domingo, julio 31, 2011

entre paréntesis


Arisco, falto de palabras, demasiado ocupado, vago, perezoso, acalorado, introspectivo -pueden poner la excusa más simpática que encuentren- resulta que no tengo ganas de soltar muchas palabras. Termino de armar, diagramar, revisar, corregir, transAtlánticos, mi nutrida antología-listín de poetas argentinos de/en Barcelona. Ha llevado su tiempo y aún faltan detalles, así que, tratando de sintetizar al máximo, de no excederme en las apreciaciones personales, les dejo algunos anuncios-consejo que pueden seguir si es que quieren hacerlo. Son todos de alimento para los ojos; inocentes y poco comprometidos, porque quizás el martes próximo -Oh, bama, Oh, bama, oh bama e, oh bama a- se nos cae encima el imperio... y yo todavía sin nada nuevo que ponerme.
Vi la Elegy de Philip Roth e Isabel Coixet por el canal CTK de Imagenio. Siempre la dejaba para otro momento, nunca decidía elegy(rla), jejé, pero esta vez me encontró desprotegido, con las autodefensas bajas y devoré sus casi dos horas de melancolía en absoluta soledad, sin cosas de picar ni humanas compañías. Las gnossiennes del siempre oportuno Satie, indisolublemente unidas en mi memoria a Louis Malle, Maurice Ronet, El fuego fatuo, ayudan a que el tono general sea gris marengo, muy propio para este verano atípico.
Al comienzo del filme la cámara se pasea por un interior amable, culto, cálido, apetecible, mientras la voz en off del protagonista, el siempre preciso Ben Kingsley, repite una frase terrible de la "malvada" Bette Davis: La vejez requiere mucha valentía. Mi cita no es textual, pero esa es la esencia del asunto. No es un film optimista, desde ya, pero vale toda la pena que nos tira a la cara.
Como si faltaran excusas para lagrimear, ayer, después del temporal que oscureció algo más Barcelona y, ¡vaya desgracia! abatió algunos de esos árboles anónimos que nadie defiende, nos lanzamos a ver Beginners...
(Mientras escribo esto, en una ventana del hotel de enfrente, una mujer madura cubierta con un albornoz rojo fuma un cigarrillo mientras mira distraída hacia la calle, cuatro pisos más abajo. Su expresión asusta. Hace temer que de un momento a otro arroje la colilla sin soltarla.)
...retorno a los Beginners. Es una película con cartel publicitario de comedia ligera, pero yo sabía bien de qué iba la cosa por un buen amigo de Inglaterra, que no la vio pero sí la leyó en los comentarios periodísticos, y además, pensé, si hay un gay de setenta largos involucrado en el asunto y un director sensible al mando de la historia, mejor llevar pañuelos.
Pues sí, alguno...o dos, por si el primero no alcanza.



Cinco actores divinos -incluyo a la madre y al perro Cosmo-Arthur, por supuesto- en una sensible e inteligente disquisición sobre las cosas del querer, la familia, la soledad y las (in)decisiones que tomamos para huir o sumergirnos hasta las cejas en todas ellas.
La vida, en suma, incluyendo, -cómo no hacerlo si se trata de ser serios- ese fracaso final e inevitable al que llamamos muerte (lo lamento, Andrés: no pude obviarla). Si pensamos que la historia, escrita y dirigida por Mike Mills, exquisito dibujante, es autobiográfica, todo adquiere un punto de proximidad mayor, de veracidad insoslayable.

Como no todo han de ser películas, también fui al teatro. Vi, vimos,Todos eran sus hijos, del flaco Arthur Miller, alguna vez marido de la carnal Marilyn Monroe. La puesta del cada día más triunfante actor, dramaturgo y director argentino Claudio Tolcachir es sobria y respetuosa del texto. Que tampoco es para reírse. Estos tipos escribían sobre los problemas de la sociedad desde una ética personal, madura, nada sectaria, no excluyente. Gente rara, molesta, a la que gracias a las supuestas "imposiciones del mercado" y a los modernos elixires de laboratorio, hemos convertido en autores de éxito.
¡Ah!, casi me olvido: el televisivo, mediático, musical Fran Perea -el heredero, Chris Keller, en la puesta de Tolcachir- es un cielo de humildad y entrega.



Foto de Miller-Monroe: Inge Morath.

12 comentarios:

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Hola Dante, quiero ver Begginners! Tendré que esperar que llegue por acá. A mi ciudad vino hace unos meses "Todos son sus hijos", con Lito Cruz en el papel del padre, me la perdí... Supongo que la versión que anda por allá es con actores españoles.
Viste "La culpa es de Fidel?"
Un abrazote.

jnj dijo...

Recojo tu recomendación cinematográfica, que sumo a la que con ella coincide, dada por unos amigos justo ayer.

Mi última grata sorpresa cultural de esta Bcn tan griega en el estío es la de las Luces de Bohemia, en la Biblioteca de Catalunya.

Un abrazo, vate.

Dante Bertini dijo...

Diana,
no pude encontrar "la culpa", tal vez en otro momento, más adelante, aparezca por aquí.
Me gustaría ver la versión argentina de Miller, también de Tolcachir.
No entiendo como no se hacen videos para tevé. Reforzaría las recaudaciones teatrales, siempre algo magras.
Mando repetidos abrazos

Noemí Pastor dijo...

Hola. Yo también fui a ver "Begginners", pero sin aviso previo. No me informé nada sobre la película y sí, creía que iba a ver una comedia, que era lo que necesitaba. Me gustó volver a Los Ángeles y a su lado un poco canalla, que me gusta. Me gustaron, sí, los actores. Esa francesita cuyo nombre no recuerdo es deliciosa, aunque me cansó un poco el recreo de la cámara sobre su rostro divino. Y esa tristeza que no se sabe de dónde viene...
Besos de agosto.

Dante Bertini dijo...

jnj:
reapareces...
¡bienvenido!
Me perdí el Valle Inclán porque tuve un mes terrible. Lo lamento de verdad.
No te pierdas Beginners, gran película sin pretensiones.
Un abrazo para ti también, que vuelvas.

Dante Bertini dijo...

Noemí:
otro reencuentro y otra bienvenida...
yo no esperaba nada demasiado preciso y pensé que sería un remake de la de Nicholson, Mejor imposible...creo que es más dura, sobre todo cuando te enteras de que es una narración autobiográfica de su director-guionista.
La encuentro madura, inteligente, con gente que se parece a algunos de mis amigos, muy cercana.
La tristeza en estos tiempos se descuelga hasta de los árboles.
Ya no tenemos coartadas.
Abrazo, y dos

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Dantito, "la culpa" está en Cuevana :)

Dante Bertini dijo...

Diana:
da en la diana.
Muchas gracias. La buscaré allí y te cuento.

Gise =) dijo...

Ohhh me dejas con ganas de cine, de las dos pelis que mencionas... me pondre manos a la obra para verlas!!!! TE quedas en Barna?? yo ire por Calafell pero hasta el 28 de agosto ire subiendo a Barna podremos vernos y charlotear???
besototes!!!!!

Dante Bertini dijo...

Gise,
pon ojos sobre la pantalla y no canses las manitas, que después de este paseo por mi blog ¡estarás ago(s)tada!
Besos

Gise =) dijo...

Pues ahora desde este post al ultimo que has publicado me pondre al dia mañana, todo el mes de agosto desaparecida me tendre que poner al dia, jejejejejeje!!!!

Dante Bertini dijo...

Gise;
como ya estamos en septiembre, no repito lo del ago(s)tamiento, pero tómalo con calma que tuve un mes muy denso...
Besos, muñeca