domingo, junio 21, 2009

¿Qué hago yo aquí?


Posiblemente porque soy tan poco afecto a las profundidades como a las alturas excesivas -la claustrofobia y el vértigo ocupan espacios bastante notables dentro de mis síntomas- suelo saltar de tema en tema, de situación en situación, sin quedarme demasiado en ninguna.
No es algo que me preocupe.
Para decirlo de forma metafórica: si estoy mirando un cielo atardecido de incomparable belleza y un ángel se posa sin aviso previo en una rama cercana, mis ojos, y también mis pensamientos, abandonan aquellas nubes sonrosadas para ir rápidamente hacia estas alas en reposo.
La escritura y el ordenador están relacionados conmigo, y en mí, de forma muy directa.
Escribo desde siempre aunque sin pretender nada especial, perezosa y pausadamente.
La Gran Literatura exige sacrificios muy variados. No es bueno entretenerse mucho tiempo con otra gente ni acudir demasiado a saraos, vernisages y/o banquetes.
Se hace imprescindible sacrificar los vuelos innecesarios y quedarse en la jaula, picoteando teclas. No puedes bailar ni cantar mientras escribes y el simple hecho de ir al cine, ver un poco de televisión o leer novelas ajenas, puede entorpecer de manera notable tu laboriosa tarea narrativa.
Por el contrario, un post requiere el tiempo justo de tus ganas. Como no cobras entrada puedes decidir cuántas líneas durará el espectáculo. Como no tienes más patrones que tu conciencia, decides si aquel día habrá o no un nuevo escrito en tu página. Además, y esto es un verdadero lujo, puedes elegir desde el formato de tu entrada hasta quién ilustrará visualmente tus palabras. En todo este tiempo, por las mías han pasado, además de una larga lista de artistas plásticos internacionales, fotógrafos tan reconocidos como Diane Arbus, Annie Leibovitz, Irving Penn, Helmuth Newton, Horst P. Horst, Francesca Woodman, Oliverio Toscani o Jean Paul Goude.
Durante una parte de mi vida he trabajado como ilustrador de diarios. En ellos no hay tiempo para la duda ni el arrepentimiento. Te encargan un dibujo hoy y mañana mismo lo ves publicado. Me gusta afrontar ese riesgo, crecer en la acción, aprender con los aciertos y las equivocaciones. Nuestro trabajo creativo se desprende definitivamente de nosotros una vez publicado, nos obliga a verlo con ojos nuevos, ajenos, extranjeros. El blog no sólo cumple esas funciones: tiene también un contador que te dice si hay alguien al otro lado de la línea.
Y llegado a este punto, que en realidad es llegar a ninguno, tomo conciencia de que llevo escrito más texto del que nadie puede leer sin aburrirse. Me despido hasta el próximo post, no sin antes dar las gracias una vez más a todos los que pasáis por aquí, haciendo posible estos ejercicios, ni tan habituales ni tan esporádicos, de comunicación.
Posdata: No sé si este texto, extraído de uno más extenso fechado en junio del año pasado, ya fue publicado aquí. No pude encontrarlo de forma rápida entre mis archivos, tampoco puedo seguir buscándolo y un año después sigue pareciéndome válido como explicación de esta gozosa tarea de bloggear.
Fotografía: archivo Jon Bower.

35 comentarios:

mi nombre es Alma dijo...

Entretenernos y deleitarnos, ¿te parece poco?

Un abrazo de alguien a quien tu contador habrá contado bastantes veces

moreiras dijo...

Pues de puta madre, hago propias tus palabras.
Saludos

Dante B. dijo...

Alma,
GRACIAS en mayúsculas.
No me cabe la menor duda: el porcentaje de tus entradas -y comentarios- merece un cómputo aparte.
Un abrazo del blogger preguntón.

Beatriz dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Me ha gustado "lo de gozosa tarea de bloggear"
saluditos

Dante B. dijo...

Moreiras,

Beatriz:

pues aquí estamos todos, bloggeando gozosamente mientras el cuerpo aguante.

Miroslav Panciutti dijo...

Un post requiere el tiempo justo de tus ganas; en efecto, así es coo yo lo siento. Has explicado perfectamente mi gusto a escribir en este formato internáutico. Un abrazo

Dante B. dijo...

Miroslav,
un abrazo y gracias.
Paso a verte y a leer tus ganas.

Darth Tater dijo...

¡Difícil es que nos aburras con tus textos! Siempre tan a la medida, ¡yo los gozo tanto! Así debería ser el "bloggear" de todos.
Saludos cariñosos, Dante.

arati dijo...

Y hay blogs y posts para los que siempre sen encuentran ganas de leer...

