No más nada.
4. Permíteme que no vea el vídeo,pero me pasa como a ti: me gusta llegar fresco a los filmes y salir acalorado, agitado, chorreando (a ser posible).
5. Preciosos los grabados de Granville. Y qué buena crítica la de 39 escalones.
6. Un abrazo.

Caruano dijo...

Olvidé decirte que me gustó mucho, del anterior post, la foto de la calavera de porexpán que adorna el Paseo de Gracia.

Dante Bertini dijo...

Caruano por dos,
gracias.
Como podrás ver los comentarios no abundan y menos aún los cariñosos y detallados.
Debo haber dicho algo inconveniente que asustó a mis visitantes...¿o será que el calor los alejó de la pantalla?
El cuento chino es una delicia. Como tu sandía.

Simbad y Arundathi dijo...

Me gusta tu blog porque me abres caminos.
Así es que, fascinada por los Sres. "Cocodrilo y cuervo con chistera" de Grandville, que tan bien ilustran tus palabras, descubro que hace unos cuantos años adornaron el álbum de Queen "Inuendo". No era tonta la reina.
Otra cosa, "Buried", yo sí que la vi y, el guión horripilante, cierto, pero algo tiene la película y, sobre todo, el director. Si no, no estaríamos hablando de su segunda película que, por supuesto, intentaré ver.
Ya ves que no todos estamos de veraneo.
Te dejo un muy cariñoso saludo.

Dante Bertini dijo...

Simbad y Arundathi:
creo que por razones de salud mental nunca veré Buried, pero te aseguro que Concursante, anterior en realidad a esta, vale la pena, y creo que, más allá de aciertos o fracasos, este señor tiene carrera asegurada en el cine: ojo de cineasta, alma de cineasta.
Grandville es un auténtico maestro del que bebieron muchos caricaturistas porsteriores y no me extraña que Mercury, o sus grafistas, lo hayan elegido para esa cubierta que no conocía.
Una suerte que o estéis de vacances...me sentiría muy solo.
Abrazos

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Me muero de ganas de ver Concursante. La perversidad del sistema tan claramente explicada poco más de 6 minutos.
Ah, te cuento que vi "La culpa es de Fidel" (estoy con más tiempo pero pronto se me terminan las vacaciones), no sé que tan nueva es pero yo no la había visto. La has visto vos? Es preciosa, y la nena que la protagoniza es brillante.
Un abrazo.

Dante Bertini dijo...

Diana,
en ese sentido es una película asombrosa; clara y anticipatoria, ya que tenía el guión terminado hace años y el filme es de hace cinco. Lo hundieron, por supuesto. Estéticamente es buenísimo, rompedor.
La de Fidel, primera noticia. La buscaré en Google. Me gustó mucho Un cuento chino, con un trabajo perfecto de Darín. Te mando besos
Todo bien?

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Todo me indica que Un cuento chino es la próxima que me siento a ver, más todavía si me lo decís. Si ves la de Fidel,(cine francés) decime qué te pareció.
Todo bien, en calma y hasta tratando de escribir. Gracias, querido Dante.
Un beso grande.

Dante Bertini dijo...

Diana,
gracias por el dato;
estuve viendo trailers y comentarios: parece sustanciosa. No se si la encontraré en el videoclub, ya que ahora no tengo al que me bajaba pelis.
Te cuento cuando la vea.
beso

Gise =) dijo...

me gusta el trailer, promete como se dice... pero he notado que en las pelis argentinas, las que he visto ultimamente se esta poniendo un tipo de cine, "silencioso", con muchas imagenes y pocas palabras... quiza mi poca aficion al cine me haga que resulten lentas y soporiferas....
Un cuento chino me encanto, la vi dos veces, creo que me habian quedado detalles... me recordo a las pelis viejas de Almodobar sobre todo la escena de la cena con puchero incluido y el chino soplando el caracu, " que pelo mas liso tiene.... y yo toda la vida estirandolo, jajaajajajajjaja me encanto!!!!!!!
Besotes Dantescos!!!!
PD: ya puesta al dia con vos en tus escritos espero ponerme al dia con vos en las charlas!!!!! T'estimo molt!!!!!!!

Dante Bertini dijo...

Gise,
yo no la recomiendo a cualquiera: es una tigra bastante perezosa y adormilada...hay que ser muy cinéfilo para encontrarle la vuelta, que la tiene sin duda.

La escena de la cuñá en el cuento chino es muy buena, quizás la más graciosa de toda la pelicula, que pasa por momentos de lo más diversos.
Son dos filmes de distinta calaña; demuestran que el cine argentino no para y tiene voces muy variadas.

Abrazos, muñeca

Gise =) dijo...

Si por el trailer de la Tigra veo que es de las quepoco se habla he visto otras que bajo Gustavo pero no reucerdo el nombre, oajala tuviera esa capacidad tuya de retenr los nombre y dorectores de todas o casi todas las pelis que ves, es admirable, pero le preguntare y te cuento a ver si las vistes..... bacione amore!!!!