Saludos

Javiera Miraglia dijo...

Quien no ha barruntado sobre esta tarea del blog, quien mas quien menos ha tratado intimamente o publicamente de explicarla...si algun dia necesito palabras maestras para ello, yo se que blogg linkear...ya no hace falta ser un salieri...odio los plagios...habiendo quienes hacen las cosas bien...
Sobre todo me atrajo a mi tu seleccion visual, luego me quedé en los textos pero sos un gran seleccionador de imagenes para ver...yo te sigo.
por otro lado..felicidades por los numeritos...

Dante B. dijo...

Darth Tater,
Arati:

tengo mis habituales, es cierto, y son tan encantadores como vosotros.
Es otra razón para seguir aquí, como hasta ahora. Un abrazo



Arati

Dante B. dijo...

Javiera:
soy muy testarudo con algunos pocos temas que dan vueltas por mi cabeza una y otra vez.
Y soy ilustrador, me divierte, me gusta también como trabajo. Hay tanta imagen, además de las que cada uno puede hacer...
Un abrazo y gracias por venir y comentarlo.

Anónimo dijo...

Me uno a tu forma de pensar.
Carlos B.

M.C.S. dijo...

Dante, parece que varios opinamos como tú. Un abrazo de Montse

Poli dijo...

Para vos 'Se hace imprescindible sacrificar los vuelos innecesarios y quedarse en la jaula, picoteando teclas.'
A mi se me hace necesario venir a diario, leer tus post, los comentarios y tus respuestas. No dejo de sorprenderme con tu capacidad, con las habilidades que te descubro, que a cuenta gotas nos contas.
Hasta el próximo post!
Beso

Makiavelo dijo...

Después de leer el post no se me ocurre otra cosa que darte unas palmaditas en la espalda, y decirte que que no es tan grave. Es un mal común.

Saludos.

Dante B. dijo...

Anónimo que no lo es,
MCS,
agradables coincidencias,
gracias y bienvenidos.


Makiavelo:
deberás explicarme dónde encuentras el mal que me aqueja.
Tal vez mi tono resulta algo quejoso?
No creas que me duele. Intento, precisamente, explicar cómo hago para que esto del bloggear sea una experiencia dichosa.
Un nada maquiavélico saludo.

Dante B. dijo...

Poli:
y a mí me alegra verte otra vez por aquí. Veo que la lectura de mi novela no te ha alejado del blog, que sigo siendo un buen alimento para tu cable a tierra.
Un abrazo para ambos y gracias de verdad.

zbelnu dijo...

Buena defensa del blogueo, para mí que sigo contemplando el abandono...Y bonita foto también

Makiavelo dijo...

No lo veo como un mal, más bien como una experiencia de la que algunos somos complices. Es más sano darle al teclado que andar deambulando mirando escaparates.

Saludos.

Dante B. dijo...

Zbelnu:
no te creas que esta especie de declaración de principios despeja mis dudas en cuanto a la utilidad del blog...cada vez me digo: esta es la última, y aquí estoy. Como tú, supongo.


Makiavelo:
entendido. Sin embargo hay que equilibrar las cosas. A veces no está mal abnadonar el teclado y pasar a otra realidad. Un abrazo.

De Lirium soy dijo...

Hola hermoso! retomo mi ronda de blogs y como siempre me gustan tus palabras... mi covacha es variopinta justamente porque me gustan los abismos y me encanta el vértigo de las alturas y la velocidad...
Te extrañaba muchachito, aunque cuando podía te seguía en el reader... Y sí, esto de bloggear es toda una tarea que si no se hace con placer...
Felicitaciones por las 100.000 visitas... si hubiera llegado a tiempo seguramente hubiera "entrado" luego . Anécdota: verano de ???. Muestra de Quinquela en el Auditorium. Llego con una amiga y habían cámaras, reflectores... esperamos afuera a que se retiraran sin saber que lo que esperaban era la visita 100.000 de la muestra, y claro, ganaron los que sacaron la entrada después de nosotras pero entraron antes... viajes, bonos, regalos... todo lo que hubiera sido nuestro lo ganaron ellos... había algún viajecito de premio aquí, jajá!
Un beso. Y ahora sí, regresaré pronto...

Dante B. dijo...

DEli:
una alegría que vuelvan las tigridias! Como ves, por el momento sigo resistiendo aquí, contra vientos y mareas, crisis económicas y ecológicas, subidas y bajones.
No hay que engañarse con los premios: los perdedores siempre son más.
A mí, explorador doméstico, tampoco me disgustan esas cosas, siempre y cuando sucedan de manera virtual, por usar un término adecuado a este lugar.
Un abrazo a todas.

Fogel dijo...

Existe otro resultado colateral proveniente de tu espiritu creativo, y de las pocas o muchas horas que suelas pasarte escribiendo frente al ordenador, y es la forma (positiva, por supuesto) en que influyes en la obra creativa de otros. los que te leemos nos sentimos impulsados a mejorar nuestros trabajos, a ampliar nuestra visión cosmogónica del universo y a subir un peldaño más en la construcción de un mundo mejor, donde las buenas personas, (tengan estas veleidades artisticas o sólo disfruten del "buen vivir"), sea la mayoría predominante.

Parte de esta ardua y noble tarea se percibe claramente en tu blog

Gracias por todo.

Poli dijo...

¿qué haces tú aquí?
Sencillo, me ayudas en esta etapa autodidacta de educación. En la que por motivos laborales (financieros) trabajo más de lo debido. Me ayudas, me pones textos delante. Pusiste un libro, una intriga, que a diario voy desvelando, que sin dudas de otra manera no hubiese encontrado. Me llevas por caminos que ruborizan mi lectura. Que hacen pensarme, encontrarme en situaciones nuevas. Que haces que siga leyendo. Y que hay de eso sino educación, aprendizaje?
Asique, que qué haces? me ayudas.
Gracias!
Beso

(mi cable a tierra sufre de frío, necesita más que nunca de los carbohidratos de tu pan)

Dante B. dijo...

Fogel,
Poli:

sois la misma persona desdoblada o tengo que creer realmente en que sois dos, ambos tan amables, cariñosos y agradecidos (aunque me cueste asimilar todo lo bueno que decís de mí)?
Dime que soy fiel y me obligarás a serlo, dice Ovidio en su Arte Amatoria. Vosotros me obligáis a ser mejor, más auténtico y espontáneo cada día.
Soy yo el que debe estar agradecido por ello.
Sin interlocutores esto sería un monólogo estúpido, vacío de sentido.
Un abrazo y dos y...

Daniel Rico dijo...

¿Y cuando se va a poder ver por aca tu trabajo de ilustrador...?

No hace falta agradecer... ¿que te podemos cobrar che...?

Saludos y que sigan los exitos?

Raúl dijo...

Vamos, que como se dice en mi tierra; eres culo de mal sinto.

Pd.- Sonrío. Me encantó tu comentario en mi anterior entrada. Cierto es, que vemos lo que queremos.

Bertini dijo...

Daniel:
aquí se dice que es de bien nacidos ser bien agradecidos. Yo cumplo con mis padres dejándolos tan bien como se merecen.
Algunos de mis dibujos están en mi blog gráfico, y otros, más antiguos, en mi web. De ambos sitios hay links por aquí al costado. Un saludo desde BCN.

Dante B. dijo...

Raúl,
minucioso y con buena memoria.
Felicitaciones!
Tengo un culo inquieto, si. Aunque viéndolo escrito suena un poco escatológico.
Un abrazo.

Mary Poppins dijo...

yo vivo de mi distraccion Dante

Y gracias por tus posts, entran en una direccion, giran a la izquierda, se retuercen livianamente, y me despliegan una sonrisa siempre

Gracias

Dante B. dijo...

Mary P.:
por lo que dices de mis posts, me estoy sintiendo como Mary P en uno de sus viajes sin escoba.
Un abrazo

Fernando dijo...

Son muchísimas las cosas que nos alejan de las teclas (de la libreta, en mi caso, muchas veces) y nos privan de este gozo. Lo malo es que, por mi parte, son otros gozos, quizá mayores la causa de la página no escrita.
Elegir entre placeres es un dilema que odio. Pero hay que ser muy, muy afortunado para, en este terrible mundo, sufrir ese dilema.
Abrazos.

Gise =) dijo...

Pues yo como no me aburro de leerte y soy muy tozuda sigo insistiendo en que deberias publicar estos escritos qu ete surgen y que tanto y a tantos nos gustan, es evidnete con 100.000 visitas superadas... "Memorias de mi , mi honesta realidad" seria buen titulo a que si???
Yo intentare con la primitiva, sabes que si me la saco la primer inversión es un libro tuyo , jejeje!!!!
Besukones cariño!!!!!!!

Dante B. dijo...

Fernando:
qué agradables, qué placenteros los gozos sin sombras!
O tal vez no sea así y la sombra esté tan unida al goce como al hombre?
Un abrazo gozoso


Gise:
Querida, te pasaré el teléfono de mi editora, a ver si tú la convences...
Los títulos andarían por allí, aunque tengo uno, inédito, que me gusta mucho. Top secret.
Ah, me ha gustado la prosa sobre el rojo, gracias. Y besos